Perder el balón donde no duela

André Villas-Boas anunció que dejará el Zenit a final de temporada. Foto: Focus Images Ltd.

Roger Schmidt ha convertido al Bayer Leverkusen en una caja de sorpresas. Sus encuentros aseguran goles y ocasiones porque pocos clubes se exponen tanto como los de Schmidt. Línea defensiva arriba, laterales que se incorporan constantemente y muchos futbolistas en el carril central cerca de la frontal del área rival. En este escenario, cada pérdida supone un suplicio, porque el Leverkusen todavía no ataca tan bien como el Red Bull Salzburgo de los últimos meses con Schmidt al frente del equipo austríaco. El exequipo del técnico teutón arriesgaba cerca del área rival, por lo que las pérdidas de balón casi siempre se producían en zonas donde se encontraban varios atacantes del Red Bull Salzburgo. Pérdida, presión inmediata y recuperación cerca del marco rival. Pero se requiere mucho trabajo y paciencia para perfeccionar este estilo. El Bayer Leverkusen lo intenta, pero el camino todavía es largo.

“Si no podemos ganar, al menos debemos sacar las conclusiones adecuadas (sobre el 3-3 en Stuttgart)”, Roger Schmidt.

Roger Schmidt Salzburgo Leverkusen ifcs_media

Roger Schmidt (derecha) ha dotado al Bayer Leverkusen de una personalidad muy particular. Foto:  ifcs_media

Mientras tanto, los errores son los que condicionan el día a día de los hombres de Schmidt, que aprenden a base de meter la pata y perder puntos que parecían ganados. Como ocurrió el pasado sábado, sin ir más lejos, cuando desperdició un 0-3 en el campo del Stuttgart. Sin embargo, la gran amenaza del tercer encuentro de Champions son las pérdidas en el centro del campo. En una parcela mermada por las lesiones (Lars Bender, Gonzalo Castro y Rolfes han sido baja durante varios encuentros), nadie termina de mezclar con acierto la capacidad de robo con distribución de balón. Y el doble pivote va cambiando con tanta frecuencia que no hay una pareja asentada en las últimas semanas. En esa zona entra en juego Danny, un futbolista con la suficiente sensibilidad para leer lo que requiere cada encuentro, recibir a la espalda del centro del campo y lanzar a Hulk y Rondón al contraataque, responsabilidad que compartirá con Shatov si se recupera a tiempo de las lesión que le dejó sin participar en el último choque liguero. Schmidt confía en que Lars Bender se recupere a tiempo para aportar consistencia a una parcela que lo necesita para tapar agujeros. Boenisch también podría ser de la partida.

“Sabemos que siempre empiezan muy fuertes los partidos, pero al final es distinto porque cuando juegas de esta forma es muy difícil mantener el ritmo durante los 90 minutos”, André Villas-Boas.

La amenaza de que el Zenit corra con espacios en el BayArena podría provocar que el Bayer Leverkusen tomara alguna precaución extra. Sobre todo si Schmidt no estuviera al frente del club alemán. Su rígido plan puede someter a su rival por completo durante fases del encuentro o condenar a los locales a correr constantemente hacia atrás. En los rusos, la incorporación de Garay esta temporada refuerza la solidez defensiva de un equipo que no terminaba de competir al máximo nivel en Europa en los últimos tiempos. El fichaje de Javi García iba en la misma línea, pues el español aporta sobriedad al centro del campo, dota al Zenit de equilibrio en una zona clave y no arriesga más de la cuenta con el balón en los pies. Sin embargo, la principal arma está arriba, donde la presencia de Hulk, Danny y Rondón, otro de los futbolistas llegados en 2014, asegura que el Zenit generará alguna ocasión clara de peligro, por mal que pueda jugar. Colectivamente los de Villas-Boas están preparados para el reto que supone visitar Leverkusen. Además, han progresado, lideran la competición doméstica y no pierden un partido oficial desde finales de julio (AEL Limassol). Para mantener la racha no debe perder el balón en su campo.

Alineaciones probables

Bayer Leverkusen vs Zenit - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*