Resistir a do Dragâo

FC Porto v BenficaPrimeira Liga

Una situación crítica

De forma absolutamente extraordinaria respecto a su gestión habitual de los viajes en las eliminatorias de UCL, Pep Guardiola decidió que el Bayern viajara a Portugal el mismo lunes, dos días antes de su partido ante el Porto. La maniobra responde a la voluntad clara del entrenador catalán de concienciar a su plantilla de que deben competir este partido con la tensión emocional de una final. Tal es el estado actual del conjunto bávaro que afrontar el encuentro de hoy con el nivel de activación de un trámite más puede provocarles un susto irreversible en forma de complicación de la eliminatoria. Lo dijo Pep muy claro: “La situación es muy crítica, muy crítica. Pero, como hemos hecho siempre, estamos aquí y vamos a luchar hasta el final por este equipo, por nuestro trabajo, por nuestra pasión. ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? No lo sé. Para el partido ante el BVB de semifinales de DFB Pokal o para los cuartos ante el Porto necesitamos a todos nuestros jugadores y ahora mismo eso es imposible, pero tengo confianza. (…) Estos últimos encuentros me han servido para aprender mucho como entrenador. Da igual cuántos jugadores tengas, lo importante es que los once o los trece o catorce que tengas sigan a su entrenador y luchen con pasión. Si eso pasa, al final estarás satisfecho y podrás ganar.”

Bayern Munich v Manchester CityUEFA Champions League

La plantilla del Bayern vive una situación crítica. Foto: Focus Images Ltd

El tono épico de las declaraciones del de Santpedor no es impostado. Por segunda temporada consecutiva, las lesiones han asolado a su plantilla hasta el punto de que en el partido ante el Eintracht sólo tenía catorce jugadores del primer equipo disponibles y uno de ellos (Badstuber) estaba tocado. Las bajas, encima, no son cualquiera: son jugadores troncales en el sistema habitual de Guardiola como Alaba, Ribéry o Robben, aquellas individualidades de cuyo talento tienen más dependencia. La experiencia de Guardiola y su forma de administrar los recursos es, sin embargo, idónea para esta situación: como explicamos aquí más detalladamente, durante este curso, en vez de apostar por un sistema de base con el que concurrir para toda la temporada, ha ido adaptando sus piezas al contexto en cada momento. Y en este momento, al autor de la que es quizá la obra magna de la historia del fútbol, le toca adaptarse a una economía de guerra para ir sobreviviendo durante la temporada. De momento, no le ha ido nada mal.

Circulación, bloque bajo y transiciones

A día de hoy, sin Robben y con la duda hasta última hora de Ribéry, Guardiola no cuenta con uno contra uno ni desborde individual entre sus piezas disponibles. Por lo tanto, el 4-3-3 al que tanto se le asocia sería bastante inefectivo: a excepción de Thiago (y a su manera) no dispone de centrocampistas dinámicos de perfil asociativo ni extremos capaces de permanecer abiertos y decidir cuando les llegue el balón con cierta ventaja. Por suerte para su equipo, Pep es absolutamente flexible a la hora de diseñar sus sistemas y, dado lo que tiene a su disposición, ha encontrado una fórmula para competir. Al menos es la que vimos ante Dortmund y Leverkusen, sus últimos partidos de más trascendencia.

Bayern Munich v Manchester CityUEFA Champions LeagueBoateng, imprescindible en este Bayern. Foto: Focus Images Ltd

Sin desborde individual que legitime un intercambio de golpes, Guardiola ha optado por una variante mucho más conservadora. Desde una línea de 3 centrales que permite siempre una opción de pase de cara en salida frente a presiones avanzadas (Guardiola ha dicho que espera un Porto muy valiente) y que deja una red de seguridad detrás del balón en caso de pérdida, el equipo construye su ataque posicional. Lo hace de forma parsimoniosa priorizando la seguridad aunque ello pueda significar colateralmente falta de profundidad. Cuando el rival se ha expuesto para robar y los de Pep han tejido una posesión calmada, generalmente Boateng filtra un pase vertical que supera líneas, precipita la jugada y entre Müller y Lewandowski aprovechan para explotar los espacios en transición. Su objetivo hoy es que Brahimi, Quaresma y Aboubakar permanezcan desconectados del juego, que no la toquen en casi todo el partido y que el Porto no dé tiempo a sus inicisivos laterales a incorprorarse. Es un sistema que convierte los partidos en espesos, donde las ocasiones de ambos equipos se reducen hasta la extenuación. Sin embago, el Bayern se siente a salvo desde él para competir y eso, teniendo en cuenta su estado actual, es una virtud innegable. Se aferra a él.

Entre tanto pesimismo… Thiago

Entre tanto gesto torcido, ceño fruncido y cara de preocupación, hay un nombre que sonríe por la Säbenerstrasse. Ese es Thiago Alcántara, que está volviendo a disputar minutos más de un año después de lesionarse. Su frescura, personalidad y atrevimiento aún no han conectado con una trascendencia notoria en el juego (como era absolutamente esperable), pero su exquisitez técnica siempre puede dejar un gesto definitivo en este Bayern algo gris. En días como hoy, lo necesitan más que nunca.

La victoria del Porto se paga a 5 euros en Bwin

Bayern vs FC Porto - Football tactics and formations

 Posibles onces iniciales. Foto: Focus Images Ltd
Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Menudo desastre de bayern …..mucha lesión, sí, pero Guardiola se lo ha cargado con tanto cambio de tácticas, malos fichajes , la obsesión por tocar y tocar ……

Deja un comentario

*