Real Madrid-Atlético: homenaje a un lustro

Sergio Ramos Koke Juanfran Torres Real Madrid Atlético Focus

Ya estamos aquí otra vez. Madrid repite como epicentro del fútbol europeo por cuarta temporada consecutiva. Real y Atlético, dos de las potencias hegemónicas del panorama continental en esta era, vuelven a colisionar entre sí, como esos viejos conocidos que saben que tendrán que eliminarse entre ellos en alguna fase de la competición para ganarla. Lo hacen quizá en su punto colectivo más bajo de los últimos años, representando dos proyectos destinados a renacer, pero es como si la propia inercia de lo que fueron les hubiera llevado hasta aquí. Tamaña calidad y capacidad competitiva almacenada durante estos años sigue siendo un patrimonio suficientemente valioso como para ser semifinalista.

El conjunto madridista, por su lado, aterriza en lo que parecen ser los últimos coletazos del proyecto BBC. Entiéndase, tres futbolistas de ese talento aún tienen en sus botas un buen puñado de noches europeas de gloria, pero esta ha sido la temporada en la que más o menos ha quedado claro hay que darle una vuelta de tuerca a ese frente de ataque al que Florentino Pérez le entregó su proyecto cuando acabó la etapa Mourinho. A día de hoy le falta demasiada autosuficiencia, desborde y regularidad.

Por suerte para el Real, ese declive de su espina dorsal ha venido aparejado de un auténtico talento a la hora de gestionarlo. Zinedine Zidane ha comprendido con muchísima sensibilidad qué momento del proyecto le ha tocado gestionar y ha sido capaz de mantener activa a su excelente plantilla para cubrir los sitios a los que sus primeros espadas no son capaces de llegar. Isco, Marco Asensio, Morata, Lucas o James llegan a esta fase de la temporada plenamente metidos en la dinámica colectiva, disponibles para cuando haya que tirar de ellos, algo que ha requerido un trabajo de orfebre del técnico francés. Y que a menudo no se valora como se merece.

Gareth Bale no pudo ser de la partida en la ida. Foto: Focus Images Ltd
Gareth Bale no jugará el partido de ida. Foto: Focus Images Ltd

Hoy Zidane vuelve a encontrarse ante una papeleta que le ha tocado encarar repetidas veces a lo largo de la temporada: suplir a una de las patas de la BBC. Como tantas veces para un (absolutamente descomunal) futbolista sobre el que el Madrid ha depositado buena parte de la responsabilidad de su temporada, Gareth Bale no podrá ser de la partida ante el Atlético de Madrid. Como se ha comentado anteriormente, ZZ cuenta con un buen abanico de recursos para sustituir al galés, aunque el debate parece diluirse ante el paso del tiempo: Isco no deja lugar a ello. Paralelamente al declive de la BBC, el futbolista malagueño está alcanzando una magnitud en su juego que le debe colocar en una dimensión central del proyecto. El futbolista andaluz es ahora mismo un acontecimiento, un talento bárbaro, aprovechando cada gota del mismo gracias a una inspiración y madurez desbordantes. ¿Cómo le encajará Zizou?

Pues el 22′ se encuentra ante el rival que mejor se le ha dado desde que viste la blanca, aquel con el que ha firmado varios de los mejores encuentros de su carrera deportiva. Su forma de juntar hombres, dividir y flotar con la pelota es un recurso que facilita muchísimo el duro reto de resquebrajar la sólida defensa posicional atlética y contra el que Simeone muchas veces no es capaz de encontrar respuesta. Ocurre que ante el Bayern el hecho de ajustar un centrocampista más al esquema blanco ya desordenó al colectivo blanco y Zidane prioriza la seguridad por encima de cualquier otra cosa. La banda izquierda de Filipe y Koke puede hacer mucho daño si el técnico marsellés concede a Isco la libertad de aquel día. Por otro lado, el hecho de perder algo de intimidación en campo propio al alinear un delantero menos hoy parece menos dañino que nunca, dado el guión que todos prevemos: el Atlético protegiéndose ante un Madrid desplegado cerca de Oblak.

El Real necesita desborde para abrir la estructura del Atlético y parece claro que hoy su delantera no es capaz de dárselo. Ese peso, a priori, recaerá hoy sobre la figura del anteriormente mencionado Francisco Alarcón, y de dos de los futbolistas que han sacado las castañas al fuego en la fase más dura de la temporada: Marcelo y Carvajal. Dos hombres a los que Zizou ha entregado los dos flancos de su juego y estos lo han gestionado de forma absolutamente determinante en los momentos en los que la pelota más quema. Hoy ambos futbolistas representan la seguridad de que mandar el balón allí va a significar una solución al bloqueo, incluso una ventaja de la nada, que acabe en la acción del juego que más acerca a este Madrid al gol: el centro hacia Cristiano Ronaldo.

Yannick Ferreira Carrasco of Atletico Madrid during the Atletico Training Session at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 17/04/2017
Yannick Carrasco es duda hasta última hora. Foto: Focus Images Ltd.

El conjunto colchonero visita Concha Espina algo mermado por las bajas (Carrasco es duda hasta última hora y Vraljko parece que también lo tiene difícil) pero posee una carta ganadora capaz de eclipsar eso y mucho más: un hambre neurótica por la victoria inyectada en los ojos de sus futbolistas. El proyecto de Simeone ha nacido para ganar la Champions League y hoy se enfrentan a ese equipo que les ha alejado del anhelo de sus vidas a un grupo de futbolistas destinados a trascender para siempre llevando la primera Copa de Europa al Manzanares. El fútbol no es otra cosa que un estado de ánimo y el de Oblak, Godín, Koke, Gabi, Saúl, Filipe o Griezmann mañana va a ser de una energía que amenaza con zarandear el partido.

El gran signo de interrogación que acecha al Atlético es su alarmante falta de gol, circunstancia determinante dado que el primer partido es en el Santiago Bernabéu. Está claro que el conjunto colchonero es capaz de resistir al paso de los minutos como pocos, pero a buen seguro que Simeone busca el tesoro del gol en el día de hoy (incluso recibiendo otro) y protegerlo como un auténtico botín hasta el minuto 180 y los recursos que tiene para ello son reducidos. Su principal se llama Antoine y se apellida Griezmann, futbolista que está ante una eliminatoria que le puede colocar de forma definitiva como un número 3 mundial a nivel mediático, pero el francés no puede estar en todos lados. Si actúa de punta de lanza, sus vías para recibir balones francos son reducidas, mas si es él el conector del juego, Gameiro es el tipo de delantero ante el que Varane – Ramos en teoría se sienten más cómodos. Sus esperanzas están puestas, sobre todo, en ese big game player llamado Saúl Ñíguez, siempre capaz de sacarse un gesto técnico decisivo, y de un colosal Filipe Luis que vuelve a ser un absoluto foco de juego rojiblanco. Y en la certeza de que Jan Oblak va a cobijar su meta como un auténtico guardián, en lo que supone quizá, posición por posición, la diferencia individual más flagrante del duelo.

Alineaciones probables: Real Madrid -Atlético de  Madrid, martes 2 a las 20:45h 

Que ambos equipos marcan se paga a 1.95 en bwin

real madrid vs atleti - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

7 comments

Otro año más, vuelven a llegar ambos equipos a las rondas claves de la Champions League. A pesar de la igualdad, quizás veo un pelín superior al Madrid principalmente por que creo que llega algo mejor. También las bajas de Vrsaljko y de Juanfran son un handicap difícil de solventar para los colchoneros.

Tampoco creo que le beneficie que la vuelta en el Calderón, pues el Cholo lo prefiere al revés y además así ha obtenido réditos. En la ida como local busca el cero en su portería y luego como visitante cada gol que marca es una losa para el rival.

Muy superior el Madrid, debió haber ganado 5 o 6 -0, sinceramente hay un mundo entre los dos equipos, el Atleti no tiene nivel para semis, y el Madrid es demasiado equipo.

al Atleti creo que en años no le volveremos a ver en semifinales , es más creo que habrá años que ni se clasifique para la champions.

Ha llegado por la fortuna de los cruces , es muy inferior a PSG, Bayern, Barcelona…

Ha eliminado a un equipo que puede bajar a la segunda alemana, y a uno de habla medio-baja inglesa.

Por muy bienque jugará el Madrid, que así fue , la imagen del Atleti patética, no solo el Bayern hizo mucho más ante el Madrid , sino también en Nápoles.

Y a ver cuando vuelve el Atleti a unas semis …

Hombre, el Leicester ganó la “superliga” inglesa el año pasado… y vamos, lo del Bayern te lo compro, pero el PGS de los 6 del Camp Nou???

La diferencia individual mas flagrante…? Osea que hay mas diferencia entre Oblak y Keylor que entre Modric o Kroos y Saul o Koke..? Vamos vamos.. La espina del Madrid no es la BBC. La espina del Madrid es su equipo. Modric, Kroos, Marcelo, Carvajal, Cristiano, Isco, Asensio..

totalmente de acuerdo, y por cierto menudo fondo de armario el del Madrid, cualquier suplente suyo titularisimo en el Atleti

Deja un comentario

*