924 días después

Witsel Hulk Zenit Kristina Korovnikova

924 días. Ese es el tiempo que ha pasado desde que el SL Benfica frustró el sueño del Zenit de estar entre los 8 mejores equipos de Europa por primera vez en su historia. Era un 6 de marzo de 2012 cuando Maxi Pereira y Nélson Oliveira marcaban en los descuentos de la primera y segunda parte, respectivamente, para remontar en Da Luz el 3-2 que obtuvo el Zenit en el Petrovsky. Desde esa noche, el Zenit clama venganza contra unas águilas que les impidieron ser el tercer equipo ruso en toda la historia de la Copa de Europa en alcanzar los Cuartos de Final tras Spartak (1981, 1991, 1996) y CSKA (2010). Dos temporadas después, ambos equipos vuelven a enfrentarse. En ese tiempo, y pese a no volver a superar un grupo de Champions, Jorge Jesus se ha consolidado tras dos subcampeonatos de Europa League y tras varios títulos domésticos con plantillas que varían en cada mercado de fichajes. Mientras, en el lado ruso se acabó la era Spalletti y se instaló un técnico que ansía revivir sus días de gloria: André Villas-Boas. Dirigiendo al FC Porto logró ganarle al Benfica de todas las maneras posibles en la temporada 2010-11. Arrasó, ganó por poco margen e incluso remontó una eliminatoria copera. Ahora es el encargado de preparar al Zenit para su venganza ante el actual campeón portugués. Muchos de sus soldados ya libraron la batalla de 2012, mientras que 3 –Axel Witsel, Javi García y Ezequiel Garay– se han cambiado de bando con el paso del tiempo. El Zenit busca hoy (20:45 CEST) algo más que 3 puntos fuera de casa. Quiere tomar Lisboa 924 días después.

Favorecidos por un calendario benévolo, los petersburgueses llegan a la capital portuguesa como líderes invictos de la Russian Premier League tras 7 jornadas. El Zenit es, en la actualidad, un equipo vertical que prioriza el juego exterior. Casi todas las acciones ofensivas del vigente subcampeón ruso se desarrollan por las bandas y son iniciadas por laterales de largo recorrido como Igor Smolnikov y Domenico Criscito. Ambos son del gusto de Villas-Boas por su capacidad de llegada y por la forma en la que habilitan a los volantes (Danny, Hulk, Oleg Shatov, Andrei Arshavin), que se encargan, por definición, de llevar hacia el carril central los ataques. En Da Luz les espera un Benfica que tiene ganas de demostrarle a Europa que no ha quedado tan demacrado como parecía tras el mercado de fichajes. Si bien es cierto que Jorge Jesus ha vuelto a sufrir la marcha de jugadores clave (Oblak, Siqueira, Garay, Gomes, Marković, Rodrigo…), se ha reforzado con jugadores menos mediáticos pero igual de solventes, como el mediapunta Talisca, Eliseu o un Andreas Samaris que ha pasado de llamar la atención en Panionios a condicionar los Octavos de Final de un Mundial. Las águilas empiezan la Champions con la misma prevalencia del juego exterior con la que acabaron la temporada pasada y con Enzo Pérez aportando profundidad desde la posición de interior.

“Admiro la velocidad con la que Jorge Jesus construye nuevos equipos de calidad. La manera en que se hizo con nuevos jugadores como Eliseu, Samaris y Talisca fue muy buena. No veo a un Benfica más débil que el de la temporada pasada.”

André Villas-Boas a UEFA.com.

Villas Boas FocusAndré Villas-Boas, técnico del Zenit (Foto: Focus Images Ltd)

Posible vuelta al 4-2-3-1 en el Zenit

El sistema clásico del Zenit en los últimos años ha sido el 4-3-3, con un mediocentro posicional que escolta a dos interiores más creativos o más profundos. No obstante, André Villas-Boas ha jugado en alguna ocasión esta temporada con un 4-2-3-1 que podría resultar interesante esta noche. Más si cabe con la sanción de Viktor Fayzulin, expulsado en la vuelta del Play-off (3-0 ante Standard Liège). Este esquema, utilizado como visitante en el primer partido duro de liga –0-1 en cancha del Lokomotiv Moskva– tiene a Danny como ’10’. Mover al portugués de su banda izquierda hacia el centro le lleva a ofrecerse constantemente a los costados por su naturaleza futbolística (la de volante). Esto implica que los atacantes de banda (Hulk y Shatov en Moscú), que por sí mismos ya buscan en conducción el punto de penalti, tienen en el carril central una línea de pase extra.

Aunque Danny es ambidextro, ha jugado mucho tiempo escorado al perfil izquierdo, y es hacia el que más se ofrece cuando está centrado. Es esta cuestión la que hace atractiva la variante del 4-2-3-1 para Villas-Boas, pues el luso tendría libertad total para ofrecerse en el sector izquierdo con los ofensivos Enzo Pérez y Eduardo Salvio como rivales en fase defensiva. Su solidaridad, al igual que la de Nico Gaitán, no ha sido ostensible en estas primeras jornadas de liga portuguesa. Pero sí ha sido la suficiente como para que equipos como el Sporting CP no hiciesen excesivo daño. El esfuerzo sin balón de los centrocampistas encarnados puede resultar fundamental ante esta variante del conjunto ruso.

Despliegue el Zenit un 4-2-3-1 o un 4-3-3, habrá un factor que no cambiará en la escuadra de Villas-Boas y que minimizará la ya habitual presión alta de Talisca y Lima: la preferencia del juego exterior. El duelo entre, en principio, Hulk-Shatov y Eliseu-Maxi Pereira se va a producir con cualquier esquema táctico. Aunque el uruguayo es defensivamente solvente y tiene buen retorno defensivo, Eliseu, fichado del Málaga este verano, es mucho más ofensivo y mucho más propenso a perder la batalla ante su rival en el costado. Esta circunstancia podría motivar a Villas-Boas a invertir las bandas del once utilizado en casa del Lokomotiv y a colocar a Hulk, que tiene más cualidades de delantero, ante Eliseu. Las ayudas del mediocentro más posicional del Benfica hacia esa banda han sido factor común en los partidos disputados por las águilas hasta el momento. Bien André Almeida o bien Andreas Samaris –que no son cincos puros– han tenido que hacer apoyos hacia ese costado dejando hueco en el pasillo central. Los espacios que el Benfica cede al corregir esta asimetría pueden costarle caro ante interiores como Axel Witsel, que no solo aparece con balón sino que se anima a avanzar sin él en busca del remate en la frontal del área.

El dinámico ataque benfiquista

Los cinco futbolistas más ofensivos del Benfica en los últimos encuentros han sido siempre los mismos de partida: Enzo Pérez como interior, Salvio como volante derecho, Nico Gaitán como volante izquierdo, el espigado pero habilidoso Talisca como mediapunta y Lima como delantero. Tras la marcha de Nemanja Matić al Chelsea FC en el pasado mercado invernal, el Benfica pasó a darle prioridad al juego exterior y al fuera-dentro en tres cuartos de campo. Es por eso por lo que Gaitán y Salvio, volantes desbordantes y que se ofrecen más por dentro que por fuera, se convirtieron en los referentes del equipo que llegó a la Final de la pasada Europa League. Hoy esa preferencia se mantiene, entre otras cosas, porque uno de los dos ocupantes del doble pivote tiene que estar pendiente de ayudar a los ofensivos laterales (como se menciona anteriormente) y no tanto de generar juego.

Gaitan benfica focusGaitán, uno de los futbolistas más peligrosos del Benfica (Foto: Focus Images Ltd)

A finales de la pasada campaña, el Benfica jugaba en 4-4-2 con dos puntas móviles coronando el sistema de Jorge Jesus. Ahora, Gaitán y Salvio se encuentran con Talisca en la media punta. El joven (20) exfutbolista de Bahia ha llegado este verano para derrochar técnica, golpeo de balón y físico a partes iguales. Pese a su altura (188cm) y a lo largo de sus piernas, no solo es veloz y tiene buena zancada sino que también tiene visión de juego. Acompaña los movimientos constantes de Gaitán y Salvio por los tres cuartos de cancha, se ofrece con criterio en todas las posiciones de esa franja y busca el área rival tras recibir, bien por sí solo o bien sirviendo centros. Con los tres mediapuntas en esta dinámica, con Enzo Pérez incorporándose desde segunda línea, con los laterales iniciando jugadas y con Lima igual de móvil que la temporada pasada, no hay ataque del Benfica en el que no se muevan casi todos los futbolistas.

Para defenderlo, y de acuerdo con lo visto en sus últimos encuentros, es probable que el Zenit empareje a un sacrificado Witsel con Enzo Pérez y a Javi García con Talisca para bloquear sus recepciones, sus giros y sus galopadas. Se trataría solo de vigilancias y no de marcas al hombre, pues tanto el español como el belga tendrán que sacrificarse sin balón para ayudar también a los centrales Nicolas Lombaerts y Ezequiel Garay ante Lima, Gaitán y Salvio. Uno de los defectos del Zenit en su habitual repliegue (4-5-1) es el retorno defensivo de sus laterales. Son bastantes las ocasiones en las que los rivales de los petersburgueses han dañado las espaldas de Smolnikov y Criscito, que ya ha visto 3 amarillas en 6 partidos de liga. Su cierre de los costados resultará fundamental ante volantes del nivel de Gaitán y Salvio, cuyas conducciones y movimientos hacia el centro pueden resultar demoledores.

arshavin focusArshavin ya no es lo que era (Foto: Focus Images Ltd)

Otras cuestiones de interés

→ Las rotaciones previas a la jornada Champions y el límite de extranjeros sobre el campo en la Russian Premier League (7) incitaron a Villas-Boas a jugar el pasado sábado con Andrei Arshavin de ‘9’. El otrora volante del Arsenal FC descolocó a los físicos centrales del Dinamo Moskva y se mostró muy activo con y sin balón en la victoria de su equipo (3-2).

Jorge Jesus no hizo rotaciones en el once en el partido del pasado viernes ante Vitória de Setúbal (victoria 0-5). Talisca marcó un hat-trick; los tres primeros goles desde que llegó a Portugal. Uno de ellos fue a balón parado merced a su buen golpeo de balón. Andreas Samaris debutó en partido oficial con el Benfica.

→ Pese a que Hulk acabó lastimado ante el Dinamo por un golpe cabeza con cabeza y pese a que tuvo que ser trasladado en ambulancia a un hospital moscovita tras su finalización, podrá ser de la partida en Da Luz. Axel Witsel sufrió un golpe en la primera parte y fue sustituido al descanso por precaución, pero su participación hoy parece altamente probable.

→ El balón parado cobra especial importancia en el partido con la presencia de rematadores de altura en ambas escuadras: Luisão (193cm) y Jardel (192cm) de un lado; Garay (188cm), Lombaerts (188cm) y Javi García (187cm) del otro.

→ El Benfica no puede contar con los lesionados Júlio César, Sílvio, Rúben Amorim, Franco Jara, Miralem Sulejmani y Ljubomir Fejsa (larga duración). Bebé se ha quedado fuera de la convocatoria por decisión técnica y el exvalencianista Jonas Gonçalves no ha entrado en ella por no estar inscrito (llegó a Lisboa libre una vez finalizó el mercado de fichajes). El experimentado Artur Moraes (33) estará entre palos pese al nerviosismo y a los fallos cometidos en el Derbi de Lisboa de hace 2 semanas (1-1 en Da Luz ante Sporting CP).

→ El Zenit no puede contar con el mediocentro ucraniano Anatoliy Tymoschuk, lesionado. El ocupante de la demarcación del ‘9’ es duda, aunque Salomón Rondón parece tener más opciones que Aleksandr Kerzhakov.

SL Benfica vs Zenit - Football tactics and formationsAlineaciones probables del SL Benfica – Zenit. Infografía: Share My Tactics.
Foto de portada: Kristina Korovnikova

Related posts

2 comments

que recuerdos me trae Arshavin, yo hace 5 años soñaba con el y con los cuatro goles que le endosó al Liverpool!! si hubiese explotado antes hubiese sido un auténtico crack!

A corto plazo, ¿alguien le ve futuro como titular a Bryan Cristante?.

A mí ese chico me parece buenísimo, pero buenísimo de verdad. De los que te comandan un equipo top en un futuro. De un sitio del cual han salido Javi García, Witsel, Matic o Enzo Pérez…hay muchas ganas de ver lo que hace Jorge Jesus con un 5 de puro potencial como el italiano.

Deja un comentario

*