Previa de la Champions League 2013/14

wembley

GRUPO A

Supongamos que el Manchester United es el mejor equipo de este grupo -que lo es- y que cumple los pronósticos. En ese caso, tres escuadras de un nivel más o menos parejo pelearían por la segunda plaza: Shakhtar, Leverkusen y Real Sociedad. No confundamos lo que era el Shakhtar 12/13 con lo que es ahora -ya sin Willian, Fernandinho y Mkhitaryan-. Ha fichado bien el club ucraniano y sigue teniendo piezas interesantes, pero ningún centrocampista del nivel de Fernandinho, ningún futbolista tan desequilibrante como Willian, ni tampoco un jugador con tanto gol como el armerio Mkhitaryan. Mircea Lucescu ha perdido, en definitiva, a los que eran sus tres mejores futbolistas hace 365 días. El nivel defensivo, a excepción de Darijo Srna en el lateral diestro, es preocupante. Además, Lucescu no ha encontrado aún la fórmula para hacer olvidar a Fernandinho en el puesto de interior, donde ha probado mucho a Alex Teixeira en el primer tramo de liga ucraniana, sin que haya sido un éxito rotundo. Varios de los nuevos fichajes, como Fernando, Bernard, Ferreyra o Wellington Nem (no ha entrado en la lista de la Champions), por distintos motivos, aún no están acoplados al equipo.

Menos traumáticos han sido los cambios en Leverkusen, donde André Schürrle dejó algo más de 20 M € en caja y Heung-Min Son está cubriendo bien el hueco dejado. Un denominador común en la Real Sociedad, el Shakhtar Donetsk y el Bayer Leverkusen: los tres localizan su principal arma en ataque. En Anoeta con el soberbio momento de forma de Carlos Vela, Antoine Griezmann, Haris Seferovic o Xabi Prieto; y en el Bay Arena con el tridente formado por Sidney Sam, Stefan Kiessling y Son.

Manchester United. Pronóstico: 1º

Real Sociedad. Pronóstico: 2º

Shakhtar Donetsk. Pronóstico: 3º

Bayer Leverkusen. Pronóstico: 4º

 

GRUPO B

El caso del Galatasaray sirve para ilustrar la influencia que puede tener la suerte en el sorteo de la Champions y en el desarrollo de una temporada. En 2012 al Galata, integrante del bombo 3 del sorteo, le tocó el rival más débil del bombo 2 (Sporting Braga) y pudo eliminarlo en la fase de grupos. En 2013 al Galata, integrante del bombo 3 del sorteo, le ha tocado uno de los dos rivales más fuertes del bombo 2 (Juventus), así que acceder a octavos de final será mucho más complicado. Un auténtico reto. [Artículo relacionado: Drogba, Sneijder y problemas defensivos]

El proyecto liderado por Antonio Conte domina desde hace dos años la liga italiana y ahora quiere dar un paso más en Europa -cayó en cuartos de final en 2013-. La Juve no ha alcanzado las semifinales en la última década (desde 2003, para ser exactos)y debuta en esta edición de la Champions visitando al Copenhague, cenicienta del grupo, que está incluso lejos del nivel que tenía la escuadra danesa cuando llegó a octavos en 2011 con Stale Solbakken en el banquillo. Precisamente Solbakken, tras sus decepcionantes etapas en el Colonia y en el Wolverhampton, acaba de regresar al Copenhague.

Real Madrid. Pronóstico: 1º

Juventus. Pronóstico: 2º

Galatasaray. Pronóstico: 3º

Copenhague. Pronóstico: 4º

 

GRUPO C

Quizás sea uno de los grupos menos mediáticos de la Champions -o sencillamente el menos mediático de todos-, pero habrá cosas que ver. El PSG, cambio de entrenador mediante, ha potenciado su plantilla al firmar a Edinson Cavani, Lucas Digne y Marquinhos, con lo que debe ser suficiente para acceder a un billete como primero de grupo para la siguiente fase. La incertidumbre es cosa del Benfica, de si será capaz de imponer la suficiente distancia con el Olympiacos y el Anderlecht o si, por el contrario, griegos y belgas pueden dar la sorpresa. Difícil. El Benfica, a diferencia de lo que era habitual en episodios anteriores, no ha perdido grandes nombres este verano y sí ha contratado un par de promesas muy ilusionantes, ambas serbias: Filip Djuricic y especialmente Lazar Markovic.

De serbios va la cosa. Hasta hace unos meses, el mencionado Markovic y Aleksandar Mitrovic jugaban juntos en el ataque del Partizan de Belgrado. Ahora se verán las caras en la máxima competición continental, ya que Mitrovic ha recalado en el Anderlecht, un equipo que apuesta por la juventud -Dennis Praet, Youri Tielemans, Massimo Bruno, Mitrovic- y cuyas virtudes están más localizadas en el perfil ofensivo que el defensivo. Quizás le falta un punto de experiencia, garra y competitivad con respecto al Olympiacos, donde Míchel se estrenará como técnico Champions.

Paris Saint-Germain. Pronóstico: 1º

Benfica. Pronóstico: 2º

Olympiacos. Pronóstico: 3º

Anderlecht. Pronóstico: 4º

 

GRUPO D

A priori, el grupo en el que más difícil es que salte la sorpresa. Es decir, que cuesta contemplar que el Bayern Munich o el Manchester City sucumban a las primeras de cambio. Y no será el Viktoria Plzen, que hace unas semanas traspasó a la que era su estrella (Vladimir Darida), quien ponga en más apuros a estos dos aspirantes a conquistar el cetro continental. Debe ser el CSKA Moscú quien, especialmente en su estadio, complique algo la vida al Bayern y al Man City, aunque no excesivamente.

De hecho, el vigente campeón ruso no comienza el torneo con buen pie, ya que Alan Dzagoev se lesionó hace un par de días y se perderá posiblemente un par de jornadas de la Champions. El que no faltará es Keisuke Honda, puesto que finalmente el club no alcanzó un acuerdo con el Milan, motivo por el cual el japonés permanecerá en Moscú hasta que finalice su contrato en el mes de diciembre. El CSKA ha depositado mucha confianza en el joven brasileño Vitinho, su último fichaje.

Bayern Munich. Pronóstico: 1º

Manchester City. Pronóstico: 2º

CSKA Moscú. Pronóstico: 3º

Viktoria Plzen. Pronóstico: 4º

 

GRUPO E

Se reencuentra el Chelsea con el Basilea y con el Steaua Bucarest, a los que se enfrentó la pasada campaña en la Europa League. Ahora coinciden en la Champions League, el lugar natural del conjunto londinense desde que fue comprado por Roman Abramovich en 2003. El ruso confía en que Jose Mourinho logre esta vez la que fue su gran frustración durante su primera etapa en Londres: la Champions. El primer paso para pelear por ese objetivo no parece especialmente complicado: el Steaua Bucarest no es rival para el Chelsea, mientras que Schalke 04 y Basilea deben arrebatar algún punto a los blues pero difícilmente hacer peligrar la primera plaza del grupo. El equipo rumano ha perdido a su referencia defensiva (Vlad Chiriches, Tottenham) y a su punta (Raul Rusescu, Sevilla).

El Basilea y el Schalke 04 son, en cierto modo, incógnitas. En el caso de los alemanes, por dos motivos. En primer lugar, por sus amplias lagunas defensivas -donde hay que incluir el bajo nivel de Timo Hildebrand bajo los palos-. Obvio que la inminente reaparición del griego Kyriakos Papadopoulos, que ha estado casi un año lesionado, es una buena noticia. Luego está la duda de si Jens Keller será capaz de exprimir el potencial ofensivo de un equipo que, tras el fichaje de Kevin-Prince Boateng y en cuanto Klaas-Jan Huntelaar vuelva de su lesión, podrá formar en ataque un cuarteto con Farfán, Boateng, Draxler y Huntelaar. No suena nada mal, pero es necesario que el holandés mejore el rendimiento del curso anterior y que el ghanés eleve las prestaciones de sus dos últimas campañas en Italia. Habrá que degustar los minutos que jueguen Max Meyer y Leon Goretzka.

Después de ser semifinalista de la Europa League y octavofinalista de la Champions en las dos últimas temporadas, el listón en la ciudad suiza está más alto de lo que pueda parecer y seguramente se marquen como propósito claro superar esta fase de grupos. Apenas hay novedades significativas en el equipo dirigido por Murat Yakin con respecto al año pasado, siendo la baja del central Aleksandar Dragovic la principal. Equipo alegre, más preocupado de atacar que de defender y con una buena nómina de jóvenes futbolistas que se pueden ganar el traspaso a un club más importante si brillan en la Champions League. Es el caso de Mohamed Salah, Yann Sommer, Fabian Schär o Valentin Stocker.

Chelsea. Pronóstico: 1º

Schalke 04. Pronóstico: 2º

Basilea. Pronóstico: 3º

Steaua. Pronóstico: 4º

 

GRUPO F

En esta ocasión la tan manida etiqueta de “grupo de la muerte” ha recaído en este grupo F. Y al Olympique de Marsella, que si estuviese en otro grupo sería candidato a llegar a octavos, se le dan muy pocas opciones, aunque creo que tiene nivel como para ser actor protagonista y privar de algunos puntos a Dortmund, Arsenal o Nápoles. Hay calidad en la plantilla marsellesas, no tanta como en las de sus acompañantes, claro está.

El Borussia Dortmund defiende el subcampeonato de la edición anterior y tratará de repetir una actuación de ese calibre. Ahora ya tiene la experiencia de haber disputado varias grandes noches continentales y conoce las pautas a seguir en un torneo como la Champions. Otro que sabe de qué va esto es Mesut Özil, nueva estrella rutilante del Arsenal. La entidad del norte de Londres no supera los cuartos de final desde el año 2009 y esta vez la confianza en sus posibilidades ha aumentado. Pero no descubro nada nuevo al decir que cualquiera puede despedirse de la Champions en este grupo F. Y, puestos a apostar, pienso que será el Nápoles el que ceda. La escuadra de Rafa Benítez ha vencido sus tres primeras jornadas en Italia y ha asimilado bien el cambio de esquema. Gonzalo Higuaín, que a lo largo de su carrera no ha vivido precisamente un idilio con el gol en la Champions, y Marek Hamsik serán fundamentales en la faceta goleadora, mientras que jugadores como Callejón o Pandev se ajustarán de forma perfecta a lo que Benítez pide a sus extremos -trabajo al más puro estilo Dirk Kuyt en Liverpool-.

[Artículo relacionado: Hacia un Dortmund con matices]

Borussia Dortmund. Pronóstico: 1º

Arsenal. Pronóstico: 2º

Nápoles. Pronóstico: 3º

Olympique de Marsella. Pronóstico: 4º

 

GRUPO G

El equipo entrenado por Simeone no podrá contar en los dos primeros partidos con Diego Costa, sancionado, detalle importante ya que el Atleti se enfrenta a los dos rivales más complicados de inicio: recibe al Zenit en la primera jornada y visita al Oporto en la segunda. Ambos sin Diego Costa.

El ruso y el portugués son dos proyectos muy diferentes. El equipo de Luciano Spalletti depende mucho de sus individualides. Muy buenas, eso sí: Danny, Shirokov y Hulk por encima del resto. Con matices. Porque Danny ha estado a un nivel excelso durante el último mes y medio, de la misma forma que Shirokov atraviesa un buen momento -aunque se pierde por lesión la primera jornada-. No tanto Hulk, sobre quien ya ampliaremos en el análisis del Zenit pero que, por sintetizarlo, no está exhibiendo en las filas del club ruso ni de lejos el mismo nivel que en el Oporto. Un Oporto al que se enfrentará durante este otoño.

[Artículo relacionado: Transición hacia un nuevo Oporto]

Atlético de Madrid. Pronóstico: 1º

Oporto. Pronóstico: 2º

Zenit. Pronóstico: 3º

Austria Viena. Pronóstico: 4º

 

GRUPO H

Quizás sea el grupo -con permiso del E del Chelsea- en el que más diferencia hay entre el gran favorito y el resto de equipos. La distancia es sustancial. Y la duda no es si el Barça se clasificará para octavos de final, sino cuantas jornadas tardará en lograrlo.

El Ajax y el Celtic son dos entidades históricas cuyos resultados últimamente en Europa, sin embargo, han sido realmente discretos y, además, han debilitado sus plantillas este verano. En Amsterdam han decidido finalmente traspasar a dos futbolistas que terminaban contrato en junio de 2014: Christian Eriksen y Toby Alderweireld. Tres jugadores acaparan ahora el protagonismo ofensivo del Ajax, en distintas posiciones: Kolbeinn Sigthórsson como 9, Viktor Fischer partiendo desde el extremo izquierdo y Siem De Jong llegando desde segunda línea. No obstante, De Jong acaba de salir de una lesión y Fischer ha comenzado el curso por debajo del nivel esperado en la joven promesa danesa.

También ha perdido dos piezas fundamentales el Celtic. En su caso, un centrocampista (Victor Wanyama) y un delantero (Gary Hooper). Y los refuerzos, como por ejemplo Teemu Pukki, no son tampoco los más ilusionantes del mundo. Las opciones del conjunto escocés de acceder a octavos de final -o al menos de clasificarse para la Europa League- pasan por hacer de Celtic Park un fortín. La temporada pasada el Celtic como local empató frente al Benfica, y venció al Barça y al Spartak Moscú. Y eso es un aviso.

Y está el Milan. El Milan, un año más y a pesar de lo cerca que estuvo de irse, de Massimiliano Allegri. El Milan de Mario Balotelli, jugador más destacado del equipo desde que aterrizó en enero. El Milan de Stephan El Shaarawy, venido a menos desde el ecuador del curso anterior. El Milan de los mismos problemas en el eje de la zaga, ya que apenas ha habido refuerzos y Mexes, Zapata, Vergara, Silvestre y Bonera son sus centrales. Y, desde hace un par de semanas, el Milan de Kaká.

Barça. Pronóstico: 1º

Milan. Pronóstico: 2º

Ajax. Pronóstico: 3º

Celtic. Pronóstico: 4º

Foto de portada: Mick Baker

Related posts

Deja un comentario

*