Lo cambiaron los actores del final

James Rodriguez of Real Madrid during the La Liga match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid
Picture by Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd +34 654142934
20/12/2015

Podía parecer la clásica noticia cuya importancia se exagera para encender debates y polémicas, pero la decisión de Zinedine Zidane de dejar fuera de la convocatoria a Isco y a Marco Asensio y de sí incluir en ella a James Rodríguez y a Lucas Vázquez acabó resultando trascendente. El colombiano y el gallego ingresaron en el segundo tiempo junto a Álvaro Morata cuando el Sporting estaba ganando con justicia en el Bernabéu. Y a partir de entonces, el partido tuvo sólo una dirección. Los tres revulsivos ejercieron como tal y el ataque blanco tuvo otro brío, otra chispa, otra imprevisibilidad. Lo que no se puede decir que resultara inesperado fue el desenlace: el Real Madrid remontando al final, con el tiempo cumpliéndose, agarrado a esa tradición y a ese ADN épico que lo caracterizan desde tiempos inmemorables. Pero no debería reducirse el análisis sólo al empuje, a la pegada y al miedo escénico que impone el coliseo de Chamartín. En los últimos veinte minutos, el conjunto de Zidane hizo muchas cosas bien (todas las que no había hecho en los setenta anteriores). Y propició el escenario idóneo para que Cristiano Ronaldo empatara de falta directa -y en su gesto de disculpa se le reconociera un sportinguismo sincero y profundo- y Morata interpretara con la camiseta blanca ese papel que en la Juventus catapultó su carrera: el de especialista goleador en los minutos finales.

Real Madrid 2 (Cristiano Ronaldo 89′, Morata 94′)
Sporting CP 1 (Bruno César 47′)

Real Madrid vs Sporting CP - Football tactics and formations
Planteamientos iniciales.

Jorge Jesús salió con un 4-1-4-1 en el que Bruno César ocupó una posición centrada al lado de Adrien Silva, dejando la banda izquierda para un Bryan Ruiz menos activo que el impresionante Gelson Martins. El internacional luso en categorías inferiores confirmó en un gran escenario lo que ya nos había enseñado en foros menores y puso en grandes apuros a Marcelo. De hecho, si consideramos que los cambios de Zidane fueron determinantes para bien y mejoraron a su equipo, los del técnico portugués probablemente deben ser analizados de manera opuesta. El punto de inflexión en el encuentro no sólo coincidió con el ingreso de Morata, Lucas Vázquez y James: también con las sustituciones de Gelson y Adrien, los dos mejores del conjunto visitante junto a Bruno César. Quizá Jesús prefirió apostar por un hombre fresco como Lazar Markovic para seguir contragolpeando con la misma profundidad, pero el serbio no tuvo nunca la incidencia del joven canterano. El remplazo del campeón de Europa Adrien Silva pudo estar más condicionado por la tarjeta amarilla que había visto, y aunque resulta comprensible que este factor se valorara atendiendo a las características del futbolista, que es fundamental en la presión, lo cierto es que Elías ingresó en su puesto y no sólo no mantuvo el mismo tono ni con la pelota ni sin ella: es que además cometió de manera innecesaria la falta sobre Cristiano Ronaldo que acabaría convirtiéndose en el 1-1.

Real Madrid vs Sporting CP - Football tactics and formations
Así se jugó el tramo final.

El Sporting de los últimos veinte minutos estuvo superado: James se movía entre la media punta y la banda izquierda y parecía indetectable para los zagueros lusos; Modric bajó a recibir más cerca de Casemiro y nadie le incomodaba como habían hecho hasta ese momento; Cristiano ocupó el área y con Morata planteó un dos contra dos mucho más complicado de defender para Coates y Semedo; Lucas Vázquez retó en duelos individuales a Zeegelaar, más habituado en el resto del encuentro a que sus oponentes tiraran diagonales hacia dentro… En ese contexto se fue haciendo pequeño un Sporting que por momentos había mostrado hechuras de conjunto valiente, con personalidad, capaz de ir al Bernabéu y tener posesiones en campo contrario de casi un minuto. Si Zidane debe revisar lo que ocurrió hasta el 70′ (el propio Cristiano advirtió que no se puede repetir ese guión), Jesús tendrá que hacer lo mismo con los veinte minutos finales. Aún así, su equipo estuvo en líneas generales muy por encima de lo que se esperaba de él.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*