El último intento de Pellegrini

Pellegrini Manchester City Focus

Manuel Pellegrini concedió en los últimos días sus primeras entrevistas personalizadas desde que llegó a Inglaterra y pareció como si se hubiera estado guardando unas cuantas respuestas de mucho peso para ese raro momento en el que decidió acercarse al entorno y salir de esa burbuja de frialdad que le ha impedido ser amado por los hinchas y los empleados del Manchester City pese a conseguir dos títulos en su primera temporada en el cargo. En la conversación con Pete Jenson (Daily Mail), el chileno dejó algunas perlas que no ocultan su malestar por el trato recibido y lo poco que se le está valorando en el Reino Unido:

“Nuestro título de la Premier no ha tenido suficiente repercusión. No se le ha dado mérito. Todo el mundo habla de que es el título que perdió el Liverpool y no del título que ganó el City. Si Gerrard no hubiese resbalado también habríamos sido campeones. Ese partido acabó 0-2, no 0-1. Y si hubiera sido un empate, aún habríamos tenido dos puntos de ventaja. La gente olvida que nosotros estuvimos compitiendo toda la temporada en cuatro torneos y el Liverpool sólo tuvo que centrarse en uno. Eso es una ventaja enorme. En el Liverpool había muchos jugadores ingleses en el equipo titular y todo el mundo quería que fueran ellos los que ganaran la Premier League”.

 

“¿Que no soy un entrenador de suficiente categoría para el City? Quizá no sea suficiente llegar a semifinales de la Champions con el Villarreal. Y deseo que vaya alguien a Málaga y consiga mejorar lo de alcanzar los cuartos de esa misma competición. Creo que con San Lorenzo superamos todos los récords ganando un título con el que nadie contaba… ¿Que fui un desastre de jugador? Entonces dime nombres de otros desastres de futbolistas que jugaran casi 500 partidos como profesionales durante catorce años de carrera”.

Liverpool Chelsea Gerrard resbalón FocusA Pellegrini le disgusta que la Premier que ganó su Manchester City sea conocida como “la del resbalón de Gerrard” (Foto: Focus Images Ltd).

La entrevista fue concedida dos días antes de la derrota del sábado en Burnley, donde el Manchester City dilapidó gran parte de las escasas opciones de repetir el título de la Premier League que le quedaban. Fue una derrota dura. No sólo porque el rival cuenta con una de las plantillas de menor valor de primera división (es posible que, si no hubieran ascendido con el Burnley, más de la mitad de los titulares nunca habrían sido contratados por un equipo de la Premier). También porque volvió a dejar esa sensación que tanto molesta a Pellegrini: los equipos agresivos, bien organizados defensivamente y con un espíritu colectivo sobresaliente han sido demasiadas veces ya capaces de competirle a su catálogo de estrellas. Al periodismo inglés lo que le molesta es que el chileno salga luego en rueda de prensa y no admita nunca los méritos del rival. Dice que el City tuvo la pelota, que creó ocasiones y que es muy difícil jugar contra un oponente que se centra fundamentalmente en defender y que sitúa a muchos jugadores delante de la portería.

Burnley Manchester City gol BoydLa derrota en Burnley del pasado sábado dejó aún más cuestionado a Manuel Pellegrini (Foto: Focus Images Ltd).

Quizá el problema del Manchester City haya sido la extraordinaria calidad de sus atacantes. Es lo que le permitió ganar la Premier, pero también lo que ocultó sus deficiencias estructurales. Se impuso en muchos partidos en los que la pegada de Agüero, Dzeko o Yayá Touré y el talento de Silva o Nasri fueron suficientes para decantar la balanza. No se le puede negar al conjunto sky blue que prepara bien algunos conceptos del juego ofensivo para generar ocasiones de gol: la clásica acción en la que un media punta que parte desde la banda se va al medio y cuando ha atraído a casi todos suelta el balón para que el lateral (Zabaleta, Clichy, Kolarov) llegue y meta el último pase le ha dado muchos tantos desde que Pellegrini se sienta en el banquillo del Etihad. Sin embargo, el persistente problema de jugar con una pareja de medios centros que piensan más en atacar que en guardar la posición (Fernandinho y Touré) no ha sido aún corregido tras varios meses en los que casi todos los partidos importantes se han perdido en gran parte debido a este déficit. No le ha ayudado a Pellegrini el bajo rendimiento de los hombres contratados en teoría para ser usados en esa demarcación (Fernando esta temporada; Rodwell y Javi García en las anteriores), aunque también habría que estudiar si su aportación no pudo ser mejorada con un poco más de confianza por parte de un entrenador que siempre prefirió a los hombres creativos en el medio por encima de aquellos que le podían dar solidez.

Yaya Touré Manchester City FocusYaya Touré está ya disponible tras perderse el partido de ida por sanción y compareció ayer ante los medios (Foto: Focus Images Ltd).

En realidad, cada vez que le ha tocado jugar contra el Barcelona a Pellegrini se le ha presentado un grave problema que se ha traducido en una especie de indefinición desesperante. Su equipo no está preparado ni para presionar arriba ni para encerrarse atrás. No está acostumbrado a ello porque nunca le toca hacerlo. Jugar ante un rival que quiere el balón más que él le genera una incomodidad asombrosa. Si se echa atrás, acaba cometiendo errores porque sus futbolistas no son disciplinados en lo táctico. Si intenta morder a la salida del rival deja demasiados espacios porque la presión colectiva no la tiene trabajada. ¿Entonces, por qué gana en la Premier? Los adversarios en Inglaterra le tienen tanto respeto a sus hombres desequilibrantes que en muchas ocasiones se meten en su propia área de manera descarada. De ahí que el City no haya necesitado perfeccionar sus transiciones defensivas ni su repliegue. Esas carencias sí se han apreciado cuando se ha enfrentado a rivales contragolpeadores de más calidad (el Chelsea de Mourinho o el Liverpool de Rodgers, que el año pasado con Luis Suárez basaba gran parte de su éxito en las salidas vertiginosas tras el robo de balón). Pero como acabó ganando la Premier, el chileno no se cuestionó nada. Incluso en esas derrotas se fue pensando que el resultado había sido injusto, ya que sus interpretaciones de los partidos dan una importancia descomunal a quién ha tenido más la pelota y a quién ha vivido más tiempo en campo contrario.

A Luis Enrique Martínez se le ha criticado (como a Martino) que haya añadido la variante de la verticalidad al abanico de recursos de un Barcelona menos sofisticado con la pelota ahora que en el añorado juego de posición puro del guardiolismo, pero es indiscutible que esa flexibilidad para darle vértigo a los ataques ante rivales que desatienden la contención en el centro del campo (el Rayo Vallecano, el propio City si decidiera abrirse, el Athletic cuando se puso con el marcador en contra en San Mamés…) ha permitido sacar el máximo provecho de una delantera sin comparación posible en el mundo del fútbol actual si hablamos de capacidad combinativa a alta velocidad agregándole a ella la habilidad extrema de sus integrantes para eliminar rivales en conducción. El problema del City ante el Barcelona ha sido hasta ahora que nunca ha parecido concebido para enfrentarse al Barcelona. Hoy Pellegrini tiene ante sí el último intento de demostrar que es capaz de ingeniar un mecanismo para ello. No sólo se juega la continuidad de su equipo en Europa: también la suya propia en el banquillo del Etihad más allá del verano.

Vídeos de análisis:

El Barcelona ante un rival abierto como el Athletic

El Barcelona ante un rival con buen repliegue como el Málaga

El Barcelona ante un rival sin posesión pero no encerrado (Levante)

El Barcelona ante un rival con cinco atrás (Eibar)

Alineaciones probables:

FC Barcelona vs Manchester City - Football tactics and formations

Altas y bajas:

El conjunto inglés no cuenta con ningún futbolista lesionado. Kolarov, Milner y Fernando, ausentes de la última convocatoria por decisión técnica, podrían tener un papel protagonista ante el FC Barcelona. Yaya Touré, que se perdió la ida por sanción, ya está disponible. Por parte del conjunto dirigido por Luis Enrique Martínez, Sergio Busquets continúa causando baja y será Mascherano el que ocupe su lugar en el mediocentro blaugrana. Dani Alves, Mathieu, Jordi Alba, Andrés Iniesta y Marc-André ter Stegen son otros de los futbolistas que no participaron en la victoria de los culés en Eibar y presumiblemente serán titulares en el desenlace de la eliminatoria. Sergio Agüero, Edin Dzeko, Fernando y Pablo Zabaleta (Manchester City) junto a Dani Alves (FC Barcelona) están apercibidos de suspensión. Gaël Clichy se pierde el choque por sanción.

¡Que el Manchester City se clasifique se paga a 8.00!

 

Foto de portada: Focus Images Ltd.
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

8 comments

En nuestro último podcast de Futbolia Mental https://twitter.com/geryon001/status/578139490952323072 estuvimos más o menos de acuerdo en que ese empecinamiento en el 4-4-2, un sistema que se le da de fábula al Barça, supone un hándicap para que Pellegrini supere la eliminatoria, por más que cuando no tiene nada que perder sus equipos resulten difíciles de atar.

Yo sigo recordando ese 1-1 ante el Chelsea la pasada temporada, en que con 4-3-3 anuló al equipo de Mou.

Año tras año lo mismo, equipos poco o nulamente trabajados y además hay que aguantar que se crea por encima del bien y del mal.
Oyendo sus palabras parece que ha tenido equipos “low cost” allí donde ha estado. Sinceramente me gustaría mucho ver un “entrenamiento” suyo donde se vea si se trabaja la presión arriba, salir desde atrás, bajar a recibir, jugadas a balón parado, etc. o bien hablar con alguien que haya visto algo aunque sea lo mínimo a puerta abierta. Quizás Álvaro de Grado que vive allí. Me da la impresión de que para él el “trabajar” algo significa decir “Oye chavales, mañana presionamos arriba…” o “Vincent tú con Messi…”. Muy rudimentario y muy por encima todo. Es mi impresión desde fuera. Saludos y felicitaciones por esta pedazo de web.

El City es simple y sencillamente una lagrima. Un equipo sin alma y que hoy(por el bien de la Champions) se va a ir a casa.

Si duda Pellegrini es un gran entrenador y que tiene conseguidos éxitos. Pero ya que ha sacado el C.V a lo “Mou” conviene decir que el éxito del Villarreal en 2006 fue magnífico. Además creció y si mal no recuerdo consiguió un subcampeonato de liga con una plantilla ya de un mayor nivel. Después en Málaga no podemos hablar del mismo caso, recordemos nombres de aquella plantilla, Isco, Baptista, Van Nistelrooy, Joaquín, Toulalan, Saviola, Demichelis, Monreal, Buonanotte, Kameni y Willy Caballero, Lugano… Mas alguno como Camacho que sigue a día de hoy, o Santa Cruz que se fue hace poco. Aquel Málaga es cierto que consiguió un gran éxito, pero no iba cojo el equipo. Además yo recuerdo una eliminatoria ante el Lyon inmensa pero contra el Borussia Dortmund es cierto que cayo de una forma cruel y que duele mucho, pero de ninguna manera creo que fuera injusto. Todos mencionamos que el mejor fue Willy Caballero. Entre medias, del Madrid no hablamos. Un muy buena Liga y ya esta. Ahora con el Manchester City estoy de acuerdo en que a su premier quizá no se la haya dado mérito, pero es cierto que existió aquel resbalon, y en Champions lo del City no es solo cosa de Pellegrini. Eso si, siempre que se enfrenta al Barsa, ya no es solo como ha planteado partidos en todos sus equipos (muchas veces doble lateral y cosas así) sino lo que transmite cuando habla sobre los azulgrana.

Deja un comentario

*