En Milán no hay secretos

General view showing the Champions League trophy on display pictured ahead of the UEFA Champions League Final at Estádio da Luz, Lisbon
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
24/05/2014

Lo asombroso es que los implicados en primera persona en toda una final de la Liga de Campeones asuman como algo natural la ausencia de sorpresas. Y tanto Zinedine Zidane como Diego Pablo Simeone se han manifestado en esa línea a su llegada a Milán: los dos conocen con pelos y señales las fortalezas y teóricos puntos débiles del rival, se han estudiado de arriba abajo y nadie espera ningún cambio de última hora en la propuesta ni tampoco en los hombres encargados de ejecutarla. El matiz es ligerísimo, no por ello intrascendente, y se reduce a averiguar quién será el acompañante de Diego Godín en el centro de la defensa rojiblanca: apostar por el corazón del uruguayo José María Giménez o por la cabeza del montenegrino Stefan Savic es la única duda a despejar por el míster del Atlético de Madrid. Se presume una batalla épica en las acciones a balón parado, máxima intensidad rojiblanca a la hora de presionar la salida de balón blanca, al menos durante los primeros compases del choque, y, en definitiva, un encuentro de alto voltaje donde el componente emocional cobrará una dimensión capital atendiendo al precedente grabado a fuego en la memoria de ambos –la final de Lisboa en 2014–.

Atletico MarcadorInt

Si hace dos años el Atlético de Madrid se presentaba en esta cita con Diego Costa al borde del colapso físico, como así sucedió a posteriori, esta vez lo hace sin sufrir contratiempos de alcance: la magia de Antoine Griezmann y el oportunismo de Fernando Torres amenazan la consecución de la Undécima y tratarán de encontrar espacios entre Casemiro y la pareja de centrales madridista para estirar a un equipo asentado sobre dos bloques de cuatro y los guantes de Jan Oblak. “Sin ninguna duda este partido es el más importante, más especial y más bonito que he tenido en toda mi carrera. Es con el club que me ha dado la oportunidad de jugar al fútbol, soy aficionado de este equipo desde que tengo cinco años y lo sigo siendo hoy. Va a ser diferente a cualquier otra experiencia que haya tenido”, desmenuzó con sinceridad el emblema del Calderón.

Si en el la ribera del Manzanares se anhela saborear el dulce regusto de la gloria continental, en Concha Espina se desea poner un sello de brillantes a una temporada convulsa solventada gracias a una segunda vuelta extraordinaria bajo la dirección de Zizou. En lugar de querer reformar el salón, lo que deseaba Rafael Benítez, Zinedine Zidane siguió las normas no escritas de su maestro Carlo Ancelotti y se limitó a hacer pequeños retoques contando con el apoyo de los pesos pesados del vestuario. En armonía, el Real Madrid acabó por reencontrarse a sí mismo. Y no necesitó alcanzar su techo a nivel de juego para plantarse en otra final europea.

Lo mejor será sentarse, leer y disfrutar.

La visión de Zinedine Zidane:

Todos estamos concentrados y preparados para la final. Estamos listos, esa es la palabra, listos para jugar. […] Llegar a una final no es fácil y lo que han hecho los jugadores ha sido fenomenal. Ahora es el momento de los jugadores. Hemos trabajado mucho, yo el primero, para llegar aquí. También el Atlético… y ambos lo merecemos. Nadie nos va a quitar lo que hicimos hasta ahora. El fracaso estaría en la actitud, si no sacamos todo lo que llevamos dentro. Estamos muy preparados. En este club la idea es siempre la misma: unidad, esfuerzo y compañerismo. Y a la hora de jugar meter calidad y dar todo lo que tenemos cada uno. El Atlético nos va a proponer un partido complicado y esto lo sabemos, estamos preparados para ello. Nosotros también sabemos sufrir. Me gusta esta presión. Lo he vivido como jugador, pero como entrenador no tiene nada que ver. Ancelotti me decía mucho esto: “Ojalá un día lo vivas como primer entrenador”. Y por eso me acuerdo de Carlo. […] Lo primero es defender bien, sobre todo cuando no tienes el balón. Tenemos nuestras armas para hacer bien las cosas en ataque. Pero hay que correr, correr, correr, correr.

La visión de Diego Pablo Simeone:

Hemos jugado seguramente con dos de los tres mejores equipos del mundo y vamos a enfrentarnos ahora al tercero en la final. Posiblemente sea un equipo diferente al Barcelona o al Bayern de Múnich, un equipo mucho más directo, con un peligro enorme en pelota parada, con una fortaleza defensiva buena, sobre todo con Pepe, Varane [ausente por lesión] y Ramos, y la presencia de Casemiro le ha dado mucho equilibrio a un equipo que tiene un potencial ofensivo muy grande. Nosotros nos prepararemos para intentar llevar el partido a donde nosotros creemos mejor para nosotros y que eso nos lleve a lo que queremos, que es ganar. No vamos a cambiar mucho ninguno de los dos equipos. La estructura es la misma pero las contras me parecen más peligrosas con Casemiro y así jugo contra el Manchester City, a la contra. No me parece mal, interpretó muy bien lo que le convenía. El Real Madrid con espacios es muy peligroso.

Alineaciones probables: Real Madrid – Atlético de Madrid (20:45h, beIN Sports España)

El empate se paga a 3.10 euros en bwin

Atletico Madrid vs Away team - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*