Águilas o aves fénix

Enzo Pérez Focus

Al oeste de Lisboa es costumbre ver águilas que vuelan con majestuosidad. Surcan el cielo del lado rojo de la ciudad y hacen sentirse felices y orgullosos con ello a buena parte de sus habitantes. No obstante, estos ansían comprobar que lo que unos rusos abatieron allí en la última noche europea no eran águilas sino aves fénix. “Su mote y figura son muy parecidas a las del águila, y sus plumas en parte doradas, en parte de color de carmesí”. Así describía un escéptico Heródoto al fénix en sus Historias, citando a sacerdotes egipcios. Ambas aves pueden confundirse, pero (según la mitología) se diferencian con el paso del tiempo. El ave fénix renace de sus cenizas; el águila, no. Ha llegado el momento de comprobar qué eran los animales alados de aquella noche de septiembre. Hoy reabre sus puertas en Europa el lugar de los hechos, el Estádio da Luz. El SL Benfica comparece para renacer o para certificar su muerte. Su destino depende de cómo actúe ante el AS Monaco de Leonardo Jardim, un domador de leones que vio muchas águilas cerca de su antigua fortaleza verde y que sabe distinguirlas a kilómetros de distancia. Desde las 20:45 CET, el Benfica puede revivir en el apretado grupo C de la UEFA Champions League con una victoria. Pero también puede quedar eliminado con una derrota si el Bayer 04 Leverkusen triunfa en su campaña de San Petersburgo. Hoy se resuelve en Lisboa la duda entre águilas y aves fénix.

Posible guion: el Benfica ante un Monaco replegado

A pesar de la actitud agresiva del Monaco en el Petrovsky hace un mes, es previsible por el contexto, por el calendario y por la presión alta que caracteriza al Benfica que el equipo de Jardim se repliegue sobre el césped de Da Luz. Partiendo de esta premisa se configura un escenario de partido en el que el Benfica asume la posesión de balón y propone. El equipo de Jorge Jesus es, desde la salida de Matić, un equipo que prioriza el juego exterior y que, en consecuencia, prefiere que sus laterales y sus volantes marquen las diferencias. Sucede que, ante equipos replegados en campo propio, esta vía de ataque fuera-fuera resulta lo suficientemente previsible como para no ser primera opción. Máxime en un partido como el de hoy, para el cual no está disponible el lateral de mayor recorrido de la plantilla, un Eliseu lesionado en un entrenamiento el pasado jueves (rotura del 5º metatarsiano del pie izquierdo). La alternativa es darle galones a Enzo Pérez y apostar por el juego interior. O, al menos, en la creación de juego en el carril central. El interior argentino asume en estos contextos el rol de primer pasador. Inicia las jugadas ofreciéndose de forma solidaria a los centrales o recibiendo del mediocentro, que hoy será el internacional griego Andreas Samaris. Tras ello, se gira y avanza con su característico coraje hacia cancha rival. Hasta que ve un hueco y pasa el balón. O bien al mediapunta Talisca para que la jugada acabe también por dentro o bien a sus compatriotas de los flancos del 4-2-3-1, Nico Gaitán y Eduardo Salvio, que demuestran por qué son los jugadores más desequilibrantes del Benfica actual con sus internadas en el área.

Enzo Pérez FocusEnzo Pérez esquiva una falta para seguir conduciendo en un partido ante el FC Porto. Foto: Focus Images Ltd.

Para impedir la gestación de juego del Benfica, Leonardo Jardim seguramente opte por organizar a su equipo en el ya habitual 4-3-3 escalonado. El técnico portugués puede recuperar este dibujo después de que João Moutinho, lesionado en un hombro en el primer duelo ante los encarnados, reapareciese el viernes ante el Reims (1-1 en el Louis II). Con este sistema Geoffrey Kondogbia podrá mostrar una vez más cómo está transformándose en mediocentro al patrullar el área de influencia de Enzo Pérez. Simultáneamente, el líder del Monaco sin balón, el elegante Jérémy Toulalan, intentará evitar –como hace 13 días– que el joven Talisca se ofrezca al doble pivote. Los volantes monegascos, que probablemente sean Yannick Ferreira-Carrasco y Lucas Ocampos, han mejorado ostensiblemente su rendimiento defensivo en las últimas semanas, con lo que su ayuda a los laterales se puede sumar a la que ya dan los interiores cuando el Monaco cierra las bandas. Con este planteamiento, el Monaco podría presentar resistencia en Lisboa. Si a Toulalan no le afecta su despiste en el gol del Reims y vuelve a atar a Talisca, los rojiblancos se mostrarían sensibles –sobre el papel– ante solo dos tipos de acciones. Por una parte, ante recepciones meritorias de Gaitán o de Salvio a la espalda de Toulalan por despiste propio (los más proclives a la equivocación en defensa, por sus características, serían Moutinho en un costado y Uwa Elderson Echiéjilé en el otro). Por otra parte, una pérdida de control puntual de Ricardo Carvalho o de Andrea Raggi en la vigilancia al ariete Lima. Del brasileño y, sobre todo, del dueto argentino dependerán gran parte de las ocasiones del Benfica.

Transitar sin Berbatov

El AS Monaco ha viajado a Lisboa sin Dimitar Berbatov. El delantero búlgaro recayó de su lesión en los músculos aductores en el Monaco-Benfica de hace dos semanas y, durante su ausencia, se han hecho varios experimentos en el frente del ataque. Su sustituto natural, Lacina Traoré, no fue capaz de concretar bastantes ocasiones de gol en la visita al SC Bastia hace dos semanas (1-3). Un segundo punta adaptable como el joven (18) Anthony Martial no estuvo acertado de cara a portería en el partido ante el Reims. Y, en contraposición, el también segundo delantero Valère Germain lideró eficazmente las transiciones en Córcega y fue nombrado MVP por la afición monegasca del duelo del viernes por su completa exhibición ofensiva sobre el césped. Sus méritos invitan a pensar que será el referente del ataque en el Monaco hoy, pero también lo hacen sus características: es un atacante muy móvil, muy rápido y escurridizo con el balón en carrera. Lo suficiente como para complicarles el partido a dos centrales físicamente portentosos como Luisão y Jardel, recién recuperado de lesión. El marsellés es, aparente, la mejor opción de las disponibles para Jardim por lo visto hasta el momento. Su tendencia a caer a los costados podría llevarle a recibir balones (largos o no) en el área de influencia de un Samaris que ya ha sorprendido por su flaqueza en partidos como la visita del Zenit.

Valère Germain Monaco FocusGermain se ha ganado con su gol en Bastia y su partido ante el Reims (foto) suplir hoy a Berbatov. Foto: Focus Images Ltd.

Ferreira-Carrasco y Ocampos tendrán que esforzarse para seguir a Germain en los contragolpes y en las transiciones. Ya no solo por su solidaridad defensiva sino también por la dificultad que tendrán para pisar área ante los laterales benfiquistas. Con Eliseu fuera de la convocatoria, lo más probable es que el mediocentro André Almeida recupere su vieja demarcación de lateral izquierdo (como el viernes en la victoria ante Rio Ave por 1-0). Su comprensible sobriedad en fase ofensiva le hace ser más sólido cuando los encarnados no tienen la pelota. A esto se le suma la moderación progresiva de Maxi Pereira, mucho menos ofensivo que el de la temporada pasada. El internacional uruguayo deja desprovisto en bastantes ocasiones a Salvio en aras de proteger el área propia, lo cual dificulta que volantes verticales y dinámicos como Ocampos o Ferreira-Carrasco profundicen por su zona. Jardim probablemente apueste por ambos porque son, junto al tocado Nabil Dirar (gemelo), los atacantes menos horizontales de la plantilla. A ambos les acompañarán en algunas jugadas de ataque los laterales, quienes probablemente tengan menor importancia táctica que en partidos anteriores pese a la clara prevalencia del juego exterior de Jardim.

Esta afirmación se basa en parte en lo contextual: el calendario no deja excesivo margen para corregir una derrota en Da Luz como sí lo hacía cuando visitó el Petrovsky. No es muy rentable repetir la arriesgada y agresiva puesta en escena de aquel encuentro, con centrales abiertos a bandas y laterales adelantados que, como el viernes, se pueden apoyar en un centrocampista para zafarse de la presión. También se basa en el hecho de que el lateral izquierdo titular, Layvin Kurzawa, ha entrado por primera vez en 2 semanas en una convocatoria tras contusionarse un gemelo antes de visitar Bastia. Su condición física y el gol que le marcó al Reims su sustituto, el internacional nigeriano Echiéjilé, hacen que tenga pocas opciones de ser titular. Echiéjilé tiene un retorno defensivo ligeramente peor, con lo que al Monaco le resulta arriesgado salir jugando la pelota con él o con Fabinho por temor a pérdidas ante jugadores como Gaitán y Salvio. Teniendo todo esto en consideración, lo más comprensible sobre la base de los precedentes es que el Monaco repita el planteamiento ofensivo de su visita a Bastia. Esto es, juego directo sobre los atacantes, desplazamientos largos servidos por el mediocentro y transiciones que castiguen al Benfica, adelantado por la inercia de quien necesita ganar.

Monaco Ferreira Carrasco FocusFerreira-Carrasco, diestro, podría volver a jugar en la derecha como ante el Bayer Leverkusen. Foto: Focus Images Ltd.

Otras cuestiones de interés

→ A pesar de que el internacional brasileño Júlio César ocupó la portería del Benfica ante el Rio Ave este viernes, lo previsible es que Artur Moraes vuelva a situarse entre palos en la noche de hoy. El veterano arquero ex de la Roma ha dado muestras de confianza que hacen pensar que se ha repuesto de su mal arranque de temporada.

Andrea Raggi ha sabido aprovechar la ausencia por lesión del central tunecino Aymen Abdennour para asentarse en el once inicial monegasco. Además de su físico (187cm) y de su salto, que le hacen valioso a la hora de despejar o de rematar faltas y córneres, ha mejorado en las coberturas y yendo al suelo. Su vigilancia a Lima será, al igual que lo fue hace dos semanas, un examen importante que le puede dar más crédito ante Jardim. Sus homólogos benfiquistas, Luisão (193cm), Jardel (192cm) y César (190cm), son centrales altos que se caracterizan por su buen remate de acciones a balón parado. Su presencia en el partido de hoy hará más significativas las acciones de falta o córner.

→ Además de los mencionados Eliseu y Lisandro López, el SL Benfica no dispone de los lesionados Ola John, Sílvio y Ljubomir Fejsa. Tampoco puede contar con el exvalencianista Jonas Gonçalves ni con el ya recuperado Miralem Sulejmani, no inscritos en la competición. Gaitán sintió molestias tras el partido de liga del viernes ante el Rio Ave, pero ha entrado en la convocatoria de Jorge Jesus y probablemente sea titular en el encuentro de hoy. De no sentirse capaz, el preparador de Amadora podría darle la titularidad a Bebé o a Pizzi. De igual modo, si Jardel (recién salido de lesión) no se encontrase lo suficientemente bien para jugar, Jorge Jesus podría cubrirle con el joven y espigado central brasileño César.

→ Además de Berbatov, el Monaco tiene en la enfermería al central asturiano Borja López por una lesión de rodilla. Con Moutinho repuesto de su lesión en el hombro y con Toulalan recuperado de un virus intestinal (jugaron 30 y 90 minutos el viernes, respectivamente), las dudas del once de Jardim se encuentran en la delantera. Germain opta al puesto de atacante central al igual que otro falso ‘9’ como Martial y que un ‘9’ puro como Traoré. Con los problemas musculares de Dirar, lo previsible es que Jardim opte por colocar a Ferreira-Carrasco y a Ocampos en las mismas demarcaciones que en el primer partido del grupo ante el Bayer Leverkusen. Bernardo Silva, titular ante el Reims, probablemente vuelva al banquillo por lo horizontal de sus movimientos y lo previsible que puede hacerse jugando de inicio ante André Almeida y cerca de Samaris. Su capacidad para agitar partidos (como ante el Bayer Leverkusen) puede convertirle en candidato a entrar en la segunda parte.

Alineaciones probables en el SL Benfica - AS MonacoAlineaciones probables en el SL Benfica-AS Monaco. Infografía: Share My Tactics.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*