Test de estrés en Borisov

Borisov Arena BATE (Griser)

No son grandes bancos. Tampoco son personas agobiadas que hacen cola para tumbarse en un diván. Pero sí son dos equipos que tienen a la vista situaciones complejas de gestionar. BATE Borisov y AS Roma se enfrentan en el Borisov Arena (20:45 CEST, beIN MAX 2) en la segunda jornada de la Fase de Grupos de la UEFA Champions League. El conjunto giallorosso afronta su viaje más complicado de la temporada desde el punto de vista logístico y lo hace plagado de bajas. Inicia en Bielorrusia una serie de partidos must-win sin poder contar con varios jugadores del núcleo duro de Rudi García. Para fortuna del francés, solo uno de esos futbolistas juega en la parcela del campo más importante para su fútbol: las bandas. Eso provoca tensión en sus anfitriones del BATE, pues la Roma le sacó un punto al campeón de Europa atacando por los flancos (1-1 contra el FC Barcelona) el día en el que ellos cayeron goleados (4-1) ante el Bayer Leverkusen. Con la liga nacional casi ganada por décimo año consecutivo –la lidera con 12 puntos de ventaja a falta de 15 por jugarse–, el BATE tiene que afrontar una ardua tarea en este encuentro: volver a hacer valer su resistencia defensiva para competir en Europa y recuperar el crédito perdido en el continente en las últimas dos temporadas. La afición amarilla desea convertir a la Roma en la primera gran víctima europea del nuevo estadio justo en la semana en la que se cumplen 3 años del histórico triunfo en Minsk sobre el último Bayern campeón de Europa.

Las bandas de la Roma

Iago Falque, Edin Džeko, Francesco TottiKevin Strootman, Seydou Keita y Antonio Rüdiger componen el parte médico de la Roma esta semana. A excepción del veterano capitán Totti, todos son futbolistas titulares en el equipo de i lupi en este imperfecto arranque de temporada (sextos, a 4 puntos de los colíderes pese a sus dominios con y sin balón). Lo largo de la lista genera estrés a unos hinchas romanistas que piden ya varias victorias consecutivas. Pero, pese a la presión y a lo lleno de la enfermería, el juego de ataque de la Roma puede mantenerse a orillas del río Berézina, aun con las bajas, pues solo hay un lastimado al que echar en falta para la principal vía de ataque del equipo: Falque. El factor común del resto de lesionados es su ubicación en la parte central del campo, con lo que sus ausencias restan al subcampeón de Italia pero no lo reducen a su mínima expresión. El motivo es que el juego exterior es la principal arma de la Roma. Y probablemente figuren en el once de Borisov los 4 futbolistas más punzantes y explosivos disponibles para los flancos giallorossi: el veloz extremo egipcio Mohamed Salah, su homólogo marfileño Gervinho, el lateral zurdo Lucas Digne y el interior reconvertido a lateral derecho Alessandro Florenzi. Con estos hombres basta para iniciar y concluir jugadas por los costados en un partido en el que se prevé que el BATE ceda la posesión para replegar. La rapidez por las bandas y el desborde en conducción serán fundamentales para la Roma frente a un campeón bielorruso que espesa a su rival cuando juega compactado.

Gervinho Roma - Focus
Gervinho será uno de los atacantes de banda de la Roma en Borisov. Foto: Focus Images Ltd.

La escuadra de Aleksandr Yermakovich deberá ejecutar planes especiales de contención por las bandas, pues en Leverkusen solo se apreció un conato de achique lateral en los primeros minutos de juego. En su perfil izquierdo, el BATE contó con un lateral con demasiado ímpetu ofensivo para el plan de repliegue como el serbio Filip Mladenović y con un volante con tendencia a bascular en exceso como Mikhail Gordeichuk. Si en este flanco no hay una vigilancia mayúscula, Florenzi (o Maicon en su defecto) podría empezar fácilmente una carrera que continuaría Salah con metros para recorrer ante una salida precipitada de Mladenović, quien tiende a adelantarse. No obstante, también el BATE deberá endurecer su defensa por la derecha. En el BayArena, el volante Igor Stasevich pecó de insolidario, exponiendo al lateral Denis Polyakov y al pivote Dmitriy Baga cerca del área propia. Digne podría beneficiarse de la pasividad defensiva de su par y conectar con Gervinho para que este encare y avance rápidamente hacia el área.

Un BATE replegado

Sin medidas de protección especiales, el BATE podría sufrir estrés por los flancos. No obstante, que la Roma llegue a los tres cuartos de campo no implica que siempre genere peligro. A eso se aferran los hombres de Yermakovich, que deben mejorar la concentración defensiva en su previsible plan de repliegue. Muchos de los fallos de la goleada en Leverkusen –en la que 2 goles llegaron en los primeros minutos de cada parte– se produjeron por detalles aparentemente nimios, como tropiezos o desvíos accidentales; corregibles con una mayor mentalización. En este sentido, es de especial interés conocer quién será la pareja de Baga en el doble pivote del 4-2-3-1 tipo del BATE. El también mediocentro Illya Aleksiyevich estuvo desconcentrado y desubicado en la primera jornada del grupo de Champions, lo cual podría ser aprovechado ahora por un Miralem Pjanić ducho filtrando pases verticales entre líneas. El internacional bosnio viene de influir mucho en el pasillo central en el último partido de su Roma frente al Carpi (victoria 5-1), con lo que puede representar un plan B para deshilachar el tejido defensivo del BATE. Teniendo en consideración que el 4-3-3 tipo de la Roma tiene un centro del campo escalonado, porque el interior izquierdo Radja Nainggolan no es un jugador tan ofensivo como Pjanić, Yermakovich podría minimizar la amenaza del ex del OL invirtiendo su doble pivote. Así, Baga, el mediocentro más fiable (y que ya jugaba en el mejor BATE de Goncharenko), protegería a Pjanić y Aleksievich quedaría emparejado por un centrocampista más lento, corpulento y controlable como Nainggolan. Sobre el papel, es una medida más útil que la de sustituir al propio Aleksievich, pues los reservas más avalados por el entrenador del BATE para esa parcela son más creativos y profundos (Aleksandr KarnitskiYevgeniy Yablonskiy); útiles en liga pero demasiado ofensivos para el contexto europeo.

Bate Borisov Yermakovich Edu Ferrer Alcover
Aleksandr Yermakovich busca la segunda victoria de su carrera en la Fase de Grupos de la Champions League. Foto: Edu Ferrer Alcover – todos los derechos reservados.

Las convocatorias dejan claro que el argentino Juan Iturbe ejercerá de falso ‘9’ en la Roma. Es un rol que conoce aun sin ser el más apropiado para sus cualidades. Las bajas de un ariete puro y espigado como Džeko y de un emblema al que, en caso de que se pueda, hay que darle la pelota como Totti tienen una doble lectura. Por un lado, la Roma no tiene en Iturbe un referente claro y tanto Salah como Gervinho pueden ser más independientes en los últimos metros, sin tener que servir centros por obligación o por inercia. Pero por otro lado, la Roma pierde a la figura del delantero puro e introduce a Iturbe entre las compactas y asfixiantes líneas del BATE, que ha demostrado saber replegarse bien en anteriores Champions. El joven argentino podría ser acorralado por el doble pivote bielorruso y por los correctos centrales Nemanja Milunović y Kaspars Dubra. Si Salah y Gervinho son bien bloqueados por los de Yermakovich y si Pjanić se queda sin línea de pase ante el cuadrado que forman los medios y los centrales del BATE, las posibilidades de puntuar crecerán para el combinado exsoviético.

El empate sería el marcador más factible en ese escenario, pero el poder de frustrar al rival podría motivar al BATE para estirarse y buscar un gol que haga caer a la Roma. Los planes de ataque en el contexto continental son reducidos en este BATE y pasan en este partido por el juego directo sobre el delantero suplente: Mikalay Signevich. El titular Vitali Rodionov está lesionado y el otrora mediapunta del FC Barcelona Aleksandr Hleb es duda por problemas físicos. Será fundamental para los intereses amarillos que Signevich aproveche bien los envíos largos para que, bien con él o bien con Stasevich o Gordeichuk, deriven en una segunda jugada por los dominios de Daniele De Rossi. El internacional italiano podría repetir como central por la lesión de Rüdiger. Si esa situación se da, los apoyos de emergencia del rocoso mediocentro William Vainqueur serían fundamentales para no poner en peligro una portería cuyo ocupante podría ser Morgan De Sanctis pese a la recuperación de Wojciech Szczęsny. El polaco ha viajado tras recuperarse de la dislocación de un dedo sufrida ante el FC Barcelona, pero el experimentado De Sanctis viene de parar un penalti ante el Carpi y de mostrarse más que capacitado para proteger el arco giallorosso pese a su edad (38).

La victoria de la Roma se cotiza a 1,75 euros en bwin
Alineaciones probables en el BATE Borisov-AS RomaAlineaciones probables en el BATE Borisov-AS Roma.
Foto de portada: Griser.
Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos solo a mayores de 18 años.

Related posts

Deja un comentario

*