Y mañana Navidad

Neymar Barcelona - Focus

Sucede una circunstancia curiosísima en Can Barça desde hace ya algunas semanas, por no decir meses: parece que el triplete alcanzado el junio pasado, la sanción de la FIFA, una pretemporada poco del gusto de Luis Enrique Martínez y los distintos episodios de lesiones han hecho llegar a una especie de pacto tácito entre plantilla, aficionados, prensa de la ciudad y demás miembros del hipertrofiado entorno azulgrana; mientras no haya una debacle que eche al traste el resto de la temporada, todo análisis futbolístico queda directamente emplazado al 1 de enero.

Con la ventanilla del fútbol cerrada hasta 2016 -el modo ‘supervivencia’ como algunos lo llaman-, el barcelonismo parece poco preocupado por lo que sucede en el verde. Por el contrario, la agenda culé ha sido monopolizada por juicios, delitos fiscales, conflictos diplomáticos con la UEFA, banderas esteladas y el esperpento de de los disfraces en el Coliseum Alfonso Pérez. No es que sorprenda que haya tal cantidad de asuntos extra deportivos… pues no es nada nuevo, lo que sí resulta novedoso es la falta de interés por lo ocurrido en el campo. El ‘ir tirando’ tan poco habitual en una entidad acostumbrada al permanente debate sobre el juego. Así, entre el enigma sobre el grado de parentesco de la mujer de la que Mascherano se acordó y la incógnita por saber cuál era el genial plan que tenía pensada la ‘expedición Halloween’ hay una serie de apuntes futbolísticos bastante interesantes que convendría no quedaran desapercibidos de cara al partido clave ante el BATE Borisov.

Sergi Roberto empató cuando peor lo pasaba el Barcelona. Foto: Focus Images Ltd.
El gran momento de forma de Sergi Roberto ha hecho que se hable del futbolista de Reus como un futurible de cara a la próxima convocatoria de Del Bosque. Foto: Focus Images Ltd.

A lo mejor ‘clave’ es un poco exagerado, pero teniendo en cuenta el calendario que viene por delante, una victoria en el Camp Nou es muy importante de cara a jugar los dos partidos finales ante Roma y Bayer con la mínima presión posible en aras de garantizar el primer puesto. Tras unas jornadas más o menos cómodas, el Barça vuelve a afrontar algunos enfrentamientos complicados: Villarreal, el Clásico o visitar Valencia en Mestalla. Y teniendo en cuenta la escasez de efectivos toda carga intersemanal que se pueda evitar será más que bienvenida por el técnico asturiano. Da la casualidad además que el partido de ida frente al BATE fue uno de los más sólidos y completos en lo que llevamos de temporada, precisamente igual que el 0-2 del sábado pasado en el que el FC Barcelona volvió a mostrar una versión moderadamente satisfactoria.

Neymar y Sergi Roberto

El encuentro frente al BATE en el Camp Nou puede suponer dar un paso más en la confirmación de dos espléndidas noticias no suficientemente celebradas en la entidad azulgrana. Una es la evidente evolución de Neymar, que curiosamente parece estar asimilando una de las mejores virtudes de Messi durante la ausencia de su compañero argentino. Y no, esto no significa que el brasileño esté ‘haciendo de Messi’, pues las características de ambos jugadores son totalmente distintas. Cuando decimos esto nos referimos a que por fin Neymar parece estar puliendo uno de sus mayores defectos de juventud: su toma de decisiones ha mejorado. La ausencia de Leo ha aumentado exponencialmente las veces que el brasileño entra en juego y todo parece indicar que este mayor protagonismo ha funcionado a modo de curso intensivo avanzado de total y plena asimilación de conceptos. Haciendo de ‘10’, el ‘11’ blaugrana ha dado un paso más en esa complicada gestión de los tiempos, el saber cuándo pasar, cuándo encarar o cuándo es momento para hurgar en la brecha.

Bate Borisov Yermakovich Edu Ferrer Alcover
Yermakovich ya avisó en el partido de ida que no quieren sobrecargar de información táctica a los suyos. Para esta vez, necesitarán tener un poco más de profundidad en ataque. Foto: Edu Ferrer Alcover.

La otra fantástica noticia para Luis Enrique es el notabilísimo partido de Sergi Roberto en Getafe, que confirma que el de Reus no solo puede jugar de interior sino que ahora mismo aporta tanto ahí que cuesta no verle en el once titular. ¿Y por qué es tan buena noticia? Pues no sólo porque es una bocanada de oxígeno en un centro del campo extenuado, porque Ivan Rakitic ha dado muestras de no estar ni mucho menos al nivel de finales de la temporada pasada ni tampoco porque no viene mal pensar que se asiente de manera regular un canterano después de 6 años con un Andrés Iniesta que supera la treintena. Poniéndonos filosóficos, la consolidación de Sergi Roberto sería la reconciliación entre dos maneras de entender el fútbol, la evolución de lo que en su día fue el omnipresente estilo que el mismo Pep Guardiola tenía en mente cuando pensó en Cesc Fábregas para comandar este proceso. Por aquel entonces se decía que el actual centrocampista del Chelsea sería el encargado de dar un paso más en el juego posicional del Barcelona para adaptarlo a un juego más dinámico sin perder la esencia. El de Arenys se fue y la historia ha cambiado bastante desde entonces, pero quién sabe si ahora Sergi Roberto podría aportar eso que se mama en la Masía y que tanto añoran los nostálgicos cumpliendo a su vez con el dinamismo y la capacidad de trabajo que tanto gusta a Luis Enrique en el centro del campo.

El regreso de Aleksandr Hleb al Camp Nou

Esta vez sí, tras los problemas musculares que le impidieron poder jugar contra su ex equipo hace dos semanas, ahora Hleb está totalmente preparado para volver a jugar en el Camp Nou. Con 34 años, la estrella bielorrusa admitió que su fracaso en el FC Barcelona se debió a problemas de adaptación generados por él mismo y por una actitud que reconoció no ser la mejor. Más allá del pintoresco reencuentro, el BATE no llega a la Ciudad Condal a verlas venir. Tercero en el grupo con 3 puntos, el conjunto de Aleksandr Yermakovich tiene aún mucho que decir en la pelea por la plaza de acceso a Europa League y es de suponer que habiéndose proclamado ya campeón de liga hace dos semanas, estará exclusivamente centrado en estos tres enfrentamientos. Respecto al partido en Borisov, los de Yermakovich tendrán que mejorar especialmente en la mordiente al contraataque. Sin hacer un mal encuentro, el BATE fue muy plano y en ningún momento dio atisbo alguno de asomarse a la portería de Ter Stegen. Se entiende que poco va a cambiar esto en el Camp Nou, pero quizás la inclusión del citado Hleb podría servir para nutrir de balones a Nikolai Signevich.

A priori, un Barça-BATE en el Camp Nou sería uno de los partidos de más fácil pronóstico. No obstante, el encuentro puede dejar detalles de lo que se puede intuir que va a ser el FC Barcelona en 2016. Ya lo dijo Luis Enrique en sala de prensa: Cuando menos te des cuenta ya estamos en Navidad y habrá pasado la sanción”. Quién sabe si por aquel entonces el técnico asturiano podrá darle a los suyos dos regalos inesperados: el cambio de rol y la mejora de dos futbolistas clave en el próximo lustro azulgrana.

Alineaciones probables: FC Barcelona–BATE Borisov, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

El empate en el Camp Nou se paga a 13,50 euros en bwin

FC Barcelona vs BATE - Football tactics and formations

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*