Cristiano mantiene con vida al Madrid

Cristiano Ronaldo Real Madrid - Focus

Si coincidimos en que a estas alturas del año los equipos no son otra cosa que el resultado del trabajo de toda la temporada, el Real Madrid refleja de forma fiel que las cosas no se han hecho bien a lo largo de la 2015/2016. En toda una vuelta de cuartos de final de la Champions League, a mediados del mes de abril, el conjunto blanco le mostró al mundo lo que es: un colectivo tácticamente en pañales. La exigente Copa de Europa no suele permitir que equipos de ese calibre se planten en sus semifinales, suele cribarlos gracias a un nivel medio altísimo que les pone a prueba y a eliminatorias de 180 minutos donde el azar pierde capacidad de influencia, pero este Real Madrid es excepcional porque cuenta con un jugador excepcional: Cristiano RonaldoEsta versión crepuscular del portugués, lejos de su plenitud física y con menos capacidad de desborde que nunca, está arrastrando por sí solo al Madrid hacia la pelea los títulos. Siendo justos, quizá la temporada blanca se debería haber acabado ya: si no fue la Roma, pudo ser el Wolfsburgo el que se llevara por delante con justicia su último halo de vida y dejara que su destructivo entorno lo devorase, que forzara decisiones irracionales de épocas pasadas y tiñera de negro los últimos meses de competición. Llegar vivo a mayo es un lujo reservado a los equipos más selectos y el Real Madrid de esta temporada no tiene ni de lejos una carrocería que le vista de uno de los cuatro mejores conjuntos del contiente. Pero le tiene a él. Y eso, de momento, es suficiente.

La insaciable ambición del portugués por seguir dejando su huella en los libros de historia está llevando a lomos a un equipo plagado de problemas. Es el oxígeno que permite que el convaleciente Real Madrid de Zidane siga palpitando. Está haciendo todo lo que está en su mano para que el Madrid no desconecte: primero fue uno de los responsables de la importantísima victoria en el Camp Nou y ahora ha metido a su club entre los cuatro mejores de Europa. Cuando Cristiano falte, el Madrid se dará cuenta de lo que cuesta marcar goles en Copa de Europa, de la dificultad que entraña pasar eliminatorias en esta competición (lleva seis semifinales seguidas, récord histórico de la institución), de que no es normal que por norma se resuelvan a su favor los cruces igualados, de lo raro de seguir adelante sin ser un colectivo redondo y de que el azar casi nunca pese en su contra. De que desde que la liga española la forman 20 equipos, el Madrid nunca había sido capaz de superar los 85 puntos hasta que CR7 aterrizó en Chamartin y sobrepasaron los 90 cuatro veces. Quizá entonces empiece a valorar justamente al jugador que ha tenido. Porque parece mentira que a día de hoy loar a una leyenda de este juego como Cristiano Ronaldo suponga un ejercicio reivindicativo.

Cristiano Ronaldo of Real Madrid during the La Liga match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid Picture by Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd +34 654142934 17/01/2016Cristiano Ronaldo resolvió la eliminatoria para el Madrid. Foto: Focus Images Ltd

El Madrid empezó envalentonado por su hinchada pero, a la vez, con una meritoria calma a la hora de afrontar el encuentro fruto del profundo trabajo de mentalización de Zizou, que está destacando mucho más en lo anímico que en lo táctico. El estado de ánimo que imperaba entre sus futbolistas supone quizá el elemento coral de más valor de la actuación blanca. El conjunto blanco no tuvo prisa en atacar, asumió que su camino hacia la victoria era el juego pausado y a ras de césped y puso en liza su ataque posicional con la intención de desbordar a la frágil estructura del Wolfsburgo. Encendido por el ambiente inicial de su público, consiguió instalar su juego en campo contrario muy pronto y, pese a que su claridad a la hora de atacar no era especialmente inspirada, el empuje le hacía presionar la pérdida con ímpetu y buena colocación. Casemiro, lucidísimo en lo suyo, se lucía en cada fricción, frenaba con agresividad los intentos de transición sajones y daba continuidad a las jugadas ofensivas merengues. El Wolfsburgo sufría muchísimo para contener al conjunto blanco (especialmente sus centrales regalaban errores en cada intervención) y no conseguía trazar contras, lo que permitió que los instantes iniciales transmitieran una sensación de marcado dominio blanco. Hay que resaltar que el ataque blanco no se nutría de un fútbol combinativo demasiado elaborado, sino más bien de individualidades: de las caídas a banda de Benzema, las pinceladas de Bale, los apoyos de Cristiano y de un Dani Carvajal que incidía por su costado con una finura y serenidad de crack. Ronaldo, como casi siempre compareció en el encuentro, metió pronto para dentro las dos que tuvo y giró el marco discursivo de la eliminatoria. El conjunto de Hecking sabía que si se dedicaba a defenderse los goles seguirían goteando, así que empezó a intentar trazar ataques más elaborados. Y a mostrarle a Europa que este Real Madrid es un conjunto plagado de imperfecciones.

Cuando el Wolfsburgo comenzó a instalarse en campo contrario con cierta constancia, desnudó a su rival. Debido al preocupante nivel defensivo de su equipo, Zidane se ha visto obligado a alinear a un centrocampista con la virtud de recuperar balones al que no sabe encajar en su sistema y que entorpece flagrantemente todo su ataque posicional. Como el conjunto sajón empezaba a empujar, el Real Madrid se veía obligado a elaborar desde atrás y se pudo apreciar que no es que ataque con 10, es que el brasileño supone un obstáculo para su propio fútbol. Casemiro (el último culpable del rol que se le da) observa el juego de espaldas, se aparta de la salida de balón y ocupa un espacio vital en el sistema blanco, el carril central por delante del balón, que aleja a los blancos del foco de juego. Ni Benzema ni Cristiano ni Bale pueden tirar apoyos por esa zona, ni Kroos, ni Modric pueden escalonarse con normalidad y eso resulta en una desorganización que dificulta muchísimo que el juego merengue sea fluido. Y como en el fútbol ataque y defensa no se pueden disociar, eso repercute en un colectivo que como no está bien ordenado para atacar, tampoco lo está para defender. El Real aún no ha sabido resolver ese problema. Y con el mes de mayo en los talones, esto es de una gravedad extrema. Bayern, City, FC Barcelona o Atlético de Madrid no le van a dar las vidas que le ha dado el Wolfsburgo.

Casemiro of Real Madrid during the La Liga match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid Picture by Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd +34 654142934 31/10/2015Zidane todavía no ha sabido acoplar a Casemiro. Foto: Focus Images Ltd

El conjunto de Zidane contaba con muchísimos problemas para desplegarse y tampoco es un colectivo que individualmente tenga capacidad de robo, por lo que se vieron largos tramos de control del Wolfsburgo en el Bernabéu. Luiz Gustavo mostró madurez sacando la pelota, Arnold y Ricardo Rodríguez empezaron a aparecer y el club alemán se vistió de un equipo que atacaba con orden y paciencia, algo que cualquiera que le haya visto jugar a lo largo de la temporada sabe que sólo puede ser un espejismo que dibujaba su rival. Sin embargo, la pronta lesión de Draxler mermó su potencial de forma dramática. El 10 es el jugador capaz de disfrazar al conjunto de Hecking de equipo de Champions League, no sólo por supuesto a base de dejar acciones individuales decisivas sino también por ser capaz de darle armonía a su juego colectivo y descifrar qué precisa en cada momento. Si ya de por sí el Wolfsburgo es un colectivo frágil, con problemas defensivos y con un sistema ofensivo poco elaborado, cuando encima perdió a su líder espiritual y a su crack resolutivo, dejó de prestar resistencia. Se dedicó a tratar de defenderse y ya se sabe que es un equipo que defiende muy mal. Pese a ello, la eliminatoria llegó igualada hasta el minuto 76 y viva hasta el minuto 90 y, si no es por Cristiano Ronaldo, quién sabe qué hubiera pasado.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

21 comments

“En toda una vuelta de semifinales de Champions League”. Fueron cuartos de final jeje.

Casemiro (que aporta muchísimo en defensa) no sólo perjudica el juego entre líneas del Madrid, sino que también desconecta a Bale del juego porque Modric tiene que estar muy abajo para iniciar la jugada y Benzema suele caer a la izquierda, y el Galés se le ve un poco apartado del juego.

Espero que por lo menos el partido de Carvajal le sirva para ser indiscutible, y si mantiene el nivel Del Bosque deje obviarle en las convocatorias. Esta claro que el Madrid está verde, y que Zidane también lo está, sin embargo, no lleva ni 4 meses al frente del banquillo y el equipo esta lejos de estar hecho. El Madrid se parte, como se partía el Madrid de Carlo y el partido llamaba a gritos recolocar a Bale (sino cambiarle) por la izquierda y jugar en 4-4-2. A parte de esto, el Madrid hizo lo que tenía que hacer y esta a 2 partidos de colocarse en una final, y hasta que no se aplique una disciplina defensiva a TODO el equipo la presencia de Casemiro da más de lo que perjudica en ataque.

No entiendo muy bien que le dediques toda la introducción a destacar el mal momento del Madrid y sus aspectos más débiles… Es verdad que no controló el partido tras el 2-0 (15 primeros minutos muy interesantes, sin dejarse llevar por la euforia), pudo quedar eliminado, pero si un equipo llega a semifinales de Champions es, cuando menos, porque algo habrá hecho bien.
Dejas caer que es por la “suerte” que ha tenido cruzándose con Roma y Wolfsburgo, y aunque también pienso que el Madrid será, seguramente, el semifinalista menos potente como equipo, creo que se debería destacar la importancia de remontar un 2-0 en cuartos de final de Champions y ante un equipo alemán. Además de plantarse en semifinales de la Champions League. Me gustan mucho tus artículos, sinceramente. Pero detecto “algo por descifrar” hacia el Real Madrid que le hacen perder objetividad y, según mi punto de vista, análisis. Es todo una opinión personal, es probable que esté equivocado 🙂

Considero que para analizar el resultado basta con mirarlo: es indiscutiblemente positivo y ya está. Pero si se pretende analizar el juego, que es a lo que yo dedico la mayoría de mis textos, a mí el del Madrid me pareció extremadamente flojo. Remontó, en mi opinión, sobre todo porque tiene a Cristiano Ronaldo y su rival no. No vi una actuación coral destacada más allá de un inicio de partido bastante sobrio, que se recoge en el texto. Pero colectivamente el equipo dejó sensaciones muy preocupantes y creo que no se puede perder perspectiva de ello por mucho que haya logrado meterse en semis.

Saludos.

“a mí el del Madrid me pareció extremadamente flojo”. No sé si extremadamente, pero flojo sí, el juego y la sensación colectiva como equipo, por mucho que fuera mejor que otros días, o concretamente en la ida. Tanto, que me cuesta mucho verles en la final.

Si pierdes 2-0 contra el wolfsburgo es que algo falla, que el madrid gane 3-0 al 8º de la bundes tendria que ser normal, no una proeza

A este comentario (que no se si se está citando) quiero responder que cuando el Barça remontó al Milán un 2-0 en el Campo Nou, todo el mundo se desató en alabanzas a Messi y las comprendo.

Había una época no tan mediatizada como la actual, en la cual un Zaragoza, un Mallorca o un Osasuna te podían pintar la cara. Había una épica en la cual un Depor o un Monaco podían remontar hasta una eliminatoria adversa a los dos equipos más grandes de Europa

Obviamente el Wolfsburgo no es un Zaragoza, es más que eso. Es el segundo de la Bundesliga que cambió su estrella por la estrella de otro gran equipo de la Bundesliga y está mal, pero es un grande de la Bundesliga.

Dejad de atacar y desprestigiar el nombre de los equipos por que el nombre de un equipo en un torneo se hace durante ese torneo, no en el pasado o en otra competición, el Madrid mismo ganó la Séptima siendo 5o de nuestra Liga y en ese momento era 7o.

¡qué leen mis ojos!”extramadamente flojo”.Sinceramente,me gusta mucho como escribes pero,sin ánimo de ofender,creo que viste otro partido.
El partido lo dominó el partido bien el Real Madrid salvo 15 minutos de la primera parte.

Yo no vi tan, tan mal al equipo. El Madrid salio ansioso y con impetu, pero se fue controlando. Se intentaron colgar balones inutilmente otra vez, se volvieron a ver las carencias de Casemiro otra vez y se volvio a sufrir.

Pero tambien se hicieron bien muchas cosas. Los laterales, ambos estan en un gran momento de forma al igual que Cristiano, que practicamente ha vuelto a batir el record de goles de la champions a falta de dos o tres partidos, Benzema tiro buenos desmarques y Bale aunque no tuvo espacios lo intento. Que seria lo ideal? Pues que Modric y Kroos defendieran como Casemiro o que Casemiro atacara como ellos. Pero esto no es la play station.

Este era un partido para saber sufrir y sacarlo adelante y es lo que se ha hecho. Y a partir de aqui vamos a disfrutar y vamos a ver como se pueden pulir algunas cosas. Quiza Kovacic podria ser mas ameno en el sistema actual, quiza en un partido en el que haya que aguantar atras y hacer transiciones si sera vital Casemiro, quiza estas semanas Isco o James volveran a tener un estado de forma optimo, quiza Varane deberia tomar ya el relevo, quiza haya lesiones… Veremos.

Yo estoy de acuerdo con el artículo. El resultado es muy positivo pero el Madrid estuvo lejos de dominar el partido. No asentó la posición arriba, no tuvo buen juego entre líneas y se vio que sólo sabe presionar cuando pierde la pelota arriba. De hecho a mí me pareció que el planteamiento de partido del Madrid no fue tan distinto del partido de ida, lo que pasa es que el Wolfsburgo se intimidó en el Bernabeu y fue fácil echarlo para atrás, y después del primer gol no se saben recuperar, pero a partir del segundo con echarse hacia adelante lograron acercarse mucho al área de Keylor.

“lejos de dominar el partido”. Exacto. Cada uno es libre de valorar, o dar más peso, el resultado (que es indiscutible), pero en el cómputo de la eliminatoria, el Madrid jamás dominó ni fue capaz de someter al rival, y de hecho fue al revés más tiempo del que creo que todos hubieran querido.

El problema que tiene un sistema táctico es que es como una manta corta, cuando quieres taparte los pies, te destapas la cabeza y viceversa.

El Madrid ha decidido tapar su zona de creación, la explosividad y potencia arriba y su eficacia defensiva. Como tú dijiste en Twitter, eso se refleja en que hay cinco jugadores elementales, además de la obvia pareja de centrales, Bale, Cristiano, Modric, Kroos y Casemiro.

En esta manta los pies (o la cabeza) ha resultado ser la zona de tres cuartos del Madrid y se pudo ver ayer, cuando Cristiano tenía que bajar a recibir de espaldas para echar una mano en la salida a Modric y Kroos o cuando en unas cuantas ocasiones por situaciones circunstanciales de la jugada se encontraba en la zona de mediapunta. Todos sabemos que en ninguna de esas dos circunstancias Cristiano es un fenómeno. Y todos sabemos que al Madrid le falta algo en esa zona para romper el partido.

La alternativa a esa mediapunta son las incursiones de los laterales, y para mi son más decisivas y son las que nos están manteniendo a flote. Ya se vio en el Clásico y se vio en el partido de ayer que cuando Carvajal se interna con su velocidad o Marcelo con su calidad, la férrea defensa hasta ese momento del contrario se disuelve como un azucarillo. El problema de esto son los obvios: 1. Un lateral es un defensa 2. Si no se utilizan las subidas de los laterales como factor sorpresa las subidas de los laterales corren el riesgo de ser prevenidas. 3. De esto último se deduce que un equipo que te trabaje esto tácticamente puede estar buscandote las espaldas de los laterales constantemente 4. La subida de un lateral es una situación de pérdida de control del partido y, por tanto, de riesgo.

En mi opinión y sólo mi opinión de experto de Barra de bar, es necesario que entre James porque es el único jugador (junto quizás Isco) que puede ocupar esa posición sobresalientemente. Y esto no sólo lo digo por ser un fan de James (más bien lo soy de Isco) es que es lo que a mi entender le falta al Madrid y el punto donde cojea constantemente. Y de todas las opciones yo creo que debería entrar por Bale, puesto que James puede hacer el trabajo de Bale, pero Bale no el de James. Y por supuesto, no lo introduciría en la posición de interior como hizo Zidane contra el Wolfsburgo porque cuando eso ocurre, además de romperse el equipo defensivamente, no supone una gran contribución en el juego de James.

Estaba de acuerdo en todo hasta los ultimos renglones. James no puede hacer de Bale. Un equipo sano y eficiente debe tener dos extremos que desborden, y Bale lo es. James no ni Isco tampoco. Uno de los peores momentos de la temporada precisamente ha venido por intentar meterles con calzador en el 11. Si James o Isco quieren jugar, debe compensar lo que aporte en la media punta con lo que pierdes quitando a Casemiro o a Kroos (muchas posibilidades de marcar, juego asociativo mucho mas fluido, posesiones mas productivas, presion arriba, robo de balones, colocacion…) Y si no lo aporta, si la manera de meterlo en el 11 es con calzador, en una posicion que no es la suya alterando el sistema y volviendolo asimetrico, entonces en mi opinion no vale la pena. A trabajar para ser un revulsivo y eventualmente ganarte el puesto. Y te lo dice un madridista que le encanta como juegan los dos.

Un muy buen análisis del partido, pero creo que tu conclusión es exagerada. El Madrid hizo un gran partido los primeros 20 minutos. De ahi, sin duda, se dejó estar y cedió la iniciativa al Wolfsburg. No creo que ello le descalifique para ser semifinalista de Champions.

De Cristiano no hay más que agregar. Imperioso y decisivo. Flojo partido de Bale, pero creo debido al planteamiento de Zidane.

¿Ves un problema con el plantel? Lo digo porque si Casemiro no encaja, no veo quien lo haga. James e Isco no cumplen tampoco el rol que el real necesita (que pareciera ser un jugador como Busquets, escaso en el mundo).

El Madrid hizo un gran partido los primeros 20 minutos, pero también el Wolfsburgo uno muy malo. A partir del 2-0 que el Wolfsburgo intenta dar un paso para adelante, el Madrid deja de dominar. Quiero decir, que el dominio de los primeros 20 minutos no sólo es mérito del Madrid, sino también demérito del Wolfsburgo. Ahora estoy de acuerdo, remontar un 2-0 en Champions tiene mucho mérito, no sólo de Cristiano sino de todo el equipo.

Tienes razón. Los lobos jugaron muy mal, ello también influye en la ecuación. Les falto mucha intensidad en los primeros minutos.

Creo que no estais siendo justos con el Madrid. Si es cierto que no esta jugando a las mil maravillas pero.. En realidad quien lo esta haciendo? Todos los equipos tienen sus virtudes y, no lo olvidemos, tambien muchos defectos. Cualquiera. Y el Madrid no es diferente. Igual que el Barsa tiene a Suarez, el Madrid tiene a Cristiano, e igual que el Bayern a veces tiene posesiones demasiado esteriles, en el Madrid a veces falta fluidez en las mismas, y en City a lo mejor ni las podria tener contra nadie en semifinales.

Y tambien me gustaria recordar una cosa, el año pasado el Wolfsburgo peleo la liga y la copa al Bayern con el mismo equipo pero sin Draxler y con De Bruyne. El 2-0 de la ida es una leccion para todos. Siempre se habla de peritas en los sorteos y de quien es mas flojo. Habria ganado este Wolfsburgo al Benfica o al City? Pues no lo sabemos. Pero al United si que se lo cargo.

El Madrid tuvo un rival que tuvo un resultado muy a favor, y aun asi pudo remontar y seguir adelante. Decir que el Madrid no va a dar la talla en semifinales no ss corresponde con la realidad.. Este equipo, con sus defectos y con sus virtudes competira hasta el final. El tiempo me dara la razon.

CLAP CLAP CLAP Guillermo, pedazo análisis, no podría estar más de acuerdo, para mi es exactamente lo que pasó. Añadiría lo que se menciona en el primer comentario, al jugar Bale en el lado débil y por lo mencionado de Casemiro, se queda sin su mejor socio, que es Modric, para aparecer mucho más en los partidos. Un saludo.

Deja un comentario

*