Roma-Liverpool: los riesgos serán italianos

Mohamed Salah of Liverpool (left) gets past Radja Nainggolan of AS Roma during the UEFA Champions League Semi-Final match at Anfield, Liverpool
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
24/04/2018

Dos goles de la Roma en los últimos minutos del partido de ida mantienen un halo de esperanza en el espíritu de los 70.000 hinchas que abarrotarán el estadio Olímpico de la capital italiana. El Liverpool aplastó a la Roma con un fútbol vertical y vertiginoso, rápido y diabólico, pero no liquidó la eliminatoria cuando estuvo en su mano. Aunque las dianas dieron vida al conjunto italiano, la ventaja inglesa todavía es considerable y en condiciones normales supondría una montaña prácticamente insuperable. Sin embargo, la Roma ha recuperado la fe en las remontadas ante su afición. Después de catorce años sin levantar un resultado adverso en Europa tras perder la ida fuera de casa, los de Di Francesco remontaron ante Shakhtar y Barcelona, en este último caso con un resultado que les valdría para viajar a Kiev. El Liverpool está avisado y cuenta con tres balas para castigar cualquier despiste a base de contragolpes.

El equipo de Eusebio Di Francesco deberá sobreponerse a dos bajas sensibles. Kevin Strootman y Diego Perotti no han entrado en la convocatoria y se perderán el partido de este miércoles, lo que limita las opciones del preparador italiano. El esquema de tres centrales y dos carrileros no surtió el efecto deseado en Inglaterra, sobre todo a raíz del duelo desigual entre Salah y Juan Jesus en el perfil izquierdo de la retaguardia giallorossa. Una vez la presión inicial se desajustó, el partido se redujo a duelos individuales entre los centrales transalpinos y los atacantes del Liverpool en los que el equipo italiano salió perdiendo con claridad. Arreglar esa situación es una de las principales preocupaciones de Eusebio Di Francesco, que no quiere reducir todo el peligro de su adversario al estado de forma de Mo Salah: “Salah fue muy determinante en el partido de ida, pero no podemos orientar todo el equipo hacia él. Hay mecanismos en los que tenemos que trabajar mucho mejor”.

Mohamed Salah of Liverpool during the UEFA Champions League Semi-Final match at Anfield, Liverpool Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 24/04/2018
Mohamed Salah fue el mejor jugador del partido de ida. Foto: Focus Images Ltd.

Las decisiones del entrenador romanista volverán a determinar el guion del partido. Jürgen Klopp reconoció en la rueda de prensa previa al encuentro que el equipo obligado a asumir riesgos es la Roma, situación que el Liverpool intentará aprovechar a su favor. Y las posibilidades italianas pasan precisamente por ese juego de equilibrios, como sucedió en la eliminatoria contra el Barcelona: una presión adelantada que dificulte la salida de balón del Liverpool y ensucie los envíos al tridente, una efectividad bárbara en los primeros remates para reforzar la moral e infundir miedo en el oponente y una concentración elevada en las vigilancias para evitar el despliegue inglés al contragolpe. Si la Roma no borda estos conceptos básicos, ya no es que no tenga ninguna opción de remontar la eliminatoria, sino que ni siquiera se acercará a mantener la emoción hasta el tramo final del encuentro de vuelta. ¿Apostará Di Francesco por acompañar a Dzeko por Schick? ¿Buscará el uno contra uno de Ünder? ¿Recuperaré el 4-3-3 más clásico? Son interrogantes que no despejará el técnico transalpino hasta una hora antes del encuentro y que marcarán el guion del partido de vuelta.

“Tenemos que marcar tres goles y en este aspecto tanto el ataque como la defensa están unidos: partimos de una gran fase defensiva, pues la atención y la aplicación será importante para dar poca profundidad al adversario. Si quieres marcar, no puedes estar solo en tu área. El riesgo de ofrecer contragolpes al adversario está ahí y nosotros debemos tenerlo en cuenta.” Eusebio Di Francesco.

Por otro lado, además de amenazar al contraataque, será interesante ver si el Liverpool es capaz de frenar el elevado ritmo que intentará imponer la Roma o si acepta el intercambio de golpes con la tranquilidad de quien se sabe tres goles arriba. Si algo le falta al Liverpool es pausa, reflexión, capacidad para juntar cuatro o cinco pases que rebajen la temperatura cuando el cuerpo pide verticalizar en busca de la meta contraria. Klopp pierde a Oxlade-Chamberlain, Emre Can y tampoco contará con Adam Lallana, lo que reduce sus alternativas en la medular. Wijnaldum, Henderson y Milner son la opción más plausible en la medular: no les faltará sacrificio, ni fondo físico para presionar y multiplicarse en las ayudas, pero no van sobrados de pausa para retener la posesión y dar un descanso a su equipo mediante una larga cadena de pases. A diferencia de lo acontecido contra el Manchester City, la Roma sí dispone de cierto margen de error. Un gol en contra supone un revés, pero no aniquilará de primeras toda la esperanza de lograr la (improbable) remontada, por difícil que sea situación.

Sadio Mane of Liverpool (centre) celebrates after scoring his team's 3rd goal to make it 3-0 during the UEFA Champions League Semi-Final match at Anfield, Liverpool Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 24/04/2018
La velocidad de Sadio Mané puede castigar a la Roma si se expone. Foto: Focus Images Ltd.

Y no podemos ignorar al tridente del Liverpool. Salah, Firmino y Mané son tres futbolistas ideales para castigar los riesgos que asume la Roma en cada partido. A Eusebio Di Francesco le gusta plantar el bloque arriba, achicar espacios, defender una parcela de terreno pequeña a cambio de descubrir la espalda de los centrales. Este escenario potencia a Firmino como receptor del juego entre líneas para activar a Salah y Mané, dos armas letales en este contexto. Sobre todo el extremo egipcio, autosuficiente, capaz de inventarse un gol en cualquier momento, desde cualquier posición. Salah volverá a medir a Kolarov, un foco de fútbol ofensivo en la Roma pero también un zaguero que no siempre tiene el retorno defensivo que exigen citas de este calibre. El tridente del Liverpool medirá la fiabilidad de la defensa italiana y Edin Dzeko pondrá a prueba la retaguardia del Liverpool, segura en líneas generales a lo largo de las eliminatorias de Champions pero con varios futbolistas que pueden cometer un error en cualquier momento, en situaciones totalmente insospechadas, que pueden cambiar el rumbo de una eliminatoria y alterar los estados de ánimo. Karius, Alexander-Arnold y Robertson disputan su primera semifinal de Champions, Dejan Lovren ya falló en uno de los goles de la ida y Virgil van Dijk ya cometió un error grosero que costó un gol en la vuelta ante el Manchester City. Lo resumió a la perfección Jürgen Klopp en la última rueda de prensa: “Después de todo lo que podamos decir ahora, hay que jugar el partido”.

Así fue la final de la Copa de Europa que disputaron Roma y Liverpool en 1984

Alineaciones probables: Roma-Liverpool, miércoles 2 a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Roma vs Liverpool - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

8 comments

Me parece alucinante hablar de “error grosero” de Van Dijk en la vuelta contra el City, omitiendo que en esa jugada sufrió una falta Sterling como una catedral de grande…

A mí no me parece tan clara. Van Dijk se mete en un lío saliendo hacia donde no debe, luego se da cuenta y quiere forzar la falta y acaba despejando hacia dentro y no hacia fuera, que es lo que tiene que hacer para garantizar que la jugada termine ahí. Hace poco Klopp también habló de ese error (antes del partido de ida) y el alemán hablaba de error del defensa y no del colegiado.

Copio aquí el párrafo de la recomendable entrevista en The Guardian (https://www.theguardian.com/football/2018/apr/23/jurgen-klopp-liverpool-champions-league-roma-mo-salah-brexit). Le preguntan por Lovren y luego dice: “Los otros centrales también cometen errores. Ante el City, Virgil van Dijk, un tipo extraordinario y un jugador fantástico, debería haber despejado la pelota antes de que nos marcaran. Virgil lo sabe. Pero nadie habló de ello porque ganamos”.

Si Klopp dice eso, reconozco el error de Van Dijk, aún así en mi opinión sigo considerando que es una falta muy clara.
Quizás mi mensaje iba más referido hacia el mantra repetido hasta la saciedad de que el Liverpool es una madre en defensa. Algo con lo que desde el 1 de enero no estoy de acuerdo. Pongamos que Van Dijk falló contra el City (el único error que comete el Liverpool en 180 mimutos de eliminatoria), cuántas veces fallaron en esa eliminatoria los defensas del City (una defensa a ojos del mundo mucho más sólida)? Lovren falló una vez contra la Roma, cuántas veces fallaron Juan Jesús, Manolas y compañía?
Por supuesto que el Liverpool nunca será un equipo correoso en defensa, pero es que jugando a lo que juega es imposible que lo sea. En mi opinión se le da poco crédito a las 10 porterias a 0 en los últimos 14 partidos, a ser el equipo menos goleado de la Champions… Y eso jugando un fútbol muy ofensivo. Pues sí, la Roma te metió 2 y en una falló tu central, pero es que tu le metiste 5 a la Roma, le pudiste meter 8 y sus defensas fallaron mucho más. Parece que queremos que el Liverpool gane todos los partidos 5-0 y sin que le creen ocasiones. Creo que se da poco mérito a lo que está consiguiendo, que en mi opinión es un auténtico milagro. Un equipo que viene de la previa, masacrado por las lesiones, y perdiendo a su estrella en enero, está a 90 minutos de la final de la Champions. Y creo (y esto no va referido a vosotros) que se le está dando poco valor a la hazaña.

Estoy de acuerdo en el sentido general de la reflexión, Mon_. Es interesante lo que comenta sobre ello Klopp en la entrevista adjunta. Yo creo que ha progresado muchísimo a raíz del fichaje de Van Dijk. La eliminatoria ante el City es un muy buen ejemplo, con futbolistas como Arnold que salen reforzados. Entiende el City que puede ser una debilidad, focaliza mucho sus ataques por su perfil y el chico responde bien. También Lovren jugó unos 75 minutos de dominio absoluto en la ida. Como comentas, el Liverpool asume ciertos riesgos, expone a sus defensas y entiende que le compensa por la dinamita que tiene delante. Por otro lado, al final a la zaga hay un punto de ponerla en cuarentena. Ha mejorado mucho, pero incluso en días en los que defiende muy bien sus futbolistas tienen tendencia al despiste.

Por poner un ejemplo, uno de los pocos escenarios en los que la Roma puede tener opciones es ese. Un inicio parecido al del día del Barça, un gol pronto, un 1-0 que se sostiene un rato. Y si en ese momento, por lo que sea, hay algún error individual atrás, la eliminatoria estalla. Es difícil, no creo que se produzca y el Liverpool irá a ganar el partido, creo. Pero vaya, que ese 2-5% de opciones de que esto pueda suceder es a lo que se agarra la Roma. Pero estoy de acuerdo en la línea general del comentario.

Lo dudo mucho, el Liverpool alguna enchufa seguro, lo tiene muy difícil la Roma. También tendría cujons que llegue a la final justo el primer año sin el gran Totti.

Voy con el Liverpool, es muy difícil que la Roma logre replicar la remontada contra el Barsa.
Es muy difícil llegar a una final solo tirando de épica… aunque ahí está el caso del Madrid…
Espero que sea un partido entretenido y que el Liverpool vaya a por el partido.
En cuanto a la defensa del Liverpool yo creo que ha mejorado muchísimo y que es el tipo de juego que practica el cuadro red el que los expone, si la pifia de ramos en el primer gol de Bayer ayer la cometía Lovren ya estábamos hablando todos de error del zaguero.

Deja un comentario

*