Volver a empezar

Paulo Dybala se lesionó. Foto: Focus Images Ltd.

Juventus y Sevilla FC vuelven a enfrentarse en Turín esta noche (20:45 CEST) en la Fase de Grupos de la UEFA Champions League. Ambos equipos se vieron las caras la temporada pasada, en el primer partido europeo como local de los bianconeros y en el primero como visitante de los hispalenses. Aquella vez, la Juventus venció por 2-0 a un Sevilla que volvía a la Champions tras cuatro años de ausencia. Fue un resultado que encarriló la clasificación turinesa para unos Octavos en los que el Bayern puso fin a su campaña europea antes de lo esperado. También fue un resultado que orientó al Sevilla de Unai Emery hacia la Europa League, torneo que acabaría ganando por tercera vez consecutiva y al que accedería por ganar… a la Juventus en el Sánchez-Pizjuán. Pese a levantar esa copa en Basilea, al Sevilla se le hizo muy corta su experiencia en la Champions League. Más si cabe a la Juventus, que cayó en la primera eliminatoria después de haber sido finalista en 2015 y de haber pretendido ser candidata al título una temporada más. Ahora, Juventus y Sevilla vuelven a empezar en la Champions League enfrentándose entre ellos; otra vez primero en Turín. Y aunque vuelven a coincidir el uno con el otro, pocas similitudes guardan ahora con los equipos de hace doce meses. La Juventus quiere opositar otra vez a ser campeona de Europa con el goleador récord de su liga, Gonzalo Higuaín, además de con un excelente golpeador de balones como Miralem Pjanić en el centro del campo. El Sevilla quiere superar la Fase de Grupos y bregar con los gigantes europeos más allá del mes de diciembre. Y lo pretende con el particular estilo ofensivo de Jorge Sampaoli, quien le ha dado un lavado de cara a un equipo con muchos fichajes y muy cambiado respecto a 2015. Ambas escuadras tienen nuevos rostros, nuevas propuestas y nuevas metas. Pero lo que se repite un año después es que empiezan su andadura Champions la una contra la otra.

Una Juventus candidata

Pese a la salida de Paul Pogba –histórica por lo económico–, la Juventus presenta hoy su nueva candidatura a ser campeona de Europa con la incorporación de un goleador muy regular (Higuaín), de un técnico y trabajador interior (Pjanić) y de varias piezas para un buen fondo de armario (Cuadrado, Pjaca, Benatia). Además de opositar al título con sus nuevos nombres, lo hace también con su juego. La Juventus ha comenzado la Serie A con la regularidad ganadora que le faltó en los inicios del pasado curso, pues ha sido el único club capaz de ganar en las tres primeras jornadas. Ha sabido superar repliegues y presiones con un gran ataque posicional, en el que Sami Khedira se ha convertido en esencial llegando desde segunda línea merced a las asociaciones entre Dani Alves y Paulo Dybala. Ha sabido contragolpear con eficiencia, como el pasado fin de semana frente al Sassuolo. La velocidad de la dupla argentina Dybala-Higuaín suma en una Juventus que no solo domina partidos con el balón sino también sin él. Y también la Juventus ha sido eficaz presionando, con un sistema de ahogo a los rivales en la salida de balón que el Sassuolo padeció el pasado sábado y que podría ser dañino para un equipo de la marca Sampaoli.

Pjanic Roma - MarcadorInt
Pjanić contribuye con balón y presionando al mediocentro rival en la Juventus. Foto: T.Martínez/MarcadorInt (todos los derechos reservados).

Ese mecanismo de presión del último partido, trasladado a lo que podría encontrarse la Juventus hoy, supondría que Dybala se echase encima de Nico Pareja, que Higuaín hiciese lo propio sobre Adil Rami, que Pjanić encimase a Steven N’Zonzi, que Patrice Evra vigilase de cerca a Mariano y que Dani Alves (Lichtsteiner no está inscrito en Champions) atase al lateral izquierdo de su exequipo: Sergio Escudero. La altura de esta presión sería la mayor posible, si se repite lo visto frente al Sassuolo. Y con lo inadaptado que está aún el Sevilla al estilo de Sampaoli, tal y como evidencian jugadores como N’Zonzi, los robos de la Juventus en el último cuarto de campo podrían ayudar a la Vecchia Signora a ganar el partido sin excesivas dificultades. Dybala e Higuaín, que prometen formar una prolífica sociedad esta temporada, podrían castigar la portería que va a defender Sergio Rico, tal y como avanzó Sampaoli ante la prensa.

El Sevilla probará a Lemina

Si el Sevilla consigue escapar de la presión que Massimiliano Allegri trabajó con su Juventus la semana pasada, el partido se podría teñir de blanco y rojo. La principal cualidad del Sevilla de Sampaoli cuando tiene la pelota es la saturación del carril central. El técnico argentino anima a sus jugadores para incorporarse al ataque por el centro, vaciando los costados para sus laterales y dejando solos en defensa a los dos centrales titulares (cuando son dos y no tres). Jugadores como Vitolo, Pablo Sarabia, Franco Vázquez e Hiroshi Kiyotake, además del móvil y recuperado Luciano Vietto, pondrían a prueba con sus rápidas asociaciones a Mario Lemina. El joven mediocentro gabonés ha crecido en las últimas semanas con la regularidad que le han concedido las lesiones de rodilla –que aún perduran– de Claudio Marchisio y de Stefano Sturaro. Su jerarquía en el centro del campo y su capacidad destructiva se han incrementado notablemente. Pero si el Sevilla de Sampaoli funciona tal y como su ideólogo lo desea, Lemina verá cómo un aluvión de jugadores se incorporan al ataque y al remate de centros laterales por su zona. El ex del OM afronta un examen difícil como guardián de la BBC de Italia, puesto que Andrea Barzagli ya está recuperado de sus problemas físicos y se le espera en un once con Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini y Gianluigi Buffon.

Franco Mudo Vázquez Italia Focus
Franco Vázquez, otrora internacional italiano, intentará saturar a Lemina en una Italia a la que encandiló junto a Dybala en el Palermo. Foto: Focus Images Ltd.

Los tres centrales de la Juventus tendrán que soportar en varias fases del partido otra característica del Sevilla y de los equipos de Sampaoli: la presión alta. Aunque el escenario y la condición de visitante inviten al Sevilla a ceder algo de iniciativa a la Juventus, es posible encontrarse por momentos a Vietto, a Vázquez, a Vitolo y a Kiyotake echándose encima de los cuatro primeros jugadores de campo bianconeri. Pese a que la presión de todos ellos a la vez generaría espacios en el centro del campo, la asunción de riesgos es típica en este inicio de temporada de un Sevilla atrevido ante equipos grandes como el FC Barcelona o el Real Madrid. Así podrían recuperar la pelota los de Nervión, quienes la utilizarán sobre todo por las bandas cuando logren sacarla jugada de campo propio. Eso se ha apreciado en los tres partidos de La Liga que han colocado al Sevilla como actual segundo clasificado. Respecto al último de esos encuentros, se cae de la convocatoria Samir Nasri por una infección vírica. Además, tampoco han viajado a Turín el sancionado Timothée Kolodziejczak (expulsado en la Supercopa de Europa), los lesionados Benoît Trémoulinas y Michael Krohn-Dehli y el canterano Carlos Fernández. Sí ha viajado Daniel Carriço, pero no se espera su participación en el encuentro al padecer problemas físicos.

Alineaciones probables: Juventus–Sevilla FC, 20:45 CEST en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria de la Juventus se paga a 1.50 euros en bwin
Alineaciones probables del Juventus-Sevilla FC
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*