Momento de tomar carrerilla

Marchisio. Foto: Focus Images Ltd.

Uno es líder y el otro es colista en el grupo de la muerte cuando este alcanza su ecuador. Pero ambos comparten el haber arrancado mal y el estar reponiéndose en los últimos días. Juventus y Borussia Mönchengladbach se enfrentan esta noche en Turín (20:45 CEST, beIN MAX 3) sabiendo que es momento de tomar carrerilla. Su destino europeo se empieza a configurar hoy y sus registros ligueros se están tiñendo de verde lo suficiente como para cuestionar la recuperación a orillas del Po. Los moradores del Juventus Stadium disponen de su centro del campo ideal tras una plaga de lesiones que ya solo afecta a un flanco, mientras que los potros renanos han mejorado su estado de ánimo por influjo de su nuevo técnico, André Schubert. Las dinámicas son positivas, con lo que este encuentro no solo vale 3 puntos sino también un empujón. Una victoria implicará la ratificación de un proyecto cuestionado. Tras varios amagos de italianos y alemanes, hoy puede ser para ambos un punto de inflexión.

La vieja guardia juventina

Buffon atrapa un balón bajo la mirada de dos de sus centrales: Chiellini y Barzagli. Foto: Focus Images Ltd.

Gianluigi Buffon, Andrea Barzagli, Leonardo BonucciGiorgio Chiellini. Este cuarteto compone desde hace años la parcela defensiva de una Juventus que, hoy por hoy, depende mucho de sus miembros para aguantar en los partidos. Los problemas de solidez de la medular turinesa tras la marcha de Andrea Pirlo, asociados también a las lesiones hasta hace poco de Claudio Marchisio y Sami Khedira, han expuesto a la Juventus e incluso han cambiado la naturaleza de su juego. Sin embargo, lo avezado del tocado guardameta (que aun así será titular) y de una defensa fija en el equipo y en la selección ha ayudado a la Juventus en los peores momentos de este curso. El arquero y los centrales de la zaga de 3 de Massimiliano Allegri llegan a este partido tras haber salvado los muebles bianconeri en el Derby d’Italia del domingo (0-0 contra el Inter). Su consistencia puede resultar determinante esta noche porque el Borussia Mönchengladbach es un equipo que usa dos falsos nueves a falta de uno: Raffael y, desde que llegó Schubert al banquillo, Lars Stindl.

El brasileño y el alemán vinculan su efectividad de cara a puerta al engaño a los zagueros rivales. Cuando los potros no pueblan el área de inicio y juegan directo, parecen estar concediendo facilidades defensivas a su oponente. Pero habitualmente los centrales a los que se enfrentan acaban adelantándose, con lo que el dúo atacante muestra su calidad bajando balones largos, transitando y mezclando en el espacio entre defensa y portero. Puede resultar determinante hoy que la vieja guardia de la Vecchia Signora ate en corto a Raffael, pues el inspirado cearense ya destruyó la red defensiva de un equipo como el Manchester City hace solo 3 semanas. La empresa no será sencilla y mucho menos después de comprobar en Milán que el centro del campo ideal de la Juve no es tan sólido como se pensaba. Marchisio, recién salido de una lesión que le ha dejado jugar partido y medio en la temporada hasta el domingo, no es una garantía de seguridad en una zona del mediocentro a la que bajarán a recibir Raffael y Stindl. El heredero de Pirlo necesitará que algún centrocampista lo ayude de igual modo que él ayudó a Pirlo en sus últimos días de rayas blancas y negras. Más si cabe si se contempla la amenaza de Dahoud.

Dahoud ante Pogba

Mahmoud Dahoud es un interior de 19 años que se ha convertido en fundamental para el Borussia Mönchengladbach desde la dimisión de Lucien Favre y la llegada de Schubert. Este adolescente nacido en el Kurdistán Sirio pero de pasaporte alemán ha asumido galones y está cambiando el estilo de juego del Gladbach. Si bien los renanos mantienen su esencia de juego directo, juego exterior o mezcla de ambos (juego directo sobre los extremos), desde hace un mes –y por mediación de Dahoud– el Borussia Mönchengladbach desarrolla ataques con juego interior. Su ubicación en el centro del campo no es lo suficientemente baja como para cambiar la forma de sacar la pelota: el Gladbach sigue buscando a sus laterales Oscar Wendt y Julian Korb o bien a su pivote Granit Xhaka, para que envíe desplazamientos en largo con su gran golpeo con el exterior o para que la pase hacia las bandas. No obstante, una vez el equipo avanza metros, se plantea ahora la opción de llevar el esférico al área por el pasillo central. Para ello, aprovecha la inteligencia de movimientos de Dahoud, que se ofrece para recibir desde ese pasillo a la espalda de los mediocentros o interiores rivales. Una vez recibe, filtra pases a los que imprime fuerza para que el balón le llegue raso a los falsos nueves, que casi siempre se encuentran a una línea de pase de distancia por su condición de “falsos”. E incluso, si se encuentra con confianza y en ubicaciones muy adelantadas, tira a portería poniendo esa mueca de esfuerzo propia de su golpeo de balón. Así es como marcó un gol (con rebote en rival incluido) y como dio una asistencia en la goleada de su equipo ante el Eintracht Frankfurt el sábado (1-5). Y así es como se constituye como una amenaza para una Juventus que, sobre el papel, lo emparejará con Paul Pogba.

Pogba Juventus - Focus
Paul Pogba no está teniendo un buen comienzo de temporada. Foto: Focus Images Ltd.

El internacional francés atraviesa una mala racha desde el verano. En este ejercicio no ofrece continuidad al juego de una Juventus que necesita en él a un centrocampista que dé profundidad al juego de posesión. La realidad es que, por ahora, Pogba no aporta profundidad, no suma con chispazos y no contribuye en el repliegue junto a Marchisio y Khedira, aún endebles por falta de ritmo. En el encuentro ante el Inter del pasado fin de semana, Pogba realizó su primera ayuda defensiva significativa a la media hora cometiendo una falta que pudo haberle supuesto una amarilla. No la vio, pero hacía muchos minutos ya que sus compañeros de parcela la habían visto y necesitaban de sus apoyos para no arriesgarse a ser expulsados (Marchisio minuto 6, Khedira minuto 11). Teniendo en consideración que esta dubitativa y endeble Juventus no tiene un centro del campo capaz de frenar bien, el equipo de Allegri no se atreve aún a usarlo para mandar en los partidos por riesgo a quedar expuesta y por cómo de sensible es a la presión rival. Presiones como las que plantearán Raffael y Stindl tienden a cerrar demasiado fácil el camino que lleva a Marchisio. Por ello, la Juve está mostrando hasta ahora mucho juego directo sobre sus delanteros y muchos ataques por las bandas con sus asimétricos carrileros (Patrice Evra y Juan Cuadrado por las lesiones de Stephan Lichtsteiner y Martín Cáceres). La medular juventina no funciona como debería por ahora. Y esta noche estará doblemente amenazada: por Dahoud y los falsos nueves del Gladbach.

La batalla de las bandas

A pesar del “efecto Dahoud”, el Borussia Mönchengladbach es un equipo que lleva tiempo utilizando las bandas como principal vía de ataque. La Juventus actual, con los citados problemas de solidez y de salida de balón por el centro, también ha utilizado las bandas como vías de ataque, especialmente cuando ha estado lesionado el recién recuperado Mario Mandžukić. Ambas cuestiones invitan a pensar que muchas de las ocasiones de ambos equipos se van a generar esta noche por los costados. En el lado italiano se producirá una asimetría cada vez mejor llevada por los de Allegri, pues Cuadrado y Evra son, por las lesiones, los carrileros titulares del 3-5-2 base. En fase defensiva, Evra se coloca como el lateral que es, Chiellini se junta con Bonucci y Barzagli pasa a ser lateral derecho de una banda en la que Cuadrado ayuda pero no tanto como su homólogo zurdo. Si la Juve no quiere sufrir las galopadas de Korb o el desborde de Fabian Johnson, Ibrahima Traoré o André Hahn deberá realizar ese cambio de esquema muy deprisa y con apoyos en la banda izquierda, principalmente del delantero de ese perfil por lo parpadeante de Pogba. Los apoyos son especialmente necesarios porque el Borussia Mönchengladbach ha mejorado mucho el aspecto anímico con Schubert. Esto se aprecia especialmente en la mejoría del atrevido central Andreas Christensen y en actitud de Korb, quien ya se atreve a subir con regularidad y quien se convertirá en un hombre a vigilar de cerca por Evra. El francés tendrá una disyuntiva dura de regular: bajar muy pronto significará darle metros para correr a Korb salvo esfuerzo máximo de un delantero, pero bajar muy tarde implicará exponer a Chiellini a un pase de Korb a media subida para Traoré o Hahn, quienes pueden jugar en ese flanco por la lesión de Patrick Herrmann.

Cuadrado Juventus Medel Internazionale Inter Focus
Cuadrado marcó diferencias por su banda frente a Sevilla e Inter. Foto: Focus Images Ltd.

El Borussia Mönchengladbach puede percutir por los costados pero también sufrir por ellos. Juan Cuadrado jugará en el perfil de Wendt, zona en la que se encuentra el extremo más caótico a la hora de retroceder: Johnson (paradójico, pues es lateral en la selección de Estados Unidos). Al igual que el colombiano puede no ayudar defensivamente lo suficiente y Barzagli puede quedarse expuesto a medio cambio de esquema de la Juve, el ex del Chelsea puede perforar la banda izquierda del Gladbach si afronta situaciones de 1 contra 1 con Wendt. La mala defensa de Cuadrado que hizo el Sevilla en la última jornada de Champions permitió que un potencial defecto de la Juventus se convirtiese en una virtud. Si Cuadrado repite, podrá tirar al arco del recuperado Yann Sommer o bien buscar a los 2 delanteros titulares. El solidario y móvil Álvaro Morata, capaz de caer a los costados para recibir o ayudar a Evra/Pogba con Korb, es un fijo del once de Allegri. Su acompañante es la gran duda de la formación del entrenador toscano. Mandžukić reapareció tras lesión contra el Inter y no parte como favorito para ser titular por su falta de regularidad. Si se descarta al croata quedan dos candidatos: Simone Zaza, quien completó un buen partido ante el Inter, y el argentino Paulo Dybala. Las declaraciones en la rueda de prensa previa al partido de Allegri invitan a apostar por el internacional italiano:

“Mandžukić no tiene 90 minutos en las piernas, pero está mejor. Morata ha mejorado mucho, Zaza está en forma y a Dybala hay que dejarlo crecer tranquilamente. Los 4 delanteros tienen mucho potencial goleador de cara a futuro”

 

Massimiliano Allegri en la rueda de prensa previa al Juventus-Gladbach

Alineaciones probables: Juventus – Borussia Mönchengladbach, 20:45 en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria de la Juventus se paga a 1.45 euros en bwin

Juventus vs Away team - Football tactics and formations

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*