Leicester-Sevilla: discursos antagónicos en busca de una noche de gloria

Jorge Sampaoli of Sevilla during the La Liga match at Estadio Riazor, A Coruna
Picture by Oscar Cajide Paz/Focus Images Ltd +34 662 29 56 0
19/11/2016

El Sevilla visita Leicester con la esperanza de que al tercer intento los octavos de final de la Champions League (moderna) dejen de ser una barrera infranqueable. Con el deseo de superar ese obstáculo que ya se le resistió en 2008 y 2010, cuando la entidad hispalense cayó ante Fenerbahçe y CSKA de Moscú en dos cruces en los que se le etiquetaba de equipo superior. Sin embargo, esta vez el pase a los cuartos de final de la Champions se dirime lejos de Nervión, en Leicester, en un estadio que el vigente campeón inglés ha convertido en un escenario fetiche en el que durante meses se sintió invencible. Para volver a pisar la antepenúltima ronda de la máxima competición continental, como ya hiciese en la temporada 1957-58, el Sevilla deberá resistir a 90 minutos de empuje británico ante un Leicester que parece haber recuperado la confianza y con ella la senda de la victoria desde que Craig Shakespeare asumió la responsabilidad en el banquillo tras el despido de Claudio Ranieri.

Leicester City manager Craig Shakespeare before the Premier League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 04/03/2017
Craig Shakespeare ahora dirige al Leicester. Foto: Focus Images Ltd.

El campeón de la Premier ha disfrutado de diez días de descanso para preparar el duelo decisivo de la Champions, con la tranquilidad que le otorgaron las dos últimas victorias en la liga frente a Liverpool y Hull City. Fueron dos partidos en casa en los que los Foxes tomaron aire, restauraron los patrones que llevaron al equipo al título y mantuvieron la misma alineación que en el curso pasado salvo la obligada excepción de Kanté, remplazado por Ndidi. El nigeriano se ha asentado en el once por delante de Amartey y del hoy lesionado Mendy. Aunque a pesar de su incipiente repunte y de las buenas cifras en casa en la Champions (tres victorias ante Oporto, Copenhague y Brujas), el Leicester sigue sin exhibir la misma solidez que en el curso anterior. Los Foxes han encajado al menos un gol en sus últimos doce compromisos oficiales. Ante un conjunto de la calidad técnica y los recursos del Sevilla, la fragilidad de la zaga inglesa puede marcar la diferencia.

“Sabemos la importancia del gol de Vardy en la ida. Será un desafío enorme el de mañana por la noche, pero esperamos que con la ayuda de la afición, pues generamos un buen ambiente aquí, podamos clasificarnos. El ambiente será eléctrico. Espero que mi equipo aproveche el momentum de los últimos dos resultados para canalizar la confianza que han ganado con ellos y jugar al ataque”. Craig Shakespeare.

En contraste con su adversario, el Sevilla no viaja a Leicester en su mejor momento de la temporada. A pesar de que el cuadro de Sampaoli encadena ocho encuentros seguidos sin perder, los hispalenses son exigentes con su propio rendimiento y no andan especialmente satisfechos con el juego desplegado en las últimas semanas. Sobre todo, con los dos últimos empates ante Alavés y Leganés. Para el compromiso de Champions, el técnico sevillista recupera a Pareja, Mercado, Nasri y Vitolo -ausentes ante el Leganés, varios por decisión técnica-, y no participarán los descartados Carriço y Vietto. De esta manera Sampaoli podrá decidir su alineación sin el condicionante de las lesiones o las sanciones y quizás recuperar la línea de tres centrales que da mayor vuelo a Mariano y Escudero por los flancos, el esquema con el que el Sevilla ha mostrado con mayor regularidad su mejor versión esta temporada. Aun así, si algo ha caracterizado a los de Sampaoli este curso ha sido su flexibilidad para cambiar de plan sobre la marcha y adaptarse al devenir de los partidos, a menudo con sustituciones que han tenido un impacto decisivo en el marcador.

“El cambio del Leicester tiene que ver con lo emocional, porque sigue jugando igual que el año pasado con Ranieri. Es un equipo decidido y valiente. Es un equipo distinto que aprovechará el momento que ahora atraviesa con la ayuda de la pasión de su gente. (…) Convivir con la ansiedad tiene que ver con un mensaje de exigencia. No queremos perderle el paso a los grandes. Hay que estar tranquilos y buscar nuestra mejor versión, esa que nos hace dominadores, la de Juventus, el Lyon… Nosotros estamos obligando al equipo a que compita cada fecha al nivel de los que ganan todos los partidos. La ambición nos hace pensar así. Hemos tenido pocos días para preparar el partido tras el duelo con el Leganés, pero hay que tener tranquilidad para volver a nuestro juego”. Jorge Sampaoli.

Samir Nasri. Foto: www.sevillafc.es
El acierto de Samir Nasri será capital en el futuro del Sevilla en la Champions. Foto: www.sevillafc.es

A tenor de la necesidad inglesa y de los escenarios que más dificultades han creado al Sevilla últimamente, es probable que el Leicester asuma una presión alta para ahogar a los hispalenses, incomodarles en los primeros compases y así meter al público en el encuentro. Este mismo esquema ya se reprodujo en algunas fases del partido de ida, en las que el Sevilla logró frenar el ímpetu británico acumulando a muchos futbolistas en la base y sobre todo en las bandas. Si N’Zonzi y Nasri asumen la responsabilidad en la salida del esférico, junto a las opciones que abren buenos peloteros como Pareja, Lenglet (fantástico golpeo en largo) y la capacidad de los hombres externos de trasladar el cuero a campo rival, el Sevilla podrá enfriar el ardor local y orientará el juego al escenario que más interesa a los de Sampaoli. Propiciará un contexto en el que el club hispalense asegure los pases para garantizar el control del esférico, para defenderse con el balón. Quizás parte de sus opciones pasen por eso, por domar al Leicester y empujarlo hacia el área de Schmeichel, donde le puedan ahogar con la consiguiente presión después de cada pérdida. Intentar imponer su discurso ante un rival que opta por un registro antagónico al de Sampaoli. Aunque difícilmente logrará sofocar al 100% el peligro del contragolpe del Leicester, interpretado por la mágica zurda de Mahrez o la velocidad de Vardy. Para ellos anotar un tanto será un desafío mayúsculo: en esta edición de la Champions, nadie ha marcado un gol al Sevilla cuando los andaluces han jugado lejos del Sánchez Pizjuán.

Alineaciones probables: Sevilla-Leicester, 20:45h

El empate se paga a 3.70 en bwin

Sevilla vs Leicester - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

A priori veía al Sevilla muy favorito en esta eliminatoria, y conforme se disputaba el partido en el Sánchez-Pizjuán, me reafirmaba en mi idea, pero ay ese gol de Vardy, que complicado va a hacerlo todo en el King Power Stadium.

Yo sigo creyendo en el equipo de Sampaoli. Es más, me decepcionaría bastante que no pasaran de ronda y que este proyecto tan bonito se quede en unas rondas en las que se merecería por el nivel mostrado hasta hace un mes.
Se que es una simpleza, pero creo que el resultado del encuentro lo va a decidir Samir Nasri, si el francés está inspirado y pesa en el encuentro, el Sevilla dominará y sería raro que no anotara. Si el marsellés no está, la presión del Leicester será bastante efectiva y todo se igualará.

Deja un comentario

*