¿Quién para a este Mertens?

Mertens es el jugador más en forma del Nápoles. Foto: Focus Images Ltd.

El Napoli devolvió a la tierra al líder de la Liga NOS con un fútbol dinámico y vertical que destrozó al conjunto portugués durante quince minutos (45′ a 60′) del encuentro disputado anoche en San Paolo. Hasta ese momento, más allá de un inicio fulgurante en el que Milik dispuso de un par de ocasiones para abrir la lata y del crucial tanto anotado por Hamsik a la salida de un córner, el choque había estado igualado. Los pupilos de Maurizio Sarri trataban de imponer un ritmo alto porque teóricamente saldrían vencedores de un partido con constantes transiciones en el que tendrían la posibilidad de aprovechar la pegada de su tridente, y el Benfica intentaba todo lo contrario: ataques largos y combinaciones de banda a banda buscando las incorporaciones de su dos laterales con la clara intención de nutrir a Mitroglou a través de centros al punto de penalti.

Antes del descanso y pese a ir por debajo en el marcador, los visitantes no sufrían demasiado. El plan inicial, bastante sorprendente, no servía para marcar diferencias pero tampoco lastraba demasiado el funcionamiento colectivo: Pizzi trataba de participar entre líneas, el peruano Carrillo se ofrecía en la izquierda y la labor de Almeida por delante de Nelsinho le permitía a este último prodigarse con asiduidad a campo contrario. No sería justo decir que el equipo dirigido por Rui Vitória tenía el choque donde quería, ni mucho menos, pero al menos no se le había ido de las manos pese a no mostrar su mejor versión. Instantea después, a la vuelta de los vestuarios, todo cambio: Mertens puso la directa y el Benfica claudicó de forma preocupante, bajando los brazos ante un auténtico rodillo. La velocidad endiablada del belga tuvo premio y, en la ejecución de un libre directo forzado por él mismo tras una portentosa arrancada hacia el interior del área, Dries firmó el segundo de la noche. En ese preciso instante los lusos ondearon la bandera blanca y el Napoli no firmó la tregua: Milik, desde el punto de penalti, y Mertens, aprovechando una pésima salida de Julio César, aumentaron la renta hasta los cuatro goles de diferencia. Un vendaval.

Albiol se retiró en el 11′ aquejado de problemas musculares; lo sustituyó Maksimovic.

SSC Napoli 4 (Hamsik 20′, Mertens 51′, 57′, Milik 54′)

SL Benfica 2 (Guedes 71′, Salvio 86′)

Benfica vs Napoli - Champions League - Football tactics and formations

Rui Vitória no sacará demasiadas conclusiones positivas de la visita al sur de Italia, pero sí merece ser ponderado el impacto de Guedes y Salvio saliendo desde el banquillo. Ambos apuntaban a titulares y a la postre saltaron al césped en una situación comprometida. Aun así, respondieron. El primero firmó un gran gol -definición muy complicada- y el segundo contribuyó con otro tanto leyendo bien los espacios entre la zaga napolitana. Un mes después del comienzo de la temporada, el principal hándicap del gigante luso parece claro: en determinados contextos tener calidad arriba sirve de poco si eres incapaz de defender el juego aéreo cerca de tu propia portería. Esto y el talento de Mertens, hiperactivo, servirán para que el Benfica ponga los pies en el suelo.

Marek Hamsik: “Estoy muy satisfecho por el gol, pero más por la victoria. Es un resultado muy importante, porque además lo hemos obtenido contra un equipo de primer nivel y eso siempre te da más satisfacción. Estamos contentos, pero tenemos que seguir así y ahora tenemos por delante un encuentro muy importante antes del parón (Atalanta-Napoli)”.

Mertens no marcó, pero fue clave en la victoria.
Mertens ejecutando un libre directo, como el que anotó anoche frente al SL Benfica. Imagen de archivo. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*