La calma de Valverde entre huracanes de excitación

Valverde Focus

Ni el final de partido más convulso y más agrio hizo que Ernesto Valverde abandonara su habitual tono desdramatizador. El gol anulado en Málaga a Gorka Iraizoz y la acción posterior del posible penalti no señalizado indignaron al entorno del Athletic, pero el entrenador apareció nuevamente moderado pocos minutos después del final del partido cuando habló ante los medios. Un poco de ambas cosas necesitará su equipo para superar la eliminatoria frente al Nápoles: el clamor popular de los alrededores para contagiar y sumar en un choque que se presume igualado y la calma del técnico para no perder la cabeza y medir en cada momento qué requiere el cruce. De inicio, el que tiene que exponerse es el conjunto italiano, y esto ya es una ventaja, por mucho que Rafa Benítez y Callejón mandaran mensajes en la rueda de prensa previa repitiendo que “el Athletic no va a salir al 0-0 ante su público”, como invitándole a dejar espacios y proponer un frenético ida y vuelta ante el que el Nápoles se encontraría mucho más cómodo que frente a una defensa cerrada.

Valverde sólo introdujo en la Rosaleda una variación con respecto al once que empató en San Paolo el pasado martes: Iraola por De Marcos. Su manera de actuar llamó la atención porque contrastó con la de otros técnicos que se encuentran en una situación parecida: jugándose estar o no en la fase final de la Champions League. El Celtic, sin ir más lejos, salió el mismo sábado en Inverness con diez jugadores en la alineación inicial que no habían sido titulares frente al Maribor en Eslovenia. Rafa Benítez había comentado antes de la ida -y lo repitió ahora- que el Athletic llegaba “más preparado físicamente” a la eliminatoria debido a que había podido hacer toda la pretemporada con la plantilla al completo, y sin duda esa elección de Valverde en Málaga viene a confirmar que los bilbaínos se encuentran en un estado de forma óptimo para el periodo del curso en el que estamos.

Esta semana extra le habrá venido bien a Benítez para poder introducir a jugadores que llegaron muy justos a la ida tras el Mundial. Camilo Zúñiga se quedó fuera de la convocatoria la semana pasada y sí está en la de Bilbao. Gokhan Inler, que fue suplente de Gargano, podría acompañar esta vez a Jorginho en el centro del campo, una zona que el club partenopeo ya ha reforzado con De Guzmán y en la que también podría llegar el jugador del Espanyol David López. Y es que cuando el Athletic movió la pelota en San Paolo pareció mejor que el Nápoles, aunque también es cierto que en el tramo final perdió ese control y pudo hasta acabar cayendo.

Con Balenziaga con problemas físicos, desde Bilbao se habla de De Marcos como alternativa si finalmente hay que introducir una modificación en ese lateral izquierdo. Iraola repetiría en el el otro lado, y no es descartable que en caso de que se recupere Balenziaga el que se caiga sea Beñat para que De Marcos adelante su posición y actúe como interior. El carril derecho fue clave en la ida y es probable que Benítez siente a los dos hombres que lo cubrieron en el primer asalto. Insigne fue muy criticado por no seguir a De Marcos en el gol de Muniain y Britos sufrió ante las diagonales de Susaeta.

Alineaciones probables:

Athletic vs Napoles - Football tactics and formations

 

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*