Juventus-Tottenham: La madurez spur, a prueba en la fortaleza turinesa

Tottenham Focus

La Juventus está preparada. Puede que la Vecchia Signora sea un equipo de despertar lento, al que le cuesta arrancar en las primeras semanas de campeonato, o que incluso no encuentre el sistema idóneo hasta bien avanzada la temporada. Sin embargo, rara vez el regreso de la Champions en el mes de febrero sorprende a la Juventus en un punto bajo del curso. Desde que Massimiliano Allegri se hizo con las riendas del banquillo juventino, el elenco piamontés solo ha perdido cinco partidos de la Serie A y otros dos de Coppa en el periodo enero-mayo a lo largo de tres temporadas en las que alcanzó dos finales de Champions y ganó tres veces el torneo del KO transalpino. Solo el Bayern de Múnich, en la prórroga, fue capaz de doblegar a la Juventus en una eliminatoria europea a doble partido. Esta temporada, la carta de presentación de la Juve vuelve a ser impoluta: todavía no ha encajado ningún gol en 2018 y solo ha concedido un tanto en contra en los últimos dieciséis partidos. El reto del Tottenham de Mauricio Pochettino es mayúsculo.

 La Juventus todavía no ha encajado un gol en 2018. Foto: Focus Images Ltd.
La Juventus todavía no ha encajado un gol en 2018. Foto: Focus Images Ltd.

Los números del conjunto italiano impresionan, pero el Tottenham ha demostrado ser un equipo que no se deja deslumbrar por la rutilancia de sus adversarios. La seguridad defensiva de la Juventus es impepinable y se ha traducido en 14 victorias y 2 empates desde su última derrota en partido oficial, pero no es un conjunto perfecto. Allegri sabe esconder algunos de los defectos de la Juventus, que sufre cuando le presionan arriba. Desde el traspaso de Bonucci al Milan, la salida de balón depende en gran medida de la inspiración de Miralem Pjanic, cada vez más regular e influyente en el juego. Sin embargo, los rivales que mejor han trabajado para incomodar al bosnio han puesto en enormes dificultades a la Juventus y han restado brillantez al juego del cuadro piamontés, que siempre cuenta con la opción de salir en largo hacia Higuaín para descargar de espaldas o hacia Mandzukic para peinar los balones aéreos. Contra el Tottenham de Jan Vertonghen, Davinson Sánchez y Eric Dier -Alderweireld no ha viajado a Turín- a la Juventus le resultará más difícil imponerse en esta faceta por mucho que intente emparejar a Mandzukic con Trippier en el sector izquierdo.

De hecho, la batalla por el balón será uno de los alicientes del partido. Pese a partir con la condición de visitante, al Tottenham le gusta llevar la iniciativa. Sirva su reciente partido en Anfield como ejemplo, por mucho que el tempranero gol de Salah favoreciera un repliegue más bajo del Liverpool. El Tottenham quiere mandar mediante la posesión, someter al adversario, encerrarlo en campo contrario y anestesiarlo para asestarle el golpe definitivo con un pase de Eriksen, una aparición de Dele Alli, un remate de Harry Kane. Esta es una de las marcas de personalidad que ha adquirido el conjunto spur de la mano de Pochettino y los cruces de la Copa de Europa serán la prueba del algodón para los londinenses: después de un par de temporadas decepcionantes en los torneos continentales, con un tercer puesto en la fase de grupos de la Champions y un par de eliminaciones prematuras en la Europa League, parece que el Tottenham ya se encuentra en un estado de madurez óptimo. El primer puesto en un grupo complicado con el Real Madrid y el Borussia Dortmund es el aval de los spurs, que también afrontan el tramo decisivo del curso subidos en una ola de optimismo después de tres buenas actuaciones ante rivales exigentes como el Manchester United, el Liverpool y el Arsenal.

Kieran Trippier of Tottenham Hotspur celebrates scoring their second goal after an own goal during the Premier League match against Manchester United at Wembley Stadium, London Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526 31/01/2018
El Tottenham derrotó al Arsenal el pasado sábado. Foto: Focus Images Ltd.

La Juventus, con mucha más experiencia y oficio en Europa, medirá el punto de cocción del proyecto del Tottenham. El equipo de Pochettino es atractivo y quiere el balón, pero eso no le importa demasiado al cuadro italiano, mucho más pragmático. Si el Tottenham quiere la pelota en Turín la Juventus no se opondrá, sino que le tenderá una trampa. Quizás una presión agresiva en los primeros minutos, para hacer dudar a los futbolistas menos curtidos en la Copa de Europa y provocar alguna que otra pérdida en una zona delicada. Quizás un plan que mida más los riesgos y deje tiempo y espacio a los centrales para tocar, pero que bloquee cualquier pase interior. La Juventus no se siente incómoda sin el balón si el adversario lo mueve allí donde le interesa. Y ante el Tottenham tampoco le importaría esperar su oportunidad para lanzar a Douglas Costa al galope si la posesión rival es inocua. Con Erik Lamela recién recuperado de una larga lesión y con Lucas Moura todavía lejos de la dinámica del grupo y del ritmo de competición tras su fichaje en el último día del mercado, al Tottenham no le sobran los futbolistas con desequilibrio en el uno contra uno. Eriksen suele partir desde una banda y busca participar mucho por dentro, lo que deja a Heung-Min Son como único futbolista con cambio de ritmo y regate en el último tercio. Así pues, incluso replegada en su propia mitad de campo, si la Juventus desvía al Tottenham hacia las bandas y maniata el juego aéreo de Dele Alli y Harry Kane, minimizará las opciones de recibir un gol en su propio estadio.

Puedes escuchar el análisis de las eliminatorias de octavos de final de la Champions en Europa Estación Central

Christian Eriksen of Tottenham Hotspur during the Premier League match against Manchester United at Wembley Stadium, London Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526 31/01/2018
Christian Eriksen afronta por primera vez una eliminatoria de la Champions League. Foto: Focus Images Ltd.

Por otro lado, uno de los retos del Tottenham será mantener a raya el poderío ofensivo de los italianos. Por mucho que controlen el balón, la Juventus necesita muy poco para perforar la portería rival. Cada acción a balón parado se convierte en una ocasión manifiesta de gol cuando el adversario cuenta con Pjanic para ejecutar la estrategia o directamente disparar a portería y Douglas Costa se perfila como titular en el flanco derecho pese al buen partido de Bernardeschi en Florencia. El brasileño es un extremo idóneo para desplegarse al contragolpe, mucho más rápido que el transalpino, y las lesiones de Dybala y Cuadrado despejan el resto de dudas sobre el tridente ofensivo. El argentino lleva más de un mes sin competir y su encaje en el inexpugnable 4-3-3 desarrollado por Allegri en las últimas semanas deberá esperar. Seguramente el día a día de la Serie A permitirá intuir los planes del técnico livornés para conservar la fortaleza defensiva a la vez que reintroduce a Dybala en la dinámica del equipo. A las bajas del argentino y el colombiano hay que sumar las ausencias de Matuidi, Barzagli y Lichtsteiner, que se han quedado fuera de la convocatoria.

“El Tottenham es un equipo muy fuerte que tiene un gran potencial en la fase ofensiva, aprovechan muy bien los centros y casan de maravilla con los espacios. (…) Me complace que la Juventus se haya convertido en un modelo de referencia en Europa: solo el Real Madrid lo ha hecho mejor que nosotros en estos últimos años. No es poca cosa, estamos a la par de los mejores equipos europeos. Ahora empieza la fase más bella de la temporada y la viviremos con un gran entusiasmo, todos juntos, nosotros y el público, buscando la clasificación para llegar lo más lejos posible”. Massimiliano Allegri.

Douglas Costa y Bernardeschi compiten por la titularidad. Foto: Focus Images Ltd.
La velocidad de Douglas Costa puede ser un arma letal para la Juventus. Foto: Focus Images Ltd.

Para que la Juventus ataque lo mínimo posible, el Tottenham necesitará reducir los riesgos con la pelota. Salvo en el caso de Davinson Sánchez, más impetuoso, los londinenses cuentan con futbolistas pacientes con el esférico. Y en definitiva todos gozan de buen pie para pasar el balón y conservarlo durante largas fases del choque. Las opciones de los pupilos de Pochettino para ganar en la ida y romper una racha de 22 partidos de la Juventus sin perder como local en la Champions pasan por una circulación segura de la pelota, aunque a veces sea lenta, que minimice los riesgos en las zonas más sensibles. Evitar perder el cuero donde a la Juventus le interesa robarlo para desplegarse a la contra y mantener la atención en las vigilancias cuando se ataca, pues las descargas de Higuaín y Manduzkic junto a la velocidad de Douglas Costa castigarán cualquier despiste.

“Seremos valientes, intentaremos ganar. Necesitamos jugar con libertad y tener las ideas claras. Es un partido que debemos disfrutar. La Juventus tiene mucha experiencia y necesitamos alcanzar su nivel con motivación, energía y el deseo de competir”. Mauricio Pochettino.

Dadas las condiciones de ambos equipos y la resolución en Wembley, seguramente al Tottenham le interese un partido de ritmo bajo en el que amase mucho el balón, se asiente pacientemente en campo rival y espere la oportunidad para que la calidad en el pase de Dembélé y Eriksen encuentre el resquicio en la retaguardia juventina y conecte con Dele Alli y Harry Kane. Con la lesión de Matuidi, la Juventus pierde a un pilar defensivo cuya presencia física reduce las probabilidades de éxito de las circulaciones rivales. También queda algo menos protegido Pjanic, que se perderá la vuelta en caso de ver la cartulina amarilla. Y aunque los de Allegri defiendan bien, el Tottenham tampoco tiene prisa. La partida de ajedrez empieza esta noche en Turín y pocos mueven las piezas con la misma frialdad que la Juventus: no deja de ser la primera eliminatoria de Champions para Christian Eriksen, Dele Alli, Harry Kane, Eric Dier, Davinson Sánchez e incluso Mauricio Pochettino.

Alineaciones probables: Juventus-Tottenham, martes 13 a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Tottenham vs Juventus - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

9 comments

Eliminatoria muy cerrada, creo que el Tottenham deberia ganar en condiciones normales; pero la Juventus es un equipo muy canchero, creo que pasa la Juve.

Por qué dices que debería ganar el Tottenham en circunstancias normales??? Para luego decir que ganará la Juve. No lo entiendo la verdad.

Creo que el Tottenham tiene mejores jugadores; pero Juventus tiene una conjuncion como equipo muy buena que tiene experiencia en esta competicion, por eso pienso que pasara la Juve.

No crees que saldrá con defensa de 3 los spurs, lo hizo contra el Madrid y creo que esta noche lo hará para asegurar los emparejamientos del ataque juventino. Me da a mi que Pochettino va a ser conservador por la inexperiencia de sus jugadores

Puede ser, pero últimamente está jugando mucho Dier en el centro del campo y todavía no está Alderweireld, que es otro futbolista que da ese salto de calidad en la retaguardia. Además, el Real Madrid jugaba en esa fase de temporada con el célebre rombo, con dos puntas, y así tenía superioridad numérica. Últimamente le viene funcionando el esqueleto planteado en la previa, aunque siempre hay algún que otro matiz (las posiciones de Son, Eriksen y Alli según el rival). Por otro lado, es cierto que de vez en cuando Pochettino guarda ases en la manga. Y para eso están, para sorprender. ^^

Igualadisíma, pero pese a jugar la vuelta en Wembley, veo favorita a la Juve. Equipo que sabe jugar estas eliminatorias como pocos.

Buen partido con pronóstico casi imposible. Quizás algo favorito el Tottenham por la gran cantidad de bajas de la Juve…

Es la eliminatoria más esperada por mí (quitando la del Sevilla, claro) por lo igualada que la veo. Además por el estilo de juego de ambos, se puede ver un cruce espectacular.

Los ingleses llegan en un muy buen momento pero ojo, es la Champions y ahí la Juve manda mucho y es raro que falle. Creo que pasarán los italianos.

Me va a faltar Dybala. Ojalá en la vuelta pueda estar.
Por parte Spurs, hoy (y en Turín) Harry Kane tiene la oportunidad de consagrarse a nivel continental.

El reto de Kane, Alli y Eriksen en ese aspecto es uno de los alicientes de la eliminatoria, sin duda. Comparto lo que leo, en general, sobre el favoritismo dividido. Hay unos aspectos a favor de la Juventus (experiencia y oficio, seguridad defensiva, el poderío de Pjanic a balón parado) y otros en contra (lesiones, situación de Pjanic para la vuelta) y lo mismo se puede aplicar en el Tottenham (estado de forma contra cómo administrará una eliminatoria así).

Yo creo que veremos una partida de ajedrez en la que se arriesgará poco y se moverá cada pieza con sumo cuidado, con total consciencia de lo caro que puede salir cada error. Y me parece enormemente interesante porque al final son dos equipazos intentando imponer sus fortalezas ante un rival versátil que se sabe adaptar a lo que pide cada partido.

Deja un comentario

*