Salvados por el frío

Necid CSKA  Kate_Lokteva

Uno de mis lugares favoritos para ver el fútbol es la cinta del gimnasio. Así, cumplo un doble objetivo: no me aburro mientras corro, y soy menos severo al juzgar a los futbolistas. Cuando llevas diez kilómetros corriendo, te cuesta menos entender al que manda un disparo a las nubes.

Para poder entender a los jugadores del CSKA-Roma, debería haber metido la cinta de correr en la cámara frigorífica de una carnicería. Seguro que a algún mafioso (italiano o ruso) se le ha ocurrido ya la idea, pero si la tortura no les parece suficiente, pueden probar a ponerles la grabación de este partido.

Pasaban 44 minutos y ningún equipo tiraba a puerta, apenas daban dos pases seguidos. Para más inri, el encuentro era a puerta cerrada, lo que impedía al realizador intercalar algún plano típico de un ruso sonrosado bailando sin camiseta o de alguna muchacha de pelo rubio y ojos claros. Más aburrido que una película de Pudovkin.

Tuvo que llegar Florenzi, que al final fue el lateral que buscaba Rudi, para encarar a Berezutski (el bueno) y recibir la falta al borde del área. Era el minuto 45.

Roma Totti Focus

Totti es el goleador más veterano de la Historia de la Champions League. Foto: Focus Images, Ltd.

Totti bate su propio récord

Me voy haciendo mayor ya, y cada vez quedan menos futbolistas de “los de toda la vida”. Esos que juegan desde que uno sigue el fútbol, y que te han acompañado en partidos de Champions y videojuegos desde que ibas al cole y merendabas nocilla. Tengo un tío que dice que uno se da cuenta que es viejo cuando los futbolistas de su generación se retiran. De ser así, alguien debería reconocer a Totti el mérito de mantener alta la moral de toda una generación de cuasicuarentones. Con 38 años y 59 días, el delantero romano marcó de falta directa un gol que le mantiene como el más veterano en anotar en la Champions League, y que llevó a su equipo con ventaja al descanso.

En la segunda parte el CSKA buscó y buscó el gol, aunque no encontraba ni ocasiones en los múltiples centros y disparos lejanos que despejaban Manolas y Astori. Pudo sentenciar Ljaljic, en un mano a mano frente a Akinfeev, pero el portero sacó el balón con el pie. El partido parecía muerto y listo para meter en el congelador cuando en el minuto 92:35 Strootman perdió un balón tonto, Berezutski (el bueno) centró desde la esquina del área y De Sanctis se lo comió con patatas. Así se salvó el CSKA de la eliminación y deja el grupo abierto de cara a la última jornada.

Foto de portada: Kate_Lokteva

Related posts

1 comments

¡¡Que gran verdad lo de la generación de futbolistas que se retiran!!!
Yo me acuerdo perfectamente del debut de Raúl y ahora que le quedan sus últimos temporadas de vida futbolística me he dado cuenta de mi edad…y eso que son 27

Deja un comentario

*