La pegada que le faltó a Drmic

Drmic Leverkusen Fuguito 2

Lo reconozco, con Drmic no he tenido suerte. Desde que se destapó como goleador en el Nürnberg, donde anotó 17 tantos en Bundesliga pese a que su equipo terminó en zona de descenso, no le he visto en un partido bueno. Quizás es cuestión de mala fortuna, pero ni en el Mundial, donde se quedó sin marcar, ni en sus primeros meses en el Bayer Leverkusen me ha llamado la atención. Desde que fichó por el club de la aspirina sólo ha sido titular en dos encuentros. Uno, en Copa, contra el Magdeburgo. Otro, en liga, contra el Wolfsburgo. Ante los lobos anotó su único gol con la camiseta rojinegra, pero ese día el Bayer Leverkusen perdió por 4-1.

Contra el Mónaco, Drmic se quedó muy cerca de marcar. Entró en la segunda mitad con el objetivo de romper el empate a cero que presidía el marcador. Casi lo logra. Pero falló las dos ocasiones más claras que tuvo. Por fin pude apreciar destellos de lo que había leído sobre el delantero suizo. En una de sus primeras acciones, dejó un magnífico control orientado para zafarse del zaguero rival, lo que le permitió quedarse solo frente a Subasic. Pero definió fatal. Unos minutos más tarde, protagonizó una formidable conducción que le permitió superar a varios rivales e infiltrarse en el área visitante. Pero disparó en una situación algo forzada. Subasic detuvo su lanzamiento. Se movió, participó y estuvo cerca de modificar el marcador en la media hora que gozó. Pero falló, a diferencia de sus dos últimos encuentros con la selección helvética, en la que no sólo marcó, sino que abrió la lata.

Drmic Leverkusen - Fuguito

Josip Drmic sólo ha anotado un gol con la camiseta del Bayer Leverkusen. Foto: Fugito.

La falta de pegada de Drmic contrastó con el acierto de Lucas Ocampos. El argentino entró en el minuto 70 y anotó el gol que le dio la victoria al Mónaco en el 72′. Metió en la red el primer balón que tocó. Lo metió porque antes Berbatov trabajó muy bien para robarle la cartera a Çalhanoglu y Dirar puso un centro tenso, potente y a media altura, perfecto, para que el extremo argentino marcara a placer en el único remate a portería de los visitantes en Leverkusen. Resulta difícil mostrar mayor efectividad que el Mónaco en esta fase de grupos. Con dos goles a favor, suma dos victorias y ocho puntos. Llega como segundo clasificado a la última jornada, en la que recibirá al tercero (Zenit) en el Louis II y aún tiene opciones de terminar como primero. Su solidez defensiva (1 gol encajado en 5 partidos) es su gran aval. Con Toulalan en el centro del campo para achicar agua y ayudar al joven Bakayoko, competir resulta más fácil. Una vez más, el mediocentro francés fue importantísimo para que su equipo no sufriera en exceso ante un rival que atacó y llevó la iniciativa durante gran parte del choque. No marcará goles, pero sin Toulalan sería imposible comprender cómo el Mónaco sigue vivo en la Champions.

Ocampos Monaco MarcadorInt

Ocampos marcó el gol de la victoria. Foto: MarcadorInt.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*