Quaresma golpea al Athletic

Quaresma-Oporto-Focus

Dos derrotas consecutivas a domicilio dejan al Athletic Club al borde de la eliminación continental. La de Oporto tampoco fue una noche agradable para el conjunto rojiblanco: con mejores sensaciones futbolísticas que en Bielorrusia, eso sí.

Tres etapas distintas definen lo visto en el estadio de Do Dragão. La primera engloba el primer tiempo al completo: hasta que Héctor Herrera adelantó al Oporto en el minuto 44. Era un tanto merecido en función de lo realizado por ambos equipos hasta ese momento: un disparo de San José al palo supuso prácticamente toda la producción ofensiva del Athletic antes del descanso. Valverde presentó un once sin Iker Muniain, una posibilidad, la de su suplencia, que ya se sospechaba debido a las molestias que arrastraba en el hombro. No jugó de inicio Muniain y Valverde apostó por el joven Guillermo Fernández para completar el tridente ofensivo junto a Aritz Aduriz y Markel Susaeta.

Valverde Athletic - marcadorint
Ernesto Valverde en la conferencia de prensa. Foto: marcadorint.

La noche tenía preparada una sorpresa: Guillermo, y no Aduriz, sería el héroe momentáneo en las filas del Athletic. Valverde confirmó tras el partido que la sustitución de Aduriz en el descanso fue por motivos técnicos y que en ningún caso el ariete se encontraba lesionado o mermado. Beñat sustituyó a Aduriz y se ubicó como mediapunta. Suya fue la asistencia que propició el 1-1 de Guillermo. Una jugada que nace en una terrible perdida de balón por parte de Casemiro y Herrera en la medular.

Eran los mejores minutos del Athletic Club, aquellos que convirtieron ese arranque del segundo periodo en un tramo de partido en el que el Oporto dio un paso atrás, falló en el mediocampo y no pudo evitar que el Athletic obligase al guardameta Fabiano a intervenir.

La tercera etapa del duelo de Do Dragão la protagoniza Ricardo Quaresma. Quaresma, idolatrado por la grada portista, ya había marcado diferencias hace una semana en el triunfo de su selección en Dinamarca: aquel día él puso el centro para que rematase Cristiano.

Esta vez se encargó directamente de alojar el esférico en el fondo de la portería en una acción no demasiado afortunada por parte de Gorka Iraizoz. Fue desafortunado también para el Athletic el hecho de que el tanto luso llegase justo cuando peor se encontraba el Oporto: firmando una discreta segunda mitad y con la grada silbando la primera modificación de Julen Lopetegui. El técnico español decidió retirar del campo a Juan Fernando Quintero, algo que no sentó muy bien a su afición pero que todo el mundo habrá olvidado y perdonado tras cosechar tres puntos vitales.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

No se puede hacer un análisis de este partido sin hablar del pésimo arbitraje. Y sé que en MI no os gusta entrar en estas cosas y lo aplaudo pero cuando son tan evidentes se deben abordar. Ni Danilo, ni Casemiro ni Jackson debieron seguir en el campo. Tres expulsiones clarísimas que se obviaron.

Deja un comentario

*