Seri amargó la noche de Justin Kluivert

Justin Kluivert of Ajax (M) after the Dutch Eredivisie match at Amsterdam Arena, Amsterdam
Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929
02/04/2017
***NETHERLANDS OUT***

El Niza eliminó al vigente subcampeón de la Europa League y está a un sólo paso de volver a citarse con la Copa de Europa. Una competición que no visita desde hace casi 60 años. El conjunto entrenado por Lucien Favre es un proyecto fresco, talentoso y minuciosamente trabajado al que parece haberle llegado el momento de empezar a soñar y todo aquello se pudo ver con pulcritud sobre el césped del Amsterdam Arena. Sin embargo, sufrió mucho para sellar su billete a la última eliminatoria previa a la fase de grupos. Cuando Davinson Sánchez culminó con su agónico remate la remontada al tanto inicial de Souquet, se notó que todo lo anterior está bien, pero que emocionalmente le falta un poquito al equipo de la Costa Azul para resistir a una competición tan singular como la Champions League. Los cimientos colectivos del Niza se estaban erosionando completamente tras el vendaval emocional de los tantos locales y le costaba trabajo mantenerse en pie en el encuentro. Tuvieron que emerger dos de sus principales individualidades para devolver al equipo a la tierra. Primero Cardenale, guardameta, para con sus paradas mantener al equipo con vida ante las transiciones ajaccied y más tarde sería Seri quien reanimara definitivamente a su conjunto con el detalle de calidad diferencial que le permitió al Niza llegar hasta donde su colectivo no estaba llegando. Aunque el nombre de la noche vistió claramente de rojiblanco. Fue Justin Kluivert.

Ajax Amsterdam 2 (van de Beek 26′, Sánchez 56′)
OGC Niza 2 (Souquet 3′, Marcel 79′)

Nice vs Ajax - Football tactics and formations

El conjunto francés saltó al césped del Amsterdam Arena de forma muy autoritaria. Tardó escasos 3 minutos en mostrar la calidad que le ha llevado a ser una de las sorpresas de la temporada pasada en Europa. Entre Eysseric y Plea cosieron un precioso contraataque que expuso la valentía defensiva del Ajax (especialmente la del alborotado Davinson Sánchez) y acabó significando un gol que construía un escenario inmejorable para los suyos. Ya tenían lo que tanto ansiaban.

Ese delicioso doble pivote Koziello – Seri se hizo con el mando del encuentro y empezó a mover el balón dinámicamente, buscando (y consiguiendo) castigar las fisuras de la presión agresiva del Ajax y encontrar los apoyos de sus puntas por dentro. El Niza movía el balón enérgicamente, llegaba hasta Onana y se defendía cómodamente cuando los locales trataban de replicar. Con el resultado en el bolsillo y el dominio del juego, parecía un escenario plácido. Sin embargo, no contaban con que un chico de 18 años iba a emerger y a girar la balanza por sí solo. Se habla de Justin Kluivert, quien desde su banda derecha firmó una actuación memorable. Lideró la reacción del Ajax a costa de desesperar por completo a Malang Sarr, central reconvertido a lateral izquierdo, al que cada vez desequilibraba con un recurso distinto. El público gritaba de excitación cada vez que el liviano extremo con el 45 a la espalda recibía el balón y comenzaba a girarse y a conducir, por lo que el Ajax entendió pronto que se tenía que agarrar a él para remontar. Balones a Kluivert. Y Kluivert respondió. Desde su evidente superioridad por la derecha, el Ajax volvió a hacer pie en el partido. Por ahí se llegaba a Cardenale. Estaba claro.

Alassane Plea of OGC Nice during the UEFA Europa League match at Veltins-Arena, Gelsenkirchen Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 24/11/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161125-0009.jpg
Alassane Pléa. Foto: Focus Images Ltd.

Un choque fortuito dejó a Seri doliéndose de un golpe en la cabeza durante unos segundos, sin bajar a poblar la estructura defensiva de su equipo y el Ajax se aprovechó de ese desajuste para empatar. Van de Beek emuló el rol llegador de Klassen y perforó las mallas del Niza. El tanto desorientó anímicamente por completo al colectivo francés, que parecía no saber si irse a por la victoria o defender el empate. Empezó a cometer varias imprecisiones que le impedían desplegarse en campo contrario y entonces el Ajax se aprovechó de esa indecisión para hacerse con el mando con el partido. Schöne comenzó a comandar con autoridad, un exquisito Ziyech empezó a aparecer entre líneas para dar soltura al juego del Ajax y al show de Kluivert se sumó Amin Younes para desbordar desde su banda. Ante un efervescente Amsterdam Arena, el cuadro ajaccied mostró todo su arsenal de fútbol ofensivo y culminó su superioridad con el tanto de Davinson Sánchez que desequilibraba la eliminatoria.

El tanto, como no podía ser de otra manera, obligó a Favre a intervenir. El técnico suizo descolgó a Seri del rol de pivote y le pidió que se acercara mucho más al área contraria. Necesitaban su calidad para abrir al Ajax. Y lo cierto es que el costamarfileño lideró la reacción del Niza desde el principio, de un Niza que ya no tenía nada que perder y se fue con todo a por el empate. Y justo después de que Keizer quitara del campo al que parecía que iba a ser el héroe de la noche, Kluivert, Seri le birló las portadas gracias a una deliciosa asistencia de tacón que el recién entrado Marcel remacharía para dentro. No podremos disfrutar de Justin en la presente edición de la Champions League, pero… siempre nos quedará Jean Michael Seri.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Desde que vi Neymar cuando empezaba y noté que iba para número 1 no he visto otro jugador que me causara esa sensación hasta ver a Justin Kluivert, y eso que no he visto los partidos contra el Niza. Ni Mbappé ni nadie.

Deja un comentario

*