Duelo de bandas en San Petersburgo

Fotor093022529

San Petersburgo fue levantada a orillas del río Nevá en 1703, en tiempos del zar Pedro I. Desde entonces y hasta ahora ha sido una ciudad con dos cualidades esenciales: es una “ventana a Europa” y es una urbe especialmente resistente. Ventana porque, con su fundación, los rusos consiguieron su ansiada salida al Mar Báltico, clave para relacionarse con Europa. Y resistente por la oposición bolchevique durante la Guerra Civil Rusa y por el aguante de 29 meses de sitio nazi en la Segunda Guerra Mundial. Estas características están en el ADN de la ciudad y no hace falta mirar solo a la historia para apreciarlas. También están impregnadas en su fútbol. Aunque tardó en abrirse a Europa, el Zenit, equipo de referencia de San Petersburgo, empezó a competir en el continente en los años 80. Y en su ciudad se ha resistido a perder duelos europeos: solo 7 en 33 años. En la Copa de Europa/Champions League solo Real Madrid (2008), AC Milan (2013) y Borussia Dortmund (2014) han conseguido ganar en el Petrovsky. Ahora, el Zenit le hace frente en la máxima competición continental a un rival con el que no se ha enfrentado nunca: el AS Monaco (18:00 CEST). Los del pequeño Principado tienen una misión harto complicada: tomar San Petersburgo. La resistencia local está asegurada.

El Zenit sigue siendo el equipo invicto y fundamentalmente exterior que ganó en Da Luz (0-2) en la primera jornada del grupo. La preferencia de André Villas-Boas es un juego por bandas iniciado por sus laterales y ejecutado por sus volantes, Oleg Shatov y Hulk. Pese a ello, los petersburgueses han evolucionado en el segundo tramo de septiembre. Han añadido la variante de la presión en sus planes defensivos y han ganado en profundidad gracias a Danny. El portugués ha ganado mucha influencia en el juego y su labor de ofrecimiento al doble pivote y su ruptura de líneas tienen mucho valor. Contenerlo es uno de los objetivos del AS Monaco esta tarde. Los hombres de Leonardo Jardim están firmando un arranque de temporada decepcionante a todos los niveles. Su juego dista mucho del estilado la temporada pasada con Falcao y James en sus filas y sus resultados tras 8 jornadas le dan para solo ser 12º clasificado en Ligue 1 (era colíder la pasada campaña a estas alturas). Su propuesta de ataque consiste únicamente en profundizar por los costados. No contempla ganar metros por el carril central, lo cual le hace previsible para el rival y le dificulta llevar la iniciativa en los partidos. Suele ceder la posesión, algo beneficioso ante rivales que no la quieren, y se repliega a media y baja altura con mucha frecuencia. Así espera unos contragolpes que no acaba de aprovechar bien por el perfil asociativo de sus atacantes. El único capaz de marcar diferencias en transición es Yannick Ferreira-Carrasco, la principal amenaza rojiblanca.

Danny contra Toulalan

Fotor0930224310Danny y Toulalan protagonizarán un duelo que repercutirá al juego exterior de Zenit y Monaco.
Fotos: Карбинов Анатолий y Focus Images Ltd. Edición: MarcadorInt.

Danny ha sido un jugador clave en los primeros partidos exigentes del Zenit esta temporada. Desde la media punta, sus ofrecimientos a los volantes, a los laterales y al doble pivote han permitido al conjunto de Villas-Boas penetrar en repliegues muy variados. El último ejemplo es el del Spartak Moskva en el partido del pasado sábado (0-0). Los moscovitas bloqueaban a los laterales Domenico Criscito e Igor Smolnikov con presión de sus volantes y cerraban cualquier espacio con su doble pivote y su defensa de 5. Danny comenzó a recibir cerca del tándem Javi García-Fayzulin y desde ahí –zona de interior– rompió líneas rivales con movimientos de calidad y pases a Shatov y Hulk. Este comportamiento no hace que el Zenit ataque por dentro, porque Danny acaba orientándose hacia los flancos, pero sí le permite desatascar partidos y catalizar jugadas ante equipos que se repliegan. El Monaco, previsiblemente, lo hará en el Petrovsky. Por ello, minimizar la influencia de Danny resultará fundamental en la fase defensiva de los pupilos de Jardim.

La escuadra rojiblanca no contempla atacar por el carril central. Tenga la pelota o no. Interiores como João Moutinho o Geoffrey Kondogbia se dedican a ofrecerse a los laterales en el juego por bandas. Es por ello por lo que su mediocentro titular, Jérémy Toulalan, tiene asignadas solo funciones defensivas. El ex del Málaga se dedica a destruir juego, y lo hace con efectividad y con su clásica elegancia. No dedicarse a dar primeros pases le permitirá concentrarse al máximo en la figura de Danny, quien partirá en su zona sea cual sea el esquema monegasco. Plantear una marca sobre él podría resultar arriesgado por su movilidad y por su amplia área de actuación. Sin embargo, vigilarlo resultaría conveniente. Así, Toulalan podría guiar y apoyar a quien más lo necesite en defensa (interior o lateral) según la banda por la que ataque el Zenit. La hipotética anulación de Danny dejaría al Zenit sin un elemento diferencial en un juego que se tornaría casi igual de simple y anulable que el del Monaco: conexiones fuera-fuera entre lateral y volante.

Los duelos en las bandas

Monaco y Zenit son dos equipos tendentes al juego exterior, aunque hay diferencias y matices entre uno y otro. En el conjunto del Principado se deben a los muchos esquemas que Jardim ha utilizado en los 9 partidos jugados esta temporada. Cada dibujo táctico está marcado por quién acompaña a Moutinho y a Toulalan en el centro del campo, el único hueco del once sin dueño a estas alturas de temporada. Puede ser otro interior como Kondogbia (4-3-3), puede ser un segundo delantero como Valère Germain (4-4-1-1) o puede ser otro punta móvil como Anthony Martial (4-4-2). La disposición más efectiva para el conjunto rojiblanco ha sido la primera de todas, con las que logró imponerse al Bayer 04 Leverkusen en el debut europeo (1-0) y al Montpellier HSC en su mejor partido en lo que va de liga (0-1).

Fotor093022529Yannick Ferreira-Carrasco y Oleg Shatov. Fotos: Focus Images Ltd. Edición: MarcadorInt.

Este 4-3-3 no es escalonado, y permite que los laterales y los volantes tengan contacto con Moutinho y Kondogbia. En fase ofensiva es muy útil para ganar altura ante equipos que cierran bien los costados. También para que Ferreira-Carrasco y el adaptado Bernardo Silva encuentren un buen lugar en el que ofrecerse. Además, en fase defensiva supone un refuerzo notable del repliegue; más ante equipos que atacan por banda como el Zenit. Si Toulalan neutraliza a Danny, este esquema llevaría a Moutinho, a Fabinho y a Silva a frenar al tándem Criscito-Shatov (3 contra 2) y a Kondogbia, a Ferreira-Carrasco y a Kurzawa a minimizar a Hulk y a Smolnikov (3 contra 2). La velocidad y la calidad técnica de los trequartistas del Zenit penalizarían severamente un error en el sistema defensivo monegasco. En especial si se produce en la banda de Moutinho, el más ofensivo de los interiores y, por tanto, el más proclive al fallo. En ese perfil juega el desbordante Shatov y el central menos eficaz de los disponibles para Jardim: Andrea Raggi.

No obstante, el Monaco no estará defendiendo durante los 90 minutos. El conjunto del Principado puede atacar con una transición tras robo o con jugadas en sus periodos de posesión. Sea cual sea el método, la previsibilidad ha castigado al equipo hoy visitante en sus encuentros de este curso. Le cuesta generar peligro y estirarse tras un repliegue a media o baja altura, como reflejan sus marcadores hasta ahora: todas sus victorias (4) y todas sus derrotas menos una (3) han sido por la mínima. El problema de la generación se debe a lo anulable de su plan ofensivo. El peso de la salida recae en Layvin Kurzawa y en Fabinho, laterales no muy largos a los que les toca ganar metros y buscar a los volantes. Si no tienen un interior en el que apoyarse, ejecutan conexiones fuera-fuera a bastantes metros del área rival. Estas se pueden neutralizar con achique lateral o con un buen cierre de bandas como el que Hulk y Shatov completan en el Zenit. Cuando el Monaco roba la pelota pretende iniciar contragolpes, pero el carácter asociativo de jugadores como Germain, Bernardo Silva o Moutinho hace que la jugada se ralentice. Lo hace más aún cuando los mencionados emplean tiempo en orientarla hacia las bandas, lo cual parece un precepto ineludible de Jardim pese al gol de Moutinho al Bayer Leverkusen. Los contragolpes son lo suficientemente lentos como para que destructores como Javi García o laterales largos como Criscito y Smolnikov se reubiquen en campo propio. Es por todo esto por lo que el favoritismo recae en el Zenit esta tarde.

Otras cuestiones de interés

Viktor Fayzulin vuelve a estar disponible en Champions tras perderse la visita al SL Benfica por sanción. El interior internacional ruso ha completado actuaciones muy notables en los últimos encuentros. Especialmente brillante fue su papel en la goleada (0-5) al FC Rostov. Con sus ofrecimientos, su profundidad y sus desplazamientos en largo, el Zenit alternó por primera vez en la temporada juego interior y juego exterior, incitado por el nivel del rival (actualmente antepenúltimo en liga). Previsiblemente será titular hoy por las molestias de Axel Witsel, que no se ha entrenado junto a sus compañeros esta semana. El belga se lesionó en el partido ante el Dinamo Moskva del pasado 13 de septiembre e hizo un esfuerzo para jugar en Lisboa. Villas-Boas le dio descanso en los viajes a Rostov y a Majachkalá y se volvió a llevar un golpe en el tramo final del partido del sábado ante el Spartak, en el que reapareció al entrar a falta de un cuarto de hora.

→ Ni Zenit ni AS Monaco han rotado en sus partidos ligueros previos al compromiso continental. Jardim tuvo que hacer sustituciones en la derrota del sábado ante el OGC Nice (0-1) por los golpes que sufrieron jugadores importantes: el central Ricardo Carvalho y Germain. No obstante, han viajado a San Petersburgo y se espera que sean de la partida. No han hecho lo mismo los lesionados del equipo monegasco: los centrales Aymen Abdennour y Borja López, el delantero Lacina Traoré y el joven guardameta Seudoy Sy.

→ En el equipo ruso ya no hay bajas. El veterano pivote ucraniano Anatoliy Timoshchuk se ha reincorporado a los entrenamientos y Aleksandr Kerzhakov también trabaja a las órdenes de André Villas-Boas. Ninguno de los dos parece tener sitio en el once, pues sus puestos están bien cubiertos por el momento con Javi García y Salomón Rondón, respectivamente. Las dudas en el once petersburgués se encuentran en el lateral derecho, pues Igor Smolnikov acabó con molestias el partido de su reaparición ante el Spartak (se lesionó en Da Luz). De no estar a buen nivel físico le sustituiría de nuevo Aleksandr Anyukov.

Zenit vs AS Monaco - Football tactics and formationsAlineaciones probables del Zenit-AS Monaco. Infografía: Share My Tactics.
Fotos de portada: Focus Images Ltd. Edición: MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*