Sevilla-Leicester: dos estados de ánimo opuestos buscando hacer historia

Sergio Rico Sevilla Focus

Ni el Sevilla ni el Leicester City han sobrevivido nunca más allá de febrero en la máxima competición continental. Lo de los ingleses resulta obvio, porque se estrenan esta temporada en el torneo tras su sorprendente título liguero del curso pasado. Los hispalenses, que no pudieron jugarlo cuando ganaron su única liga española en 1946 porque aún no existía, intentarán igualar su mejor registro en el certamen más prestigioso de Europa: los cuartos de final que alcanzaron en 1958, cuando participaron como subcampeones nacionales aprovechando que el Real Madrid -que sería el que los eliminaría- ya tenía plaza como defensor del título. Desde entonces, el conjunto de Nervión sólo ha vuelto a pisar la competición en este siglo, y las derrotas en esta misma instancia de octavos frente al Feberbahçe (2008) y el CSKA de Moscú (2010), que parecían inferiores, deben servir de advertencia de cara a una eliminatoria en la que cualquier análisis de la realidad reciente le otorga el cartel de favorito.

De todos modos, la presencia de Jorge Sampaoli en el banquillo del Sánchez Pizjuán ahuyenta por completo cualquier tipo de complejo. Si algo le ha dado el preparador argentino al Sevilla es fe y entusiasmo: se siente capaz de todo y no tiembla ante el desafío de hacer historia. Sabe mucho de eso el ex seleccionador chileno, que antes de llegar a España había logrado el primer título de campeón de América para el país en el que se dio a conocer como entrenador y había levantado también el primer título internacional de la historia de la Universidad de Chile. Más allá de sus formidables recursos tácticos, sus equipos se convencen a sí mismos de que cualquier reto es atacable. Y en ese campo mental, la ventaja con la que parte el Sevilla con respecto al Leicester parece amplísima.

La última vez que el Sevilla se enfrentó a un conjunto inglés en partido oficial acabó festejando un título. (Foto: Focus Images Ltd).
La última vez que el Sevilla se enfrentó a un conjunto inglés en partido oficial acabó festejando un título. (Foto: Focus Images Ltd).

El conjunto de Claudio Ranieri está sufriendo todos los síndromes posibles que suelen afectar a los triunfadores insospechados. Por un lado, el foco de la Champions League le ha iluminado tanto que durante demasiado tiempo situó en un segundo escalón de prioridad el torneo doméstico, cayendo en una zona peligrosa que ahora atenaza su sistema nervioso. Por el otro, la lógica descompresión necesaria tras haber realizado un esfuerzo físico y psicológico imposible de sostener en el tiempo lo llevó de regreso a verse emparejado con los últimos de la clase, con la desilusión que esto supone para el que se ha creído élite durante un tiempo y que ahora ve cómo le cuesta mucho más que antes volver a bajar al barro, como si la supervivencia fuese algo que daba por descontado y hubiese olvidado cómo se pelea por ella cuando no está garantizada. Siendo importante la baja de N’Golo Kanté, que va camino de ganar con el Chelsea su segunda Premier consecutiva, el regreso a la mediocridad del Leicester City parece más atribuible a cuestiones psicológicas que a las diferencias de nivel entre la plantilla campeona y la actual.

Las cámaras buscan ahora a Claudio Ranieri por motivos muy distintos a los de la pasada temporada. (Focus Images Ltd.)
Las cámaras buscan ahora a Claudio Ranieri por motivos muy distintos a los de la pasada temporada. (Foto: Focus Images Ltd.)

El guion de partido que se prevé puede ofrecerle al Leicester una oportunidad de recuperar la versión eminentemente contragolpeadora que le dio el título el curso pasado. Conscientes de que Vardy se crece cuando tiene espacios y de que Mahrez es un pasador brillante a la espalda de los centrales rivales, los adversarios han reducido los metros que le entregaban la temporada anterior. Sampaoli, que es cierto que moderó su apuesta ofensiva radical en duelos europeos claves frente a la Juventus y el Lyon, difícilmente animará a sus jugadores a replegarse en un choque ante su público frente a un oponente inferior en cuanto a calidad técnica y con el objetivo de los cuartos de final de la Champions como premio. Las bajas de Mercado y Pareja le obligarán probablemente a jugar con línea de cuatro atrás y será interesante comprobar qué instrucciones da a su carrilero izquierdo Sergio Escudero, normalmente muy ofensivo, ante la amenaza de Mahrez y con un efectivo menos cubriéndole sus incursiones. El ex del Getafe, por cierto, se medirá a Fuchs, el hombre que le quitaba el puesto de titular cuando ambos coincidieron en el Schalke 04.

Ranieri perdió por lesión tras ser duda hasta última hora a su principal refuerzo del verano, el también argelino Slimani, cuya potencia en carrera lo convertía en una amenaza muy peligrosa para el tipo de partido que se espera. El japonés Shinji Okazaki, titular habitual en la gloriosa campaña pasada, es quien tiene más posibilidades de sustituirle pese a que no marca un gol desde diciembre -este sábado falló una ocasión clamorosa en la derrota por 1-0 en la FA Cup frente al Millwall-. De este modo, y salvo que el técnico italiano sorprenda con alguna modificación que busque reforzar la zona central -donde el Sevilla es especialmente fuerte con su ejercito de medias puntas-, el Leicester formaría con diez de los once integrantes de su once de gala campeón que hace unos pocos meses toda Inglaterra se sabía de memoria y recitaba con admiración.

Aunque no 18/02/2017
Aunque Vardy ya esté celebrando el gol y resulte difícil de creer, esta ocasión de Shinji Okazaki no acabó en la red el sábado ante el Millwall. (Foto: Focus Images Ltd.)

Alineaciones probables: Sevilla-Leicester, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria del Leicester se paga a 10.00 en bwin

Sevilla vs Leicester - Football tactics and formations

Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Si la logica se impone el Sevilla debe dejar resuelta la eliminatoria hoy, de cualquier manera pase quien pase dara un aire fresco a esta competicion, de los 16 equipos que quedan en competicion solo 5 (si mi memoria no me falla) no han sido finalistas, dos de ellos por su poder economico supongo que lo seran tarde o temprano (PSG y City) y el Napoles la tiene muy dificl remontarle al Madrid.

Se prevé que el Sevilla es favorito en esta eliminatoria pero ojo que al Leicester ya solo le queda la Champions. Es su última bala y estoy seguro de que van a pelear por no desperdiciarla.

Tengo curiosidad por ver que versión de Sevilla va a disponer Sampaoli, si el pragmático de Champions League o el alegre de Liga.

Deja un comentario

*