Real Madrid – Bayern de Munich: que el Bernabéu no calle

Exterior view of Real Madrid Santiago Bernabeu Stadium during the La Liga match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid
Picture by Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd +34 654142934
21/11/2015

En 2014, tras el 1 – 0 de la ida, Rummenigge declaró en la previa del Bayern – Real Madrid a la prensa alemana algo así como que el Allianz Arena debía arder, en unas declaraciones que fueron traducidas de forma poco afortunada por los medios españoles. Con ello, el director general de la entidad bávara hacía referencia al espíritu combativo y pasional que, como garantiza ese escudo, iba a presentar el club muniqués en su feudo, encendiendo así a su público y tratando de construir un escenario en el que su rival se viera intimidado.

Dos años después, ambas entidades se vuelven a ver las caras en Copa de Europa, nada sorprendente dado que son dos de las potencias hegemónicas del último lustro en esa competición. No en vano, esta será la primera ocasión en los últimos seis años en la que uno de los dos no esté entre los cuatro mejores del continente. Tras la emocionante epopeya vivida el pasado miércoles en la capital de Baviera, el Bayern de Múnich se vuelve a encontrar una situación similar a la de dos años atrás: ante sí, la necesidad de remontar y marcar dos goles por el camino. Sin embargo, la atmósfera que tratará de forzar será radicalmente distinta. Nada de fuego, lo que buscara el gigante alemán será encontrar el silencio. Ese singular, gélido y perturbador silencio que acompaña al Santiago Bernabéu cuando encaja golpes en los momentos críticos, y que Carlo Ancelotti tan bien conoce. Ese es el contexto ideal para meter el bisturí al conjunto merengue.

Real Madrid v Cordoba CFLa Liga
Ancelotti conoce perfectamente el Bernabéu. Foto: Focus Images Ltd

El Bayern ya demostró en la ida que es perfectamente capaz de construir un escenario de agitación y ritmo altísimo que haga sufrir al Madrid y sea capaz de girar la eliminatoria. Digan lo que digan sus DNIs, Robbery aún tiene en sus piernas la capacidad de coger el partido por el cuello y volcarlo hacia la meta de Keylor Navas. La novedad de Robert Lewandowski, cuya comparecencia en el encuentro ya se da por hecha, asegura que el vendaval de centros laterales que se produjo en la ida va a ser aprovechado con mucho menos piedad. Entre otras cosas.

Pues aunque Lewa es tan bueno que se las apañara para brillar en el juego posicional de Guardiola, el fútbol que el polaco siente, vive y disfruta es el que se suele producir en noches como la de hoy. El ida y la vuelta, las transiciones, los ataques vertiginosos. El polaco es élite mundial en ejercer de punto de salida de los contragolpes, dirigirlos, compensar los movimientos de sus compañeros y luego acudir presto al remate. Su duelo con Sergio Ramos, quien estará muy pendiente de él, será quizá el emparejamiento del partido, aunque el ex del Dortmund seguramente busque encontrar a Nacho en los choques. El defecto más evidente del 6 blanco es su incapacidad para imponerse en los cuerpeos y sobre ahí tratará el Bayern de edificar una superioridad. Ante un Keylor Navas que ya parece irrecuperable para la temporada, Lewa puede ser una fuente de pavor para los blancos.

Lewandowski está de vuelta. Foto: Focus Images Ltd
Lewandowski está de vuelta. Foto: Focus Images Ltd

“Tenemos que ser valientes” aseguraba Xabi Alonso en la previa. El conjunto bávaro tratará de saltar enérgicamente al césped del Bernabéu y volcar el campo hacia Navas, buscando un primer gol que les permita afrontar el resto del partido con cierta tranquilidad. La pregunta que debe hacerse y que a buen seguro ya se habrá hecho Zinedine Zidane es cómo piensa castigar esa valentía bávara. Benzema y Cristiano, quizá los dos futbolistas de la ida, tienen muchísimo fútbol en sus piernas, pero están lejos de ser los que imponen más respeto con espacios por delante. El Madrid es un conjunto de ritmo bajo y ataques lentos y paladeados, pero si quiere evitarse sufrimiento debe ser capaz también de salir de su campo y llegar a Neuer de forma certera. No extrañaría que Zidane se haya planteado la titularidad de Morata, para así aprovechar de forma más práctica esos metros de los que normalmente no dispone, pero que el Bayern hoy a buen seguro va a conceder. Descubrir que al conjunto muniqués no le penaliza exponerse sería un auténtico chollo para Ancelotti, más aún teniendo en cuenta la defensa de emergencia que va a alinear. Existe la posibilidad de que sean Kimmich y Alaba los que formen la pareja de centrales, una zaga idéntica contra la que Álvaro hizo auténticos estragos hace un año vistiendo la camiseta de la Juventus. Y a la que el Madrid puede hacer mucho daño a balón parado.

La principal duda en clave blanca es quién va a ser esa tercera pata de la delantera blanca, dada la baja de Gareth Bale. La lógica invita a pensar que Isco, tras su apoteósico partido de El Molinón, sea el futbolista escogido. Si por puro nivel fuera, no habría debate: muy poquitos pueden mirar a la cara a la temporada del malagueño. Lejos de desactivarse ante la falta de minutos, cada rato de juego del 22 blanco ha vuelto un poco más injustificable su suplencia, por mucho que comparta plantel con varios de los mejores centrocampistas del planeta. Ocurre que con él en el campo el Real Madrid ganaría soltura asociativa, control y clarividencia, pero perdería mucha capacidad de impacto al contragolpe, algo que necesita. Isco es un futbolista majestuoso, pero no es rápido ni dañino al espacio, por lo que tampoco parece una idea descabellada reservarle para la segunda parte. Isco ya ha demostrado en multitud de escenarios de trascendencia, entre ellos dos finales de Copa de Europa, que es una carta ganadora a la hora de imponer su fútbol como suplente, girando escenarios de todo tipo.

Isco puede ser titular. (Focus Images Ltd).
Isco puede ser titular. Focus Images Ltd

Por ello, se antoja más probable que sea Marco Asensio quien complete esa ABC, cuyas condiciones casan a las mil maravillas con lo que pide el encuentro. Su vertiginoso eslalon, su potencia al espacio y su finísima zurda sirven como una vía de llegada a Neuer mucho más directa. El balear ya demostró en el Allianz que está lo suficientemente maduro como para tener impacto en partidos de este calado.

Alineaciones probables: Bayern Múnich -Real Madrid, martes 18 a las 20:45h 

Que ambos equipos marcan se paga a 1.95 en bwinBayern Munich vs Real Madridd - Champions League - 12th April 2017 - Football tactics and formations
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Yo tampoco tengo claro si juega Isco o Asensio. Ambos vienen con inercia positiva tras hacer buenos partidos en Gijón y vs Bayern. Además, cada uno le da ciertas cosas al juego del equipo. Lo que veo claro es que según el jugador elegido, así irá encaminada la idea de partido de Zidane. Si juega Asensio, potenciarán más el repliegue + contra. Y si juega Isco, se buscará la posesión de calidad.

Respecto al Bayern, que daño le han hecho las bajas en esta eliminatoria. En la ida no pudieron contar con un Lewandowski que está en uno de sus mejores momentos de forma, ni con Hummels. Y además Boateng y Neuer volvían de lesión. No obstante, no debe ser excusa para el trasatlántico alemán.

Deja un comentario

*