A Ancelotti le toca decidir

bernabeu_foto

Luka Modric, columna vertebral y corazón de este Real Madrid

En el fútbol, como en la vida, la mente lo decide todo. La confianza logra imposibles frente a los que el talento no tiene respuesta. El Real Madrid se enfrenta a su frustrante vecino por séptima vez en lo que va de temporada y ninguna de ellas ha podido volverse a casa sintiéndose plenamente superior. Lo del pasado martes fue lo más parecido a ello, su jugoso ataque posicional en la primera parte desbordó a la estructura del Cholo por momentos y, por primera vez en bastante tiempo, los blancos vieron en los colchoneros rostros pálidos de sufrimiento real, no ese sufrir que llaman sufrir, pero que en realidad el Cholo ha convertido en disfrutar. Pese a que el resultado luego negara todo aquello, el recuerdo de esos minutos pudo servir de gasolina moral para que el Real encarara el partido de vuelta exuberante, crecido y con la confianza necesaria para ejecutar su juego con energía y decisión, la única forma posible que tiene de superar de forma rotunda al equipo rojiblanco. La baja de Luka Modric, además de las decisivas consecuencias que tiene en el juego, se lleva por delante ese resquicio de superioridad psicológica con la que contaba el Real de entrada. Es imposible que no afecte a sus compañeros. El partido, en las cabezas, también empieza 0-0.

La baja de Luka Modric, además de las definitivas consecuencias que tiene en el juego, se lleva por delante ese resquicio de superioridad psicológica con la que contaba el Real de entrada.

Borussia Dortmund v Real MadridUEFA Champions League

La baja de Luka Modric es durísima. Foto: Focus Images Ltd

La repercusión unánime de la lesión del croata ha hecho por fin justicia con la dimensión del jugador. Pese a que cuando lo trajo Jose Mourinho se hicieron comparaciones que rozaron lo obsceno, hoy nadie es capaz de negar que su baja debilita de forma dramática a la que es quizá la mejor plantilla del mundo. En primer lugar, estructuralmente. El dinamismo ofensivo de la circulación blanca tiene muchísimo que ver con las piernas del croata. Su agilidad a la hora superior presiones con giros de cintura, su velocidad a la hora de desplazar el balón, su inteligencia táctica a la hora de moverse y de compensar a Toni Kroos, su talento defensivo para rebañar balones y sufrir cuando toca… El sistema blanco pierde borbotones de calidad sin él en el interior derecho. Pero espiritualmente la pérdida es casi tan grave. Si Sergio Ramos es el alma de este Madrid, Luka Modric es el corazón del equipo. El que, con su impasible constancia, hace latir al equipo. Cuando el balón quema, el cansancio susurra y la inspiración inicial se aleja, sus compañeros saben que entregarle el balón al 19′ es no sólo la práctica certeza de que no la va a perder sea cual sea el contexto del pase, sino la garantía de que la va a llevar hacia arriba y va a continuar ejecutando el plan previsto con pasión latina y frialdad soviética. Luka es un faro que no deja de alumbrar.

Si Sergio Ramos es el alma de este Madrid, Modric es el corazón del equipo

Las opciones de Ancelotti en el centro del campo

Evidentemente, sin él el Real Madrid sigue teniendo muchas opciones de ganar: juega en casa y las mejores piezas son suyas, pero las opciones de desbordar a su rival y superarlo mediante el frenesí colectivo que vimos en el Camp Nou o en el Calderón, sin embargo, se reducen bastante. Al ser el Atlético un colectivo tan férreo, coherente y compacto defensivamente, obliga al ataque posicional blanco a ser extremadamente fluido, veloz y dinámico en sus posesiones si quiere agrietar de forma sostenida su estructura. Como el equipo blanco no tiene en su plantilla una sola pieza que sea capaz de imitar el rol de Luka (¿acaso existe?), su juego se vuelve más espeso y previsible, como vimos durante todo el tiempo en el que el croata estuvo lesionado. Sin el ex del Tottenham en el campo, en clave merengue es más realista visualizar un sufrido e igualado encuentro que se decida por detalles como el de Lisboa que una marcada superioridad blanca como la de la ida. Quizá Carlo tenga que pensar más en competir que en enamorar a la hora de elegir la pieza que sustituya al 19.

Khedira Focus Madrid Atletico

Khedira es un candidato para sustituir a Luka Modric. Foto: Focus Images Ltd

Por talento, experiencia y adecuación contextual, el destinado a ocupar el rol de interior derecho en el 4-3-3 blanco parecería claro: Sami Khedira, cuya posición ideal coincide precisamente con la que queda desierta. Cierto es que en un fútbol tan asociativo como el que practica este Madrid su limitada finura puede entorpecer las posesiones blancas, pero compensa con creces con otras cualidades valiosísimas. Dinamismo, ruptura, profundidad, llegada de segunda línea, intercambio de posiciones con el extremo, presión, juego aéreo… En condiciones normales, Sami sería un lujo como pieza de rotación sólo al alcance de muy, muy pocas plantillas. Si bien no aspira a la genialidad de Luka, su energía, intensidad defensiva y dinamismo desde el sector derecho necesarios en el sistema blanco quedarían parcheados decentemente con el alemán. Hablamos de uno de los mejores centrocampistas del mundo, que en partidos de trascendencia como este ha sido una garantía de competición feroz: su dilatada experiencia en todas las fases de Champions, Eurocopas y Mundiales le sirve de aval. Sin embargo, y en este caso el único responsable es él, esta temporada no está rindiendo ni muchísimo menos como el jugador que conocemos. Ancelotti no se ha cansado de darle oportunidades, es un jugador al que valora muchísimo: en su primera temporada le dio un rol troncal desde el principio, le hizo jugar una final de la Champions de titular pese a llegar en condiciones físicas paupérrimas en una posición que no era la suya y en el presente curso, pese a alternar actuaciones mediocres con constantes lesiones, cada vez que podía le trataba de activar. Por puro rendimiento, se ha ganado no entrar ni en las quinielas para sustituir a Luka. Su 2015 roza lo inaceptable. Pero Carlo sabe lo bueno que es. ¿Qué hará?

En condiciones normales, Sami Khedira sería un lujo como pieza de rotación sólo al alcance de las plantillas de los gigantes

Personalmente considero que el fútbol es un deporte de dinámicas, de inercias, de construcciones largoplacistas de momentos de forma. No creo en seleccionar partidos, en ser suplente toda la temporada y llegar el día D y rendir, en tener a un jugador desactivado de la realidad competitiva y que luego no se note cuando salga al césped. Pero Carlo Ancelotti, que por descontado sabe infinitamente más de fútbol que yo, no piensa así. La prueba es Coentrao, al que ni siquiera quiso dar minutos el sábado para que se aclimate a la competición pese a saber que será titular en el encuentro más importante del año hasta ahora tras semanas de inactividad. Por eso, no es descartable en absoluto que el 6 salga de inicio.

Illarramendi-Real Madrid-Focus

Illarramendi no ha contado con muchos minutos a lo largo de la temporada. Foto: Focus Images Ltd

Desde una perspectiva más meritocrática, las opciones que le quedan a Ancelotti para suplir la baja de Modric son dos: Illarramendi y Lucas Silva. Pasado el famoso episodio del Westfalenstadion y su inesperada suplencia en la final de Lisboa, ni Ancelotti ni Illarra han dado motivos para pensar que el rol del vasco en la plantilla blanca pueda haber cambiado sustancialmente desde entonces. El de Mutriku es un centrocampista extraordinario, pero carece quizá de tres cualidades cruciales para alguien que pretende ocupar su posición en un encuentro crucial de Champions League: pasión, valentía e intensidad. Es ordenado con el balón, inteligente tácticamente y da fluidez a las posesiones blancas, pero en las grandes noches de Champions, ante este enérgico Atlético de Madrid y en un intimidante Santiago Bernabéu, como entrenador quieres a alguien que vaya a salir a devorar al rival y no se vaya a amedrentar por el contexto. El 24 sigue sin ser una garantía de ello. Cada vez que ha tenido oportunidad de jugar, ha salido con la apatía mecánica del que se contenta con su rol y no con la rabia feroz del que quiere comerse el césped para poner en evidencia a su técnico. Su rival de hoy obliga a una fortaleza mental titánica y a una constancia e intolerancia a la frustración notable, y no son cualidades de las que Illarra parezca ir sobrado. A cambio, aportaría control, circulación cerebral y fluidez con el balón. No está nada claro que a Carlo le compense y prueba de ello fue el fichaje de Lucas Silva, que a priori vino para ejercer su rol en la plantilla blanca, pese a que últimamente haya venido pasando desapercibido en la rotación merengue. Sus verdadera talla aún no ha dado tiempo a verla, pero sí se ha notado en él ese vigor y personalidad que tanto aprecia Carlo.

Benzema Piqué Real Madrid Barcelona Focus

 Benzema será baja de última hora por un esguince en su rodilla derecha. Foto: Focus Images Ltd

Chicharito o Jesé, la otra duda de Carlo

Hasta ahora nos hemos centrado en la lesión de Luka Modric por ser la más dura colectivamente, pero el Real cuenta también con dos sensibles lesiones de última hora: Karim Benzema y Gareth Bale, dos patas de la BBC, además de la baja por acumulación de tarjetas de Marcelo. Sin el francés, que ciertamente por sus cualidades no suele destacar en los derbis madrileños (la frontal, su territorio, es un área de difícil acceso con Godín-Miranda y Gabi-Tiago al acecho), Ancelotti pierde un móvil y talentoso apoyo por delante a la hora de articular ataques posicionales y un decisivo elemento de asociación en tres cuartos. La baja de Bale, pese a que su decepcionante temporada pueda sugerir lo contrario, también es terrible. Por muy mal que juegue, con una conducción, un desequilibrio, un disparo o un pase te puede ganar el partido en cualquier momento y eso es oro molido en Champions League. ¿Qué opciones tiene Carletto?

Real Madrid v Ludogorets Razgrad UEFA Champions League

Chicharito cuenta con opciones de ser titular ante el Atlético. Foto: Focus Images Ltd

Partiendo de que Carlo ha dicho en rueda de prensa que no va a modificar el sistema en el que tanto confía y que el sustituto natural de Bale tiene toda la pinta de ser James, la disyuntiva es Chicharito o Jese para ocupar la plaza de Benzema. Cuando el Madrid eligió en verano diseñar su plantilla con un delantero de segunda fila para que no alterara el particular ecosistema de Karim, aceptaba tácitamente riesgos como el de hoy: que el francés causara baja y el Real se pueda jugar su temporada con su elección en el frente de ataque. Chicharito, al cual su entrenador no ha debido ver demasiado bien porque sólo ha recurrido a él bajo extrema necesidad (comparen su protagonismo con el de Morata el año pasado), es, antes que nada, un bajón de calidad importante respecto a su homónimo. Sin rodeos, el Madrid es bastante peor con él. Sin embargo, el mexicano cuenta con un par de cualidades interesantes para este contexto.

Chicharito cuenta con un par de cualidades interesantes en este contexto

Como se explica más detalladamente aquí, la defensa posicional atlética trata de incitar al Madrid al envío lateral cuando este ha conseguido superar su primera línea de presión. Conscientes de que su superioridad en el área pequeña es notable con Godín, Miranda y Oblak amparándola, ahogan las opciones de pases interiores de los madridistas abiertos con el objetivo de precipitar centros. Su ventaja es evidente: Benzema por alto no es nada del otro mundo, Bale tampoco, Cristiano sí, pero no siempre le da tiempo a llegar y la gestión blanca de la segunda jugada es casi inexistente. Ese es uno de los pocos aspectos entre los que Chicharito se encuentra entre la élite más selecta y en ese sentido el Madrid ganaría una amenaza más. Teniendo en cuenta lo mermado que queda su complejo ataque posicional ante las bajas de Marcelo y Modric especialmente, no es difícil imaginar un encuentro de asedio blanco más rudimentario en forma de centros y las probabilidades de que el 14 cace alguna son altas. 

Ni el madridista más optimista es capaz de imaginar un escenario de goleada blanca. Por mucho que el Madrid logre someter, el talento defensivo individual y la raza colchonera no parece que vayan a ceder más de 4-5 situaciones de gol claras. En otras palabras: el Real tendrá que ser efectivo a la hora de finalizar sus ocasiones. Karim Benzema, excelso en tantas otras facetas del juego, es una de las razones que explican que el Madrid no haya conseguido sacar réditos de sus exhibiciones en el Camp Nou y en el Calderón. En términos de pegada, no es un killer. Muchas veces busca rizar el rizo, habilitar a un compañero en una situación aún mejor, hacer el más difícil todavía en vez de enchufarla en la jaula. Y, ante el Atlético, que ya de por sí concede muy poco, eso da tiempo a que los defensas colchoneros puedan corregir mediante gestos heroicos. En ese sentido, Javier Hernández tiene una cualidad: es un delantero mucho más simple. Si huele el gol, la va a tratar de enchufar entre los tres palos. Eso hoy puede ser una ventaja. Aunque, por supuesto, la diferencia de técnica y de sensiblidad a la hora de moverse y asociarse las va a notar el Madrid a la hora de articular sus ataques.

Real Madrid v Levante Unión DeportivaLa Liga

Jese Rodríguez es una opción para el once titular. Foto: sharemytactics

Si la misma situación se hubiese producido hace año, nadie tendría el más mínimo género de duda: Jese Rodríguez es una pieza de mucha más calidad que Chicharito y la bajada de nivel respecto a Benzema no hubiera sido ni significativa. Talento asociativo, explosividad, gol, desborde, lectura… El año pasado sacó a relucir el jugador que será algún día y ese le vendría hoy de fábula al Real Madrid, además en su posición ideal: la banda izquierda. Ocurre que, tras una lesión como la suya, necesita muchos minutos para recuperar el ritmo y la confianza y no los ha tenido porque el Madrid no podía permitirse invertir en él mientras se jugaba los títulos. Pese a ser consciente de que aún estaba lejos de su mejor nivel, Carlo ha necesitado recurrir a él en momentos críticos debido a la poca amplitud de su banquillo y, lógicamente, este no ha respondido. No obstante, ya hace 5 meses de su lesión y no sería extraño que Ancelotti, un esclavo del talento, apostara otra vez por él.

Captura de pantalla 2015-04-21 a las 23.25.44

Posible frente de ataque con Jese de titular. Foto: sharemytactics

Al Madrid le puede pasar factura su verano

Lo normal suele ser que unos cuartos de final de Champions League se decidan por detalles y más entre dos proyectos tan competitivos y que se conocen tan bien como Atlético y Real Madrid. Una ventaja que sacas de la nada y ya te aferras a ella, un error individual que te obliga a cambiar radicalmente de discurso porque el resultado no te vale… Suelen ser esos momentos los que distinguen entre los que se vuelven a casa eufóricos y los que se pasan la noche sin dormir. Si no hay superioridades individuales o colectivas que desequilibren el encuentro y son esas pequeñas cosas las que marcan la eliminatoria, es posible que su verano le dé de bruces en la frente al Real Madrid. Gregg Popovich, el legendario entrenador de los San Antonio Spurs (vigentes campeones de la NBA), suele utilizar el interesante concepto de “no hemos respetado el juego” cuando quiere explicar algunas de sus derrotas. Con él hace referencia a cuando sus jugadores se creen tan superiores que piensan que no tienen pasar por cada uno de los procesos lógicos que envuelven a un partido. Defender con intensidad, mover el balón, etc. Pues bien, este verano el Real Madrid no respetó el juego cuando pensó que podría aspirar a ganar las tres competiciones con un portero que había demostrado sobradamente ser una debilidad flagrante y que ello no tuviera consecuencias. Que no necesitaría paradas que sumen puntos, seguridad en su área o solvencia en balones aéreos para ganar torneos. Mientras el Atlético se gastó mucho dinero en un guardameta que está empezando a demostrar que es un gigante competitivo al que agarrarse en momentos de inferioridad colectiva, el Real tiene otro que no sólo no suma prácticamente, sino que inyecta el pánico a los suyos en cada balón que se mueve por su área. Hoy puede ser otro día en el que aquello influya. No debería sorprender a nadie.

Real Madrid v Cordoba CFLa Liga

Ancelotti contará con pocas alternativas desde el banco. Foto: Focus Images Ltd

Por último, ojo con el banquillo madridista de mañana. Si hay lesiones, prórroga o contextos en los que el Real necesite de potencial ofensivo, es muy posible que Carlo mire a su banco y no encuentre nada. El año pasado, pese a que en Lisboa pudo contar con Isco, Marcelo y Morata de suplentes (ya los quisiera para hoy), al Real se le fue buena parte de la Liga debido a su poca profundidad de banquillo: hagan memoria y recuerden a Willian José saliendo en Balaídos a pelear por la liga. No tomó nota la dirección deportiva blanca de aquello y su corta plantilla en las posiciones de atacantes le puede pasar hoy factura si necesita reacciones desde el banco. Pura Champions League.

ANÁLISIS EN PERSPECTIVA ROJIBLANCA: LA RECETA DEL CHOLO

Artículo relacionado: las alternativas de Simeone

Real Madrid vs Atletico Madrid - UEFA Champions League - 14th April 2015 - Football tactics and formations
Posibles onces titulares. Foto: sharemytactics

¡Aprovecha el bono de 50 euros* para nuevos usuarios y regístrate en bwin! ¡La victoria del Real Madrid se paga a 1.95 y la del Atlético a 4.oo! ¡Puedes utilizar el bono para demostrar que eres mejor apostante que Raúl Fuentes y competir contra él en el nuevo formato de ‘Cuota 48’ (pincha aquí y averiguarás cómo)!

Foto de portada: MarcadorInt
* Bono sujeto a términos y condiciones. Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos solo a mayores de 18 años.

Related posts

15 comments

Tengo ese “no se qué”, esa sensación de que van a jugar Ilarra y Hernández. No puedo fundamentarlo, ya quisiera. Es pura corazonada. Saludos a todos, un placer leer este gran análisis.

Tengo exactamente la misma sensación. Me gustaron mucho las declaraciones de Illarra cuando se lesionó Modric, ese “Aquí estoy” me da buen feeling. Con Chicharito lo mismo, quizá contra el Atlético sea necesario un delantero que simplemente la meta y no se ande con rodeos.

A mi también me ha encantado el artículo. Estoy de acuerdo con casi todo y está tan bien descrito que queda poco por aportar. Si acaso incidir en la idea de que la única baja terrible es la de Modric. Con las bajas de Marcelo, Bale y Bezema pierdes significativamente, pero con Coentrao (estabilidad defensiva), Isco (control en el centro del campo) y Chicharito (acortar el camino hacia el gol) ganas cosas que pueden ser importantes en un partido como el de mañana.

Más allá de eso, Guillermo, y dando por hecho que Ancelotti no lo hará, ¿no crees que es una oportunidad para -cuando es evidente que el Atlético conoce todas las respuestas- cambiar todas las preguntas? Es decir, para generar cierta revolución en el esquema blanco. Por supuesto que es arriesgado cambiar de esquema en el partido clave de la temporada. Pero a mi también me lo parece seguir igual cuando has visto ¡7! veces en la temporada que lo que planteas apenas sirve para hacerle daño al Atlético de Madrid (y que cuando lo consigues es por una calidad individual que hoy estará bastante mermada).

¿No has pensado en la opción de poner a Pepe de mediocentro, y liberar un poco más de las tareas defensivas a Kroos?

No me parecería mala opción.

Ya sé que no es posible y que el propio Carlo lo descartó, pero, ¿no creéis que lo mejor para el Madrid sería jugar con linea de 5 atras, Coentrao-Ramos-Pepe-Varane-Carvjal? Me explico, evitas poner a un jugador que tiene la cabeza en otro sitio como Khedira, o poner a un jugador con el que has dado numerosas muestras de no contar con él, Illarra, y lo que es mas importante ganas un jugador importantísimo para las jugadas a balón parado, tanto defensiva como ofensivamente, y jugando contra el Atlético de Madrid esto es vital.
Sé que sería arriesgado y que este equipo no ha jugado así nunca y eso lo podría acusar, pero para mí con la dichosa regla de los goles fuera de casa, a mi modo de ver injusta a todas luces, es vital para el Madrid no encajar esta noche, a parte de mandar un mensaje a sus jugadores, “Tranquilos, el partido está empate, no obsesionaros con el gol y dejéis espacios que nos sentencien” el Atlético de Madrid juega muchas veces con la obsesión del Madrid por hacer gol, por tener que ganar y creo que si hoy el Madrid hace eso sufrirá.

Descartado por lo siguiente: En la vuelta de los cuartos de final de la Champions y jugandote la vida no puedes ponerte a improvisar un sistema. Un sistema que no has trabajado, que los jugadores no conocen etc. La vida real es mucho más compleja que en la play por ejemplo (ahí puedes poner el sistema que quieras y mejor vaya al partido). Un sistema requiere de asimilación (se tardan semanas o incluso meses) y mucho trabajo para que los jugadores se habitúen y se creen automatismos.

¿Y no es también arriesgado seguir jugando de la misma forma cuando es evidente que NO FUNCIONA contra el Atlético? Y que, en momentos puntuales en los que ha funcionado, jugadores como Modric, Bale o Marcelo han sido claves y ahora no los tienes.

Con esto, no digo que yo cambiaría el sistema. Pero el debate me parece razonable.

Pedazo de analisis, Guillermo. Parece que para esta noche, al Real Madrid se le han juntado todas ( o casi ) las “debilidades” que se podían apreciar,tanto al principio de la temporada; como en Navidades: plantilla corta,porteria no solucionado,no hay flexibilidad tactica…

Leyendo el post sobre la victoria del Bayern anoche, me asalta esta duda: ¿ de ser Ancelotti el entrenador del equipo de Munich ayer, hubiera cambiado planteamientos,posiciones… para evitar lo que paso en Porto, o solo se habría limitado a sustituir unas piezas por otras?
Carlo es un entrenador muy bueno,pero si “algun” defecto tiene, es que su “libreta” no se ha renovado “nunca”. Recordemos cuando pidio a Isco (no recuerdo si fue el directamente o la prensa) ser como Seedorf. La insistencia en rescatar a Khedira es (sacrilegio lo que digo ahora) tener a un perfil “Gattuso” en el equipo. Kroos actua como Pirlo…(La excepcion respecto del Real Madrid son “a mi modo de ver” la obligatoriedad que tienen los 3 arriba para jugar salvo que sea imposible) y Si miramos las alineaciones,tanto del Milan como del PSG, y sus planteamiento base, podriamos decir que es practicamente el mismo desde entonces. (Verrati en la posicion de MC creo que la empieza a usar Carlo cuando lo ficha para el PSG, para hacer lo mismo de Pirlo)
Si mirasemos la alineacion tipo del Milán, podríamos decir que hoy juegan Chicharito e Illarramendi, (meter a un delantero cazagoles, aunque ni de lejos llegaria a la calidad de Inzaghi) con CR de delantero total (Sheva) mientras que el de Mutriku debería actuar de interior box to box.

El planteamiento que no creo que use, aunque es uno que para sorprender seria interesante, sería ese 3-5-2 que ha dado vueltas por ahi. Pepe-Varane-Ramos/Coentrao-Isco-Illarra-James-Carvajal/CR7-Chicharito. Aunque no veo a Carlo jugando al despiste con la prensa (Ha dicho que no va a cambiar el planteamiento, aunque quizas nos sorprenda y sea “inteligente” en este aspecto) Daría seguridad atrás (minimo tendrías a 5-6 defensas) dando más libertad a los 4 jugadores “creativos/ofensivos”.

Todo pura especulación si, pero esto es fútbol!

A mí personalmente no me gusta del todo 5-3-2 o 3-5-2. Me explico, en primer lugar sería mas una sorpresa para los propios jugadores del Madrid que para la defensa del Atlético, demasiado riesgo para un partido tan importante, para cambiar tan drásticamente un sistema hace falta tiempo a mi parecer. En mi opinión, se formaría un vacío entre centrocampistas y la línea de 3 del que podría aprovecharse fácilmente Griezz y Mandzu para prolongar a los interiores+laterales. Además, esos carrileros (Carva+Fabio) harían buen papel quizá, llegarían a línea de fondo? igual, pero luego falta remate, y destaquemos las cualidades de la pareja de centrales rojiblancos…

Qué haría yo? no me gusta la idea de Illarra por muy motivadísimo que esté… Si tuviera que arriesgar sería con Varane de medio centro, no arriesga en el pase, es más táctico e inteligente que Ramos y Pepe y además le veo un perfil Mascherano pudiendo darse la vuelta y controlar situaciones complicadas.

Es una evidencia que la dirección deportiva del Real Madrid y el propio Carlo Ancelotti se equivocaron a la hora de diseñar la plantilla del presente curso, aspecto en el que coincido contigo. No se puede ir a ningún lado con los suplentes que tiene el Madrid, no sin darles confianza a lo largo de la temporada para que lleguen entonados a la recta final donde se deciden los títulos. A jugadores como Illarramendi o Chicharito -el tema de Jesé está muy condicionado por su grave lesión- creo que no se les puede exigir que hagan un espectáculo de partido si no se les ha dado cierta regularidad en forma de minutos.

Anceloti debería de plantear un partido distinto a los que ha plateado, hoy debido a las piezas debería verse incluso mas forzado, el 4-4-2 me parece lo mas sensato y lógico para este partido, apuntalar el medio del campo crear siempre superioridad en el centro del campo, y esperar su momento, el madrid podría sacar mucho de una presión alta pero inteligente, ya que cualquier robo en posiciones avanzadas ayudaría al madrid a evitarse el paso de desectructurar la defensa atletica en 3/4 algo que solo consiguió en 45 minutos en 7 partidos. Anceloti me parece buen entrenador pero muy poco flexible .

Deja un comentario

*