Juventus-Mónaco: Higuaín busca culminar su semana grande

Caer y volver a levantarse.

Aunque dejó fuera del once titular a Kylian Mbappé –en realidad, la pareja Falcao-Germain era la habitual hasta hace tres meses, con el joven prodigio aún en el papel de revulsivo o de sustituto cuando descansaban las figuras–, Leonardo Jardim sacó en Nancy el pasado sábado una alineación muy parecida a la que se había medido a la Juventus tres días antes. De hecho, repitieron nueve hombres, siendo Tiemoué Bakayoko el otro que descansó –el codiciado medio centro, al que se relaciona con el Chelsea, había fallado en los dos tantos del cuadro italiano en la ida de la semifinal–. En cambio, la Juventus, que tenía más margen en la liga italiana, hizo ocho cambios en el derbi ciudadano frente al Torino. Curioso: el que tiene una gran ventaja pensó más en la Champions que el que tiene que abordar una remontada casi imposible. Aunque ahí el contexto tiene mucho que ver: para la Juventus, ganar el torneo local se ha convertido en una rutina, mientras que para el Mónaco, quitarle al PSG una liga que parecía adjudicada antes de empezar –a Blanc lo echaron porque se daba por descontado que los títulos nacionales tenían que ser para el París– supondría un éxito mayúsculo. Jardim no quería bajo ningún concepto que, pensando demasiado en la Champions, su Mónaco se dejara puntos en Nancy y alimentara la esperanza de su adversario multimillonario. Le daba miedo que al final, intentando la hazaña utópica, se pudiera quedar sin nada. Incluso llegó a declarar en la previa que, a estas alturas de competición, sólo importaba ganar los tres puntos, y que probablemente todos firmarían vencer el sábado aunque tuvieran que pagar el peaje de perder a algún titular para el martes. Lograron un 0-3 contundente y ahora les bastará con ganar uno de los tres partidos que les quedan.

fil-monaco-juventus-07
Kylian Mbappé fue uno de los dos titulares ante la Juventus que Leonardo Jardim reservó de inicio el sábado en Nancy. (Foto: Focus Images Ltd).

En la Juve, Gonzalo Higuaín fue uno de los hombres que reservó Massimiliano Allegri de inicio frente al Torino –sólo repitieron Bonucci, Dybala y Mandzukic; descansó incluso Buffon–. El argentino ingresó a falta de 35 minutos y logró empatar el partido en el descuento, frustrando un triunfo que habría proporcionado al cuadro granate un enorme prestigio y que ya estaba saboreando gracias al golazo de falta directa de Adem Ljajic. No tuvo ese tanto la trascendencia del doblete en Mónaco, pero evidenció el estado de gracia del ex de River, Real Madrid y Nápoles, que parece necesitar muy poco para hacer gol. Su 1-1 ante el rival local –no era un partido cualquiera– se diría que no requería grandes virtudes especiales: se situó entre líneas en la frontal del área, controló con el pecho, se giró, tiró buscando colocarla abajo junto al palo y gritó el gol. No hubo una belleza excesiva en aquella acción –nada que ver con el delicioso golpeo de Ljajic en el tanto visitante–, pero tuvo un tremendo valor. Acusado de no cuidar su físico y de estar por encima del peso ideal, ninguneado por sus cifras bajísimas en las grandes citas, Higuaín está justificando su fichaje –y no era sencillo teniendo en cuenta el precio que pagaron por él–. Ya se ha desbloqueado en las rondas finales de la Champions, por lo que ahora, en la vuelta y en una hipotética final, puede ser más peligroso que nunca.

The players of Juventus celebrate with their fans at full time during the UEFA Champions League match at Stade Louis II, Monaco Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 03/05/2017
Los jugadores de la Juventus festejaron el 0-2 de la ida en el Louis II conscientes de que se habían acercado mucho a Cardiff, pero hoy tienen que rematar la clasificación en casa. (Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd).

No se esperan grandes cambios en el once de Allegri con respecto a la ida. Lo lógico sería que volviera Khedira y se cayera Marchisio –pese a lo bien que jugó–, y la prensa italiana apuesta por el mismo esquema que potenció las virtudes ofensivas de Alves y le protegió la espalda con Barzagli –esto conllevaría, de nuevo, la suplencia de Cuadrado–. Jardim intentará apurar hasta el final las opciones de Benjamin Mendy, lesionado a última hora hace seis días y ausente también en Nancy. Parece tener pocas posibilidades de empezar el encuentro de esta noche, pero al menos está en la convocatoria. Si no se recupera, Nabil Dirar repetiría como lateral derecho y Djibril Sidibé jugaría una vez más a pie cambiado en la izquierda.

Alineaciones probables: Juventus-Mónaco, martes 9 a las 20:45

Que el Mónaco gane el partido se paga a 5.25 en bwin

AS Monaco vs Juventus - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Me cuesta creer que hay alguna opción de que la Juve caiga esta noche eliminada, ya no solo por el resultado tan favorable que traen de Mónaco, si no por el contexto del partido que vamos a ver con un Monaco probablemente volcado en ataque buscando el 0-1 y una Juve dominando el área propia con Chielinni y Bonucci. Si es ese el guión, Dybala tiene mucho que decir a la espalda de Bakayoko – Fabinho, el joven argentino puede romper el encuentro con su movilidad y su talento.

Peeeero, los franceses tienen una baza, y también es otro joven talento. Es cargarlo de responsabilidad, lo se, pero es que está en un momento taaan bueno que él puede ser clave para que su equipo consiga estar cerca del pase a la final de Cardiff.

Deja un comentario

*