La respuesta táctica de Simeone al inédito planteamiento de Seedorf

Diego Costa, el atacante de referencia de este Atlético que tanto recuerda al Estudiantes de Simeone (Foto: Focus Images Ltd.).

Sorprendió el Milan con su planteamiento inicial y, aunque fue inferior al Atlético en los primeros 10 minutos, estuvo más cerca del gol en la primera mitad. Tras resistir frente a la intensidad del conjunto colchonero en los primeros compases, Seedorf demostró que tenía un plan para atacar a su rival. Y también sabía cómo debía defender ante el Atlético.

Empecemos por esto último. Cuando los de Simeone tenían el balón, el Milan se replegó con dos líneas de cuatro bastante juntas por detrás de Kaká y Balotelli. Taarabt, muy comprometido en tareas defensivas desde que llegó a Milán, se colocó en la banda derecha del ataque local para estar cerca de Insúa cuando su equipo recuperara el balón. Poli cerraba por dentro junto a De Jong y Essien quedaba ligeramente orientado hacia la izquierda para tapar la banda de Juanfran y Arda Turan. De este modo, el Milan bloqueó la banda más peligrosa del Atlético y Poli suponía una vía de escape para encontrar a Kaká y salir al contraataque. Si no lo lograba, siempre quedaba el balón en largo a Balotelli, que peleó con los centrales colchoneros.

Milan defensa 1P

Así se colocó el Milan cuando no tenía el balón.

Pero el Milan no sólo se replegó. A partir de los diez minutos de juego, demostró que también tenía armas para hacer daño a su rival. Al fin y al cabo, Kaká se topó con el larguero y Courtois salvó milagrosamente un cabezazo de Poli con 0-0 en el marcador. Cuando el Milan empezaba los ataques desde atrás, Essien se colocaba junto a De Jong, la banda izquierda quedaba libre para Emanuelson y Poli aparecía por sorpresa cerca del área, según lo que requiriese la jugada. El centrocampista italiano, Taarabt, Kaká e incluso Balotelli se dejaron caer a menudo por el costado izquierdo de Koke, Mario Suárez, Insúa y Godín, por donde llegaron la mayoría de jugadas de peligro del Milan. Entre ellas, las dos citadas al inicio de párrafo. Más tarde se sumó Abate, que se incorporó más en ataque que De Sciglio, que se retiró lesionado. Al mismo tiempo, De Jong y Essien ejercían de red de seguridad atrás en caso de pérdida para evitar el contraataque. La inspiración de Taarabt, la puntualidad de Poli para llegar a posiciones de remate desde la segunda línea y los toques de clase de Kaká y Balotelli agitaron a la zaga española.

Milan vs Atletico - Football tactics and formations

Este fue el planteamiento ofensivo del Milan durante la primera parte.

No obstante, Simeone movió sus piezas tras el descanso pese a no introducir a ningún nuevo futbolista. Durante largos tramos de la primera mitad, Diego Costa fue la única salida de su equipo en ataque y lo arregló al juntar a Koke junto a Gabi y Mario Suárez en el centro del campo. Con Kaká menos comprometido en tareas defensivas, Mario Suárez gozaba de espacio y cierta libertad, lo que permitió al Atlético ser superior en esa zona del terreno de juego. El equipo colchonero se hizo con el control del balón, Raúl García y Arda (alejado de Essien) aparecieron por dentro pese a partir desde la línea de banda y Juanfran se incorporó por la derecha. Con un centrocampista más, Essien debía decidir si seguía a Raúl García, Gabi o Juanfran. Además, con inferioridad en esa parcela de la cancha, al Milan le costó más salir de su campo. Para intimidar a la defensa local bastaba con Diego Costa, que sembró el pánico en el eje de la defensa rossonera.

Milan vs Atletico - Football tactics and formations

Simeone respondió en la segunda mitad. Cambió a un 4-3-3 y el Atlético mejoró.

El Milan empezó a temblar, Emanuelson mostró sus carencias a nivel defensivo y, para más inri, Balotelli se lesionó en el hombro derecho tras caer mal en una falta cometida por Diego Costa. El delantero italiano intentó seguir, pero finalmente fue sustituido por Pazzini. Sin Mario, el Milan perdió a su principal arma para ganar oxígeno en campo rival y poco después encajó el 0-1 a balón parado, en un córner que despejó mal Abate y que Diego Costa cabeceó a la red. Apretó el Atlético, inclinó el campo y acabó recogiendo su recompensa ante un Milan que, pese a competir mejor de lo esperado, no es fiable. El resultado deja con vida a los italianos, pero si quieren remontar deben cuajar una actuación excepcional en el Vicente Calderón. Y será más difícil sorprender al Cholo.

Foto de portada: Focus Images Ltd

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

Related posts

4 comments

A mí me sorprendió la versión del Milan. Falta ver si ayudó la motivación extra que supone jugar en casa en Champions o si Seedorf consiga que el equipo juegue así cada semana. ¡Muchas gracias, Roberto!

Pues yo creo que fue una castaña de partido, el atletico solo consiguio volcar el campo por el bajon fisico de sus jugadores, especialmente por los jugadores de arriba.
El atletico no fue ese equipo de principio de temporada, que te arrasaba con su presion asfixiante y no te dejaba ni respirar, para luego salir a la contra y destrozarte. Un equipo que defiende bien, pero que sufre mucho en estatico y sin espacios.

Fue un partido bastante lento, de pizarra. Jugando fuera de casa en el partido de ida, tampoco creo que el Atlético quisiera exponerse demasiado y presionar muy arriba. Eran mejor equipo y era cuestión de tiempo que el Milan fallara si ellos aguantaban bien atrás. Y, evidentemente, el Milan se replegó bien para que el Atleti se sintiera incómodo y no tuviera espacios para tocar en campo contrario. Arda, por ejemplo, apareció poquísimo.

Deja un comentario

*