Un reencuentro amargo con la Champions League

Bruno Soriano of Villarreal CF  during the UEFA Europa League quarter final match at Estadio El Madrigal, Villarreal
Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291
07/04/2016

El Villarreal se reencuentra con la Champions League. No se puede decir que sea su territorio natural, pues en España por esas reducidas plazas compiten varias entidades de muchísima envergadura, pero sí desde luego que el submarino amarillo es un club que está institucionalmente a la altura de la máxima competición continental. En términos de gestión deportiva a todos los niveles, de modelo, de identidad táctica, de posición en el mercado, pocos equipos resisten la comparación al club amarillo, ejemplo en modernidad y seriedad en un país en el que eso no es precisamente la norma. Cuando parecía que por fin, 5 años después de su última participación y tras un descenso que puso a prueba la supervivencia de su proyecto, el submarino amarillo recogía los frutos de su trabajo largoplacista y podía enfrentar el resultado de su paciente esfuerzo contra los principales clubes de Europa (algunos de los cuales ya había vencido en Europa League en años anteriores), un terremoto asoló a última hora el Madrigal y se llevó por delante su principal patrimonio: la estabilidad. Por motivos extraños, Marcelino García Toral, el líder del concepto que hoy ya todos tenemos en mente cuando visualizamos sobre el campo al club amarillo, dejó el barco antes del trascendental duelo ante el Mónaco. Un desafío que vuelve a examinar cómo responde la institución ante las turbulencias.

La respuesta de la dirección deportiva, de momento, ha sido la que uno espera de un club tan coherente en sus decisiones. Ante la tentación de dejarse embaucar por glamourosos nombres que suponían (respetables) volantazos en su modelo, el Villarreal ha acudido a un nombre quizá de perfil más bajo pero que pone a salvo uno de los aspectos que le diferencian del resto: la identidad. Sin tiempo para realizar grandes revoluciones que pongan patas arriba los conceptos instaurados durante los últimos años, el conjunto levantino ha apostado por un entrenador que pueda rescatarlos y potenciarlos. Fran Escribá representa varios de los elementos que han definido y llevado al éxito a Marcelino: la solidez defensiva a través de un repliegue férreo y la búsqueda del contragolpe como principal arma ofensiva. Sin tiempo para pruebas, el técnico valenciano debe pasar un examen que definirá su andadura en uno de los grandes de nuestro fútbol: la eliminación supondría un golpe anímico tan duro en septiembre que contagiaría negativamente todo lo que venga después. El ex técnico del Getafe sabe que buena parte de su temporada pasa por sacar adelante esta eliminatoria.

“Intentaremos ayudar a los jugadores a que los jugadores sigan siendo como son y a que las cosas vayan bien. Nuestro concepto de juego es parecido al que el Villarreal desarrolla durante varios años y eso creo que nos puede ayudar mucho. Hay que dar continuidad al proyecto. Lo fundamental es aprovechar lo bueno que tiene este equipo, que es mucho. Siempre me ha gustado como juega el Villarreal. Siempre ha sido un equipo ordenado y eso a mí me gusta. Vengo a aportar cosas que creo que podemos mejorar, pero mis ideas se acoplan muy bien a lo que tenemos.”  Fran Escribá en su presentación.

Cedric Bakambu of Villarreal Cf celebrates his goal during the UEFA Europa League match at Estadio El Madrigal, Villarreal Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 10/03/2016
Bakambú no podrá ser de la partida. Foto: Focus Images Ltd

Por si esto fuera poco, Escribá no podrá contar ni con Bakambú ni con Soldado, la doble punta sobre la que recayó casi toda la responsabilidad goleadora el pasado curso y que fue una de las claves que explican el excepcional rendimiento del Villarreal: 30 goles y 19 asistencias sumaron entre ambos. La pareja destinada a llevar al conjunto amarillo a una nueva dimensión contintental se suma a Victor Ruiz, Cheryshev, Sansone, Jonathan Dos Santos, Jaume Costa y a Bonera en el apartado de ausencias y tanto Bruno como Musacchio se encuentran con molestias. Es verdad que el Villarreal tiene una plantilla lo suficientemente amplia como para poder plantar un once decente en el Madrigal pese a la dramática lista de bajas, pero sin duda aquello complica mucho más el reto. Escribá se verá obligado a experimentar especialmente en los puestos de ataque: el recién llegado Santos Borré y el aún lejos de su mejor forma física Pato son los únicos delanteros disponibles, así que no se descarta que adelante a Roberto Soriano a la posición de segunda punta. 

También el Mónaco llega con la enfermería trabajando a pleno rendimiento, aunque no es un caso tan extremo como el del submarino amarillo. Radamel Falcao, que había firmado una pretemporada en la que pareció acercarse a su mejor nivel, se encuentra de baja por una lesión muscular, Sidibé, el lateral derecho recién llegado del Lille, tampoco podrá ser de la partida por lo que quizá Fabinho deba regresar a esa posición y el excitante Mbappé, que viene de impresionar en el Europeo sub19 con Francia, tampoco podrá mostrar sus alucinantes condiciones. Quien sí parece recuperado es el mágico Bernardo Silva, que, pese a encontrarse en plenos coqueteos con el Benfica, está llamado a ser la pieza diferencial en el conjunto monegasco.

Tanto Jardim como el recién llegado Escribá deberán demostrar su talento recomponiendo dos estructuras plagadas de bajas capitales.

Alineaciones probables: Villarreal – AS Mónaco, 20:45 CEST en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria del Villarreal se paga a 1.91 euros en bwin

Villarreal Monaco vs Away team - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Infografía de alineaciones probables: Share My Tactics. Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Escribá se ve obligado a sacar un once de circunstancias: N’Diaye apunta a central pese a ser mediocentro por la baja de Ruiz y por ofrecer más que Bonera. El ex del Betis ya ensayó en el puesto con Marcelino, y Jokic, adaptable al centro, en principio parece que no cuenta porque en la plantilla hay ya dos laterales zurdos, Jaume Costa y José Ángel. En la medular, sólo están disponibles Bruno (tocado), Soriano, Trigueros y Rodrigo Hernández, jugador del filial que debutó hace poco con el primer equipo en partido amistoso. En los puestos ofensivos quedan Castillejo y dos recién llegados, Borré y Pato. El colombiano viene del Deportivo Cali sin experiencia a este nivel de competición, y el estado de forma del brasileño es una incógnita. Puede ser que Soriano adelante su posición y el doble pivote lo formen Bruno y Trigueros, puede que Rukavina ocupe la banda derecha, o se podría alinear a Bruno y Soriano en la medular y Trigueros en banda, aunque tienda a jugar por dentro, dejando espacio a Borré para caer al costado. Apostaría por un 11 con Asenjo, J.Ángel, N’Diaye, Musacchio, Gaspar, Bruno, Soriano, Trigueros, Castillejo, Borré y Pato.
El Villareal se juega mucho en este partido: demasiadas bajas importantes, necesidad de un buen resultado para afrontar la vuelta en Mónaco, y en el aire la inyección económica que supondría jugar la Champions y que el club necesita para completar la plantilla. En ese sentido, tras la venta de Bailly y la cesión de Íñiguez al Rayo, habrá que incorporar un central, ya que en la plantilla están Musacchio, Ruiz, Bonera y el reconvertido N’Diaye. Por efecto dominó, si N’Diaye cuenta como defensa, hará falta un mediocentro. Aunque haya llegado Soriano, salió Pina, y tanto Trigueros como Dos Santos suelen jugar en otras posiciones (el primero en tres cuartos, el segundo en banda derecha). Por último, imagino que la baja de Sansone en Europa hará que Espinoza se quede en el equipo, siempre que el Villareal se clasifique. Si sólo juegan liga y copa, supongo que el joven argentino podría irse cedido.

Deja un comentario

*