La calma antes de la tempestad

Roberto Firmino of Liverpool warms up prior to the Premier League match against Everton at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
07/04/2018

Si bien Salah ha acaparado todos los focos del tridente del Liverpool, Roberto Firmino es la bisagra que impulsa el fútbol de la estrella egipcia. Firmino y Salah, complementarios en todos sus movimientos con la inestimable colaboración de Sadio Mané -el que mejor empezó la temporada de los tres, por cierto-, son dos piezas inseparables que se potencian permanentemente. En un fútbol vertical, de puro vértigo, como el del Rock&Roll de Jürgen Klopp, Roberto Firmino aporta el punto de pausa necesario para dar tiempo a sus compañeros. Un instante de reflexión para tomar la mejor decisión y ganar unas décimas de segundo decisivas en la jugada. Rara vez se precipita.

Consulta aquí nuestros seis textos previos a la final de la Champions entre Real Madrid y Liverpool

El Roberto Firmino de 2018 es un futbolista muy diferente del que aterrizó procedente del Hoffenheim tres años atrás, con Brendan Rodgers en el banquillo. El atacante brasileño era uno de los futbolistas de moda en la Bundesliga y no era ni mucho menos un delantero centro, sino un mediapunta de tremenda calidad técnica, con visión de juego para asistir a sus compañeros y agilidad para recibir entre líneas. Se trataba de un talentoso futbolista de tres cuartos, pero con el paso de los años ha encontrado su sitio en la Premier actuando en punta. Primero como falso nueve, bajando mucho a recibir. Y ahora ya alternando descargas de espaldas con apariciones el área, aunque normalmente son Salah, Wijnaldum y Milner quienes rellenan el espacio que libera Firmino en el área rival con sus movimientos. No tiene tanta presencia en la zona de remate, aunque sí sigue muy bien las acciones de contragolpe y es peligroso en el remate de cabeza. Sin ser demasiado alto, sabe encontrar su hueco y luego gira el cuello para colocar sus testarazos.

“Mediapunta por excelencia, quizá su mayor talento reside en recibir de espaldas. Es verdaderamente excelso dándose la vuelta a toda velocidad. A partir de ese momento, su sello de identidad es la velocidad de interpretación. (…) Asistir es quizá lo que mejor se le da y para ello tiene una técnica de élite absoluta. Le encanta jugar al primer toque, tirar paredes, asociarse a toda velocidad”.

Así es Firmino, el hombre de los 41 millones, 25 de junio de 2015.

Roberto Firmino of Liverpool warms up before the UEFA Champions League Semi-Final match at the Stadio Olimpico, Rome Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 02/05/2018
El físico de Roberto Firmino ha cambiado en los últimos tres años. Foto: Focus Images Ltd.

En la Premier, Firmino ha adaptado su capacidad para recibir entre líneas y girarse cuando recibe de espaldas en una de sus mayores virtudes. Ha desarrollado su físico, más resistente a los choques, y ha trabajado en la faceta defensiva para entender mejor qué labores debe ejercer en la presión. Trabaja para tapar los primeros pases sobre el mediocentro rival, muerde a los centrales y de vez en cuando incluso aprieta al portero, según lo que exija cada jugada. Su espíritu de mediapunta todavía está presente en sus movimientos: es menos escurridizo porque ha ganado músculo para actuar en punta, pero también ha ganado en sabiduría futbolística. Se precipita mucho menos en la toma de decisiones y sus movimientos entre líneas a menudo torturan a los defensas rivales. Firmino baja a recibir en zonas intermedias, arrastra a los centrales, atrae su atención y luego filtra el pase a su espalda para la carrera de Salah o Mané. Siempre juega con sentido. No es casualidad que haya marcado diez goles y repartido otras ocho asistencias a lo largo de esta edición de la Champions.

“Un año mayor, Salah vino repleto de confianza. Marcó en su primer partido, pero falló dos ocasiones claras. Así que, increíblemente, podría haber marcado muchos más goles. Hemos aprendido con él paso a paso, porque juega siempre en la misma posición. Esta temporada es más un tema de interpretación [de su talento anotador] y porque Roberto Firmino es un caballo que trabaja para abrir espacios a Salah. He tenido muchas charlas con Salah y él ve lo que los demás hacen por él”.

Jürgen Klopp en una entrevista en The Guardian.

Roberto Firmino of Liverpoo (right)l celebrates after scoring his team's 4th goal to make it 4-0 during the UEFA Champions League Semi-Final match at Anfield, Liverpool Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 24/04/2018
Roberto Firmino y Mohamed Salah se entienden a la perfección. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*