Pausa y control

Arsenal-Focus

La diferencia entre ver un partido en directo o hacerlo en diferido es que posiblemente lo veas tras haber leído y escuchado muchas cosas sobre el mismo. Algo así me ha sucedido con la Champions League este martes. Comenté el Atlético de Madrid-Milan en Radio Marca y no pude ver el Bayern-Arsenal hasta esta mañana. Lo hice tras haber leído anoche infinidad de comentarios al respecto, especialmente en lo que se refiere a Mesut Özil, duramente criticado por un amplio sector de la prensa inglesa. Y esperaba una cosa distinta a la que realmente he apreciado en este diferido. En lo que respecta al caso concreto del mediapunta alemán, esperaba un jugador muy errático, cometiendo errores defensivos y perdiendo multitud de balones o fallando pases en los contragolpes gunners. No fue así.

He visto a un Bayern Munich que no arriesgó y con modus operandi distinto al habitual. Tampoco tenía por qué hacerlo: eran ellos los que defendían una ventaja de dos goles y era el rival quien tenía la obligación de remontar.  No fue el Bayern vertiginoso de otras ocasiones, ni tampoco un equipo con facilidad para desbordar en ataque. Pero no perdió lo que quería: pausa y control.

Entendió Arsène Wenger que las opciones de su equipo pasaban por resistir en el tramo inicial, hacer daño en algún contraataque o a balón parado y llegar con alguna esperanza a los minutos finales. Lo hizo seguramente pensando en que asumir riesgos podía dar lugar a un escenario similar al del Etihad o al de Anfield, donde el Arsenal encajó seis y cinco goles respectivamente y donde fue descosido, sobre todo en Liverpool, por la velocidad y verticalidad de los atacantes rivales a la espalda de la defensa. El técnico alsaciano modificó su habitual 4-2-3-1 y optó por ubicar a Mikel Arteta como único mediocentro, Alex Oxlade-Chamberlain y Santi Cazorla de interiores, y Lukas Podolski y Mesut Özil en los costados. Sí, Özil en la banda derecha, con lo que ello implica en un encuentro en el que el rival dispone de casi un 70% de posesión: estar permanentemente en campo propio pendiente de que David Alaba y Franck Ribéry no logren un 2×1 ante Bacary Sagna. Vigilando a Ribéry y Alaba. Así pasó Mesut el primer tiempo.

Özil: 7 pases completados (en 45′)

Rosicky: 13 pases completados (en 45′)

Podolski: 19 pases completados (en 90′)

Oxlade: 20 pases completados (en 84′)

Arteta: 24 pases completados (en 77′)

Rosicky-Arsenal-Focus

Tomas Rosicky sustituyó a Özil (lesionado) en el descanso (Foto: Focus Images Ltd)

Recapitulemos. Özil jugando en la derecha, en un equipo (muy) replegado, sin apenas contacto con el esférico y que, en lugar de poder lanzar a gente por delante (Benzema, Cristiano Ronaldo, etc, en el Real Madrid), tiene a Olivier Giroud jugando de espaldas a escasos metros de su posición. Anoche completó 7 pases y parece que el resto del equipo hubiese completado muchos más, cuando en realidad Rosicky da una docena de pases, Podolski no alcanza una veintena a pesar de disputar los 90 minutos y Oxlade-Chamberlain se queda en 20. Las posibilidades que tenía Özil cuando el balón llegaba a sus botas, siempre en campo propio, eran limitadas: intentar conducir el balón individualmente y superar líneas de esa forma, apoyarse en la presencia cercana de Oxlade y Santi Cazorla, hacer un cambio de orientación de 50 ó 60 metros hacia Lukas Podolski, o bien recurrir a Olivier Giroud, situado de espaldas e incapaz de ofrecer algún desmarque de ruptura. Ni está Theo Walcott, ni el Arsenal cuenta en toda su plantilla con un solo ‘9’ que pueda ir al espacio: ni Giroud, ni Yaya Sanogo, ni Nicklas Bendtner.

Artículo relacionado: “90 minutos de la versión más radical del Bayern”

Foto de portada: Focus Images Ltd
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

4 comments

Hay quien ve las noticias y ve lo que dicen de Özil y se regocija de haberlo vendido. Yo veo el partido y veo lo que hace Özil y me me regocijo de habérselo arrebatado.

😉

bueno amigo, yo soy madridista y no me gustó para nada su venta, porque özil es un genio, irreverente, irregular y con tendencias depresivas, pero un genio. la diferencia es que wenger y el arsenal no son el madrid de mourinho, ni la alemania de löw, y eso mesut lo nota, él es quien se detiene y piensa cuando los demás corren al espacio, él lanza, no empuja, es mejor al primer toque y en velocidad, ahí brilla, no se le puede pedir soluciones con el equipo demasiado estático y pidiendo el balón al pie, ese es el problema de özil, además de la adaptación y todo lo que conlleva ser el mayor fichaje de un club tan importante como el arsenal. simplemente no creo que esté en el mejor momento para brillar, ni física, ni anímica, ni futbolísticamente parece estar cerca de su mejor nivel y eso ante el bayern se nota. gran fichaje y si os llevais a morata…

Yo tambien soy vikingo y jamas lo hubiera vendido. Pero la pregunta es ¿que opina Ozil de haberse ido al Arsenal? Se fue del Madrid para jugar y ser determinante y en el partido que te juegas la vida en Champions, en octavos, no la hueles y te quitan al descanso…

Radolnor9, Ozil se fue en el descanso lesionado, que, de hecho, llevaba lesionado desde el minuto 10.

Deja un comentario

*