Pilsen, el primer destino europeo del City post-Mancini

El Manchester City de Manuel Pellegrini arranca su Champions League particular en Pilsen. Todo el sector sky blue de Manchester está expectante ante el primer partido europeo post-Roberto Mancini. Será ante el vigente campeón de la República Checa, un FC Viktoria Plzeň que pese a las pérdidas de jugadores importantes en las últimas temporadas mantiene su atractiva propuesta, vinculada indudablemente a la figura de su técnico, Pavel Vrba.

FC Viktoria Plzeň

El FC Viktoria Plzeň es el vigente campeón checo y una de las grandes potencias futbolísticas de la República Checa en la actualidad. Es habitual verlo competir en Champions o en Europa League en los últimos años. No obstante, hasta el año 2008 era casi imposible relacionar a Pilsen con el club de fútbol antes que con la famosa cerveza o con una conocida marca de automóviles. Fue en ese año cuando se juntaron en la segunda ciudad de la Bohemia Occidental tanto el actual entrenador Pavel Vrba como los jugadores Limberský, Horváth, Petržela, Kolář o Rezek, todos ellos procedentes del Sparta Praha y sin apenas logros en sus carreras. Vrba instauró un juego asociativo muy vertical y muy rítmico, y les dio a todos ellos un rol capital en el equipo. Ellos fueron la semilla de un proyecto que creció de forma acelerada. En poco tiempo todos los jugadores mencionados (y otros que llegaron después sin currículo y que acabaron siendo estrellas) se convirtieron en campeones de liga y copa, además de en internacionales con la República Checa –salvo el veterano Horváth, que ya lo había sido de joven–. Conformaron un equipo atractivo que sorprendió en la Fase de Grupos de la Champions League en 2011, pese a coincidir con FC Barcelona y AC Milan.

Desde entonces han ido vendiendo por cantidades suculentas a jugadores importantes, pero la esencia del equipo es la misma. Este verano, una referencia del Viktoria Plzeň de 2011, Petržela, ha regresado al equipo tras una frustrante aventura en Augsburgo, mientras que otra, Darida, ha salido hacia Friburgo. El equipo tiene prácticamente a los mismos jugadores que disputaron la primera Fase de Grupos de la historia del club y con Vrba al mando se mantiene la misma esencia de juego vertical y asociativo: se mantiene el potente juego exterior con laterales de largo recorrido (Limberský y Rajtoral) y volantes de tendencia interior (Kovařík y Petržela) y se mantiene la verticalidad desde segunda línea con Hořava haciendo de Darida en el doble pivote del 4-2-3-1 base y con Kolář en la media punta. Vrba es consciente de que sobre el papel son inferiores a Manchester City, FC Bayern y CSKA, pero tienen equipo y estilo como para complicarle la vida a cualquiera.

Para el duelo ante el equipo citizen el central eslovaco Marián Čišovský es baja por una lesión en un gemelo. El también central Lukáš Hejda (su primer suplente) es duda al retirarse cojeando el viernes en el partido de liga ante el Slovan Liberec (1-1). Se baraja la posibilidad de que Roman Hubník, fichado del Hertha BSC Berlin a coste cero este verano, sea titular en el eje de la zaga junto a Procházka. Es la única posición no definida de un once predecible salvo por la demarcación del ‘9’, a la que optan los eslovacos Bakoš y Ďuriš (ambos pueden adaptarse a la banda) y el checo Tecl.

Manchester City

El fútbol y todo lo que le rodea avanza a tal velocidad que el nombre de Roberto Mancini suena a pasado lejano. Sin embargo, sus últimos meses como técnico citizen y su destitución en mayo comenzaron a condicionar el partido de Pilsen. Mancini, querido por un gran sector de la afición, no logró superar en las dos últimas temporadas la Fase de Grupos de la máxima competición continental. Si bien es cierto que el club no tenía una exigencia o una necesidad “histórica” de superarla, pues eran la segunda y la tercera participación en la Copa de Europa, la exigencia deportiva sí estaba presente y se sustentaba en el nivel de las plantillas confeccionadas por la directiva emiratí. Precisamente, este era el argumento que Mancini utilizó para explicar la última de las eliminaciones. Aunque esta discrepancia no fue el motivo principal, sí sumó a la hora de explicar la salida del italiano. Uno de los objetivos que la directiva le fijó a Manuel Pellegrini cuando se hizo con sus servicios era hacerlo mejor en Europa. El chileno, avalado por las hazañas europeas con el Villarreal y el Málaga, tiene ahora que cumplir con las expectativas generadas. Más todavía con la mejoría del mencionado nivel de la plantilla, consecuencia de los fichajes veraniegos. Para empezar con buen pie son necesarios los 3 puntos ante el FC Viktoria Plzeň. Con ellos Pellegrini lograría superar a bote pronto una primera barrera: nunca el Manchester City ha ganado el primero de sus partidos en esta competición (con cualquiera de sus nombres).

Foto: Focus Images Ltd.

Los sky blues llegan a este encuentro después de dar malas sensaciones en el arranque de la Premier League. El equipo de Pellegrini tiene problemas a la hora de profundizar por el carril central, pues Yaya Touré sigue siendo con el chileno el mediocentro posicional y uno de los fichajes estrella, Fernandinho, a su lado en el inamovible 4-4-1-1, no es capaz de superar los repliegues o los dispositivos defensivos que se le realizan, acordes al nivel que expuso como interior del Shakhtar Donetsk. En el juego exterior, los equipos de la Premier están demostrando saber defender al elemento más innovador de la temporada: Jesús Navas. El único extremo puro de la plantilla ha sido cubierto por, como mínimo, tres oponentes en cada jugada en la que intervenía en los primeros partidos de esta Premier. En el otro costado, la lesión de Silva ha vuelto a evidenciar la liviandad de Samir Nasri como volante. En defensa, las lesiones han causado serios problemas al técnico chileno, y Javi García ha tenido que jugar forzado como central. El City viene siendo previsible y dependiente de lo poco que le funciona: las conexiones centro del campo-delantero que hace el segundo punta (Sergio Agüero o Jovetić), el desdoblamiento de los laterales y el juego directo sobre puntas como Džeko o Negredo, que están alternándose en el puesto de delantero.

Para el choque ante el FC Viktoria Plzeň causan baja el volante David Silva (rodilla), el lateral Gaël Clichy (muslo) y los defensas –lesionados de larga duración– Micah Richards (isquiotibiales) y Martín Demichelis (rotura de ligamentos de la rodilla). La baja que más ha preocupado en el último medio mes ha sido la del central belga Vincent Kompany. El capitán se lesionó (ingle) en la primera jornada de la Premier y, salvo cuando Nastasić también ha estado lesionado, Pellegrini ha preferido cubrirle con el mediocentro Javi García –que ha sufrido fuera de sitio– antes que con Joleon Lescott, central puro que parece contar poco. Ese reajuste parece que acabará en Pilsen, pues Kompany ha viajado con el equipo y Pellegrini se muestra muy optimista con su estado físico y su participación en el encuentro.

Onces previstos en el FC Viktoria Plzeň – Manchester City

1 comments

Cambia a Nasri por Milner y ya tienes el 11 incial, creo que hoy el City debería ganar de forma amplia y sin sufrir y de paso conseguir una victoria en la champions, cosa que hace más de un año y medio que no pasa

Deja un comentario

*