Más que un examen europeo para Renato

Renato Sanches irá a la Eurocopa. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Benfica y Zenit se ven las caras en el Estádio da Luz por tercera vez en cuatro años. En 2012 pelearon, como empezarán a hacer esta noche (20:45 CET, beIN España), por meterse en Cuartos de Final de la UEFA Champions League. El Zenit ganó la ida en San Petersburgo pero, cuando soñaba con ser el tercer ruso en la historia que alcanzaba esa ronda, sufrió una remontada en el fortín encarnado. Clamaron venganza y la consumaron en 2014, cuando se encontraron en Fase de Grupos y el Zenit ganó por la vía rápida a unas águilas a las que expulsó del cielo europeo. La trilogía se cierra (o no) en este 2016, cuando vuelven a batirse en duelo para ser uno de los 8 mejores equipos del continente.

Al igual que en el episodio anterior, el Zenit cuenta con un entrenador portugués que conoce las flaquezas benfiquistas como André Villas-Boas, así como con tres tránsfugas que cambiaron el rojo por el azul del gas (Garay, Witsel y García). Sin embargo, en este episodio hay dos nuevos actores de habla lusófona. Uno es Jonas, que sin ser un punta puro es hoy el máximo anotador del Benfica en este curso (24 goles en 31 partidos). El otro es el más llamativo del reparto. Se trata de una de las mayores promesas del fútbol europeo; un interior de portentoso físico y de talento pasador llamado Renato Sanches. Este centrocampista de 18 años se ha convertido en indiscutible en un gigante portugués como el Benfica. Llega al examen europeo más difícil de su carrera en plena forma: 4 de los últimos 6 goles de las águilas nacieron de interceptaciones y robos de Renato, seguidos de un penúltimo o último pase del dorsal 85. Su equipo no ataca mucho por el centro, con lo que Renato Sanches está obligado a su edad a ocupar una amplísima parcela del campo. Cumple con creces y lo hace sin presión; con tanta confianza en sus dotes que ya se gana elogios de quienes desean abatirlo.

“Destaco la calidad de Jonas y de Renato Sanches, que tiene una gran confianza para un joven de 18 años. Esta mezcla de calidad y juventud hacen que el Benfica sea un buen equipo, digno de ver”

 

André Villas-Boas, entrenador del Zenit (UEFA)

No obstante, el Benfica-Zenit de hoy es más que un examen europeo para Renato:

Rui Vitória no cambia

El mayor debate surgido alrededor de este Benfica-Zenit ha sido el del esquema del conjunto encarnado. La prensa portuguesa y su homóloga rusa han contemplado estos días un cambio del dibujo de Rui Vitória que supondría recuperar el esquema utilizado en el Benfica-Atlético de Madrid. En ese partido, ante un rival de notables virtudes defensivas y físicas, el Benfica utilizó un 4-2-3-1 con Jonas como falso ‘9’ y con Nico Gaitán de mediapunta. El objetivo era mover rápidamente la pelota entre las compactas líneas colchoneras. Pese a la derrota por 1-2 ante el equipo rojiblanco, Rui Vitória podría contemplar este esquema ante un equipo como el Zenit. El vigente campeón ruso tiene en su pasillo central a defensores físicos como Ezequiel Garay y Nicolas Lombaerts, así como a un pivote fuerte como Javi García (apercibido) que se ha recuperado de lesión durante el stage invernal. Son jugadores que podrían impedir remates a los centros que suele servir el Benfica. Sin embargo, y a pesar de la coherencia sobre el papel, Rui Vitória explicó en la rueda de prensa previa al partido que no va a cambiar sus planes por las virtudes de su rival:

“Es verdad que el Zenit tiene jugadores de calidad y es preciso prestarles atención, igual que ellos van a revelar alguna preocupación por controlar a algunos jugadores nuestros. Ahora, eso no significa que vayamos a cambiar nuestra estrategia de juego por el valor del Zenit

 

Rui Vitória, entrenador del SL Benfica (A Bola)

En ese caso, el Benfica podría desplegarse hoy con su habitual 4-4-1-1, en el que Jonas parte tras Kostas Mitroglou. Ambos rematan esos centros laterales que suelen poner Gaitán desde la izquierda y Pizzi desde la derecha. El ataque por los flancos es una constante del Benfica de Rui Vitória, que presiona intensamente al inicio de los partidos para hacerse con una pelota que sacan después sus laterales: Eliseu y André Almeida. Ambos se incorporan constantemente a la zona del extremo, permitiendo a Gaitán y a Pizzi moverse hacia el medio para encontrar a Jonas. Lo que pase a las espaldas de los laterales benfiquistas será una de las claves del partido contra un Zenit que, con André Villas-Boas a los mandos, suele atacar por las bandas cuando el mediapunta y apercibido capitán Danny no interviene para dañar por dentro con la pelota.

Este Benfica juega por las bandas, hace muchos centros y crea muchas ocasiones de gol desde las bandas. Juega con la defensa muy arriba, tomando riesgos con la trampa del fuera de juego”

 

André Villas-Boas en la rueda de prensa previa al partido (UEFA)

El Zenit ante la zaga encarnada

La zona más endeble del Benfica es la pareja de centrales. Las lesiones del capitán Luisão (fractura de brazo) y del argentino Lisandro López (problemas musculares) dejan la zaga habitable solo para dos hombres: el esbelto Jardel y el campeón de Europa sub 21 Victor Lindelöf. Ambos se han mostrado en las últimas semanas poco contundentes en los duelos uno contra uno, lo cual motiva al Zenit. Concretamente, a dos de sus atacantes titulares: el apercibido Hulk, que podrá entrar en el área con su físico por la zona de un Jardel también apercibido, y Artyom Dzyuba, espigado ariete que puede buscar el choque con un Lindelöf al que le saca 9 centímetros (196 por 187).

No obstante, los centrales benfiquistas también han pasado apuros en sus últimos partidos por su poca compenetración. Dejan espacios, y eso podría ser un defecto a explotar por uno de los fichajes invernales del Zenit: el delantero ex del Dinamo Moskva Aleksandr Kokorin. El internacional ruso, fichado junto a su compañero Yuri Zhirkov, podría debutar con el Zenit para conquistar con su movilidad el espacio entre centrales y el comprendido entre estos y el doble pivote local. Allí, junto a Renato Sanches, estará el pivote griego Andreas Samaris, pues el mediocentro serbio Ljubomir Fejsa sigue lesionado y es baja para el retorno de la Champions League a Lisboa.

Alineaciones probables: SL Benfica – Zenit, 20:45 en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria del Benfica se paga a 2,05 euros en bwin
Alineaciones probables del SL Benfica-Zenit
Alineaciones probables del SL Benfica-Zenit. Infografía: Share My Tactics.
Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reseravados).

Related posts

Deja un comentario

*