Borussia Dortmund-Mónaco: tan parecidos, tan diferentes

Tuchel. Foto: Focus Images Ltd.

Borussia Dortmund y Mónaco comparten muchísimas condiciones que les convierten en dos de los conjuntos más estimulantes de la temporada en Europa. No son los mejores equipos que siguen vivos en la Champions League, pero cuentan con una retahíla de jóvenes talentos que aspiran a dominar el fútbol continental en la próxima década en clubes de tronío. Thomas Tuchel y Leonardo Jardim disponen de una materia prima de un potencial enorme, aunque al mismo tiempo son futbolistas a los que aún les quedan muchos errores por cometer, con un recorrido inmenso para ir moldeando sus virtudes y puliendo sus defectos. La naturaleza de varias de sus piezas se asemeja tanto que también se refleja en la fotografía global de ambos equipos: a menudo sus defensas quedan expuestas, sobre todo ante los gigantes que no tienen piedad para penalizar la más mínima debilidad, y su juego ha evolucionado hasta el punto de priorizar potenciar su arsenal ofensivo por encima del interés por tapar las carencias de su zaga.

Thomas Tuchel y Leonardo Jardim han entendido que la mejor manera de ampliar los horizontes de su equipo es dar rienda suelta al descomunal talento ofensivo de sus mejores futbolistas. Y esto hace presagiar una eliminatoria con goles, sobre todo si salta la más mínima chispa en los compases iniciales del cruce. Sin embargo, los cuartos de final implican un respeto que puede matizar ligeramente la actitud en ocasiones suicida de Dortmund y Mónaco. Ambos equipos han recibido un revés a modo de advertencia en el mes de abril. El pasado fin de semana, en el Allianz Arena, el Bayern le dio un baño de realidad a los de Tuchel. Y el anterior, el PSG goleó al conjunto monegasco en la final de la Coupe de la Ligue. Ambos encuentros terminaron en goleadas. Y en ambos hubo un denominador común: con alguna que otra ausencia relevante, BVB y Mónaco fueron incapaces de hacerse con el control del esférico y su rival les golpeó en los momentos clave del choque. Sin balón, Dortmund y Mónaco son más vulnerables. Sobre todo cuando se juega más cerca del área de Bürki y Subasic que del portero contrario. Una de las incógnitas de la eliminatoria será el efecto que estos encuentros hayan producido en ambos, si estas dos experiencias tan recientes -y el vértigo de ver tan cerca la semifinal- les convierten en bloques más conservadores que de costumbre.

Leonardo Jardim se ha dejado en casa a Falcao pese a estar recuperado
Leonardo Jardim. Foto: Focus Images Ltd.

El Mónaco viaja a Alemania con una baja muy sensible en el centro del campo. Tiémoué Bakayoko se pierde el encuentro por sanción, por lo que se espera que Joao Moutinho acompañe a Fabinho en la medular del conjunto del principado. Sin el internacional francés, los monegascos pierden muchísima presencia física en el centro y echarán de menos al futbolista más capacitado para abarcar metros y corregir desajustes en la medular por su exuberancia y dinamismo. En cambio, con el portugués ganarán algo más de calidad para mover el esférico, en lo que se puede convertir en un arma útil para el Mónaco. Sin embargo, Moutinho ha perdido protagonismo y ha bajado sus prestaciones esta temporada, así que deberá demostrar si está preparado para asumir la responsabilidad y aportar la cuota de experiencia que una plantilla tan joven como la del Mónaco necesita en una ronda así. Entre los teóricos titulares, solo Subasic, Falcao y el luso superan la treintena. Además, este fin de semana se conoció otra baja en el cuadro monegasco: Sidibé, operado de apendicitis, se perderá la visita al Signal Iduna Park. Su suplente, Almamy Touré, no es tan exuberante en ataque pero ya sabe lo que es cumplir en un escenario exigente como el Emirates, también en la Champions.

“Sin Bakayoko, tengo un rol más defensivo. Moutinho sale más que yo. Pero estamos acostumbrados a jugar juntos”. Fabinho.

Tiemoue Bakayoko of AS Monaco FC and Sergio Aguero of Manchester City battle during the UEFA Champions League match at Stade Louis II, Monaco Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 15/03/2017
Bakayoko, por acumulación de cartulinas amarillas, se perderá la ida contra el Borussia Dortmund. Foto: Focus Images Ltd.

Con Bakayoko y Fabinho, el escenario en el que mejor se maneja el Mónaco es una presión relativamente adelantada que incomoda a sus adversarios, pues a menudo deja tocar a los centrales rivales y tapa las demás líneas de pase. Con Moutinho es posible que Jardim mantenga este plan ante un Borussia Dortmund con relativas dificultades para superar a aquellos equipos que trabajan sobre Julian Weigl. Cuando el mediocentro está tapado, los alemanes sufren mucho más para sacar la pelota desde atrás con limpieza. Marc Bartra y los carrileros deben asumir más riesgos, aunque al mismo tiempo el Borussia Dortmund cuenta con un arma letal para la lenta defensa del Mónaco. Si bien su línea defensiva no es la más fiable, en ataque el cuadro de Tuchel atesora un elenco de atacantes rapidísimos. Los desmarques de Aubameyang a la espalda de Glik y Jemerson se pueden convertir en una pesadilla para los centrales monegascos y pueden arrastrarlos para abrir huecos para las recepciones entre líneas de Dembélé, que cada vez participa más por el carril central. Si el BVB encuentra a Aubameyang al espacio o separa a los centrales del doble pivote, encontrará un filón para dañar al Mónaco.

“Tuchel me dice que muestre lo que sé hacer, que muestre mis cualidades, que drible. Cuando tengo el balón, tengo total libertad con algunas consignas defensivas como presionar diez segundos o menos tras la pérdida de balón. Pero realmente tengo libertad. Es una cosa de la que tengo necesidad. Puedo entrar en el área, moverme por la zona del 10, cambiar de flanco. Aprecio tener esta confianza, como si tuviera 25 años.” Ousmane Dembélé, a L’Équipe.

Julian Weigl of Borussia Dortmund and Per Ciljan Skjelbred of Hertha BSC clash during the DFB-Pokal match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 08/02/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170209-0077.jpg
Los marcajes sobre Weigl se han convertido en un clásico esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.

En cambio, si el Mónaco logra que Bernardo Silva y Lemar sean protagonistas participando entre líneas, con los laterales empujando por fuera, es posible que el Mónaco vuelva a destapar las flaquezas de la medular alemana. Por este motivo, una de las decisiones trascendentes del choque será ver por qué centrocampistas apuesta Thomas Tuchel. Cuando Guerreiro acompaña a Weigl el equipo tiende a romperse, pues el luso es más anárquico a la hora de mantener la posición, mientras Gonzalo Castro permitiría proteger mejor el carril central. Sin embargo, el hispanoalemán se retiró antes de tiempo ante el Bayern debido a unos problemas físicos y se perdió el último entrenamiento previo al encuentro de este martes. La ausencia de Castro podría abrir la puerta de la titularidad a Sebastian Rode, que no juega de inicio desde noviembre. En la lista de ausencias confirmadas también figuran Eric Durm y André Schürrle, mientras Marco Reus ya se ha ejercitado con el resto de compañeros en los últimos días y podría entrar en la convocatoria para disputar algunos minutos en la segunda parte. Asimismo, el amplio abanico de posibilidades del BVB tampoco permite descartar otras opciones para reemplazar a los ausentes. Pulisic ha jugado tanto en el carril derecho como en la línea de mediapuntas, y Kagawa se ha recuperado a tiempo de sus problemas físicos. Así pues, el japonés podría entrar en el once tanto para reforzar la medular como para intentar recibir a la espalda del doble pivote visitante.

“El Mónaco juega con una gran confianza. Somos conscientes de la dificultad del partido, pero nos sentimos preparados. Antes del encuentro intentaremos explicarles claramente a los jugadores qué es lo que hace el Mónaco en el apartado táctico, atlético y emocional. Aunque también buscaremos explotar nuestras fortalezas. En todas las charlas les pediremos a los jugadores que sean valientes. Esto nos hace fuertes. Queremos marcar tantos goles como nos sea posible. Mañana jugaremos de manera libre y ofensiva. (…) Valoro al Mónaco como un equipo muy talentoso a nivel individual. Pero también están muy unidos a nivel colectivo, tienen espíritu de equipo. Son atléticos en el centro del campo y son un equipo completo. Lideran su liga y juegan con muchísima confianza. Es fácil reconocer la mano del entrenador. Hay muchos talentos jóvenes, es una mezcla increíble y es un equipo muy atractivo que juega desde hace mucho tiempo con la misma formación. El momentum seguramente está del lado del Mónaco. Aunque estamos preparados para mostrar nuestras virtudes sobre el terreno de juego y ganar el partido”. Thomas Tuchel.

Thomas Tuchel, manager of Borussia Dortmund during the Bundesliga match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 14/10/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161014-0135.jpg
Thomas Tuchel cuenta con varias bajas sensibles. Foto: Focus Images Ltd.

Puesto que el Mónaco arrancó la temporada preparado para defender y golpear con espacios -hasta luego evolucionar hacia la versión goleadora actual- y siendo el Borussia Dortmund el equipo local, con Tuchel mandando un mensaje ultraofensivo, el guion inicial del choque puede derivar hacia un BVB que intente construir desde atrás ante un Mónaco ordenado, que presione en zonas clave y busque salir al contragolpe. Mbappé ha crecido en 2017 y se ha convertido en un delantero letal, que intimida en cada movimiento y necesita muy poco para marcar, mientras se espera que Falcao repita en el once titular monegasco tras jugar de inicio el pasado fin de semana frente al Angers. Con el colombiano formando arriba con la joven joya de la cantera del Mónaco, los de Jardim disponen de pólvora suficiente para dinamitar cualquier error del Borussia Dortmund en su línea más endeble. Lo mismo quieren gritar Aubameyang y Dembélé, una sociedad que ha funcionado a la perfección este curso. El espectáculo promete.

Añadido en la noche del martes: La explosión de tres artefactos cerca del autobús del BVB, cuando el equipo se dirigía al estadio, condiciona enormente todo lo comentado a lo largo de la previa. Marc Bartra, trasladado al hospital, se perderá el choque y veremos si Mendy, que parecía descartado, tiene alguna opción de jugar. Pero, obviamente, existe un factor anímico difícil de ponderar tras el incidente que obligó a aplazar el encuentro.

Alineaciones probables: Borussia Dortmund–Mónaco, miércoles 12 a las 18:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Que hay más de 2,5 goles se paga a 1.42 en bwin

Monaco vs B. Dortmund - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Informan varios medios franceses que Benjamin Mendy estaría lesionado de última hora y se perdería el choque de esta noche. De confirmarse, sería una baja relevante porque, junto a Sidibé, dejaría cojas ambas bandas. Y obligaría a Jardim a apostar por un lateral ofensivo poco contrastado y adaptado al fútbol europeo como el brasileño Jorge (llegó en enero) o a mover a Raggi a ese perfil, sacándolo de su mejor posición. Una ausencia sensible.

Baja durísima si se confirma. Además su más posible sustituto sea Raggi que aporta mucha menos profundidad y verticalidad. A diferencia de lo que se cree, yo espero un partido algo cerrado, con mucha posesión del Dortmund en zonas defensivas y un Monaco replegado

Menuda vergüenza que se juegue este partido después de lo que ha pasado , menuda falta de sensibilidad y humanidad de la UEFA , bueno, y de la mayoría se periodistas españoles, ya me hubiera gustado ver si sufrieran un atentado Madrid o Barsa.

Deja un comentario

*