Sin forzar la máquina

Verratti PSG - Focus

El PSG ganó sin brillar. En apenas 25 minutos, los galos sentenciaron una salida denominada “incómoda” contra un Shakhtar voluntarioso pero sin suerte. La hoja de ruta del conjunto parisino dictaminaba que los de Laurent Blanc tenían que sumar seis puntos a la conclusión de la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones: dos victorias solventes (Malmö y Shakhtar Donetsk) para encarar el doble duelo ante el Real Madrid y jugarse así la primera posición del Grupo A.

Defensas goleadores en Lviv

No tiene el tirón mediático de los Ibrahimovic, Cavani, Thiago Silva o Dí María, pero la aportación de Serge Aurier fue decisiva para encarrilar el choque. El lateral derecho, que el pasado fin de semana cerró la goleada de su equipo en Nantes (1-4), inauguró el marcador aprovechando un centro medido de Maxwell desde la izquierda. Aurier, que marcó de cabeza, superó en el salto a un Taison poco contundente en la marca. El futbolista costamarfileño, incansable durante los 90 minutos, está en un gran estado de forma pues ya suma tres goles en los ocho partidos que ha disputado en este arranque de curso entre todas las competiciones. El ex del Toulouse, que debutaba en esta edición de la Champions, también participó en la jugada del segundo tanto. Saque de esquina de Di María, prolonga Aurier y, con el muslo y con mucha suerte, David Luiz sentenciaba el encuentro. 0-2 a los 24 minutos de juego.

El PSG, que presume de tener uno de los mejores ataques del viejo continente, ganaba en Lviv con dos goles de dos defensas. Fútbol.

El orgullo de un local herido

La segunda mitad arrancó lo mejor del Shakhtar. Y lo mejor tiene nombre y apellido: Alex Teixeira. El brasileño – pichichi de su equipo – cerró el primer acto con una excelente jugada individual por banda izquierda pero sin fortuna de cara a portería. Teixeira, bien atado por la defensa parisina durante los primeros 45 minutos, sacó a pasear su clase en la reanudación. Disparo para que se luzca Trapp. Disparo que se estrelló en el travesaño. Y un último lanzamiento que salió desviado cuando la hinchada minera ya cantaba el gol. Los de Mircea Lucescu – poco intensos al inicio – mejoraron y se merecieron algo mejor en la segunda parte. Pero con Teixeira no bastó.

Con los locales intentando un milagro que nunca llegó, el PSG lo fio todo a la velocidad de un errático Di María y a la clase de Ibrahimovic. El sueco, que no pudo igualar a Pauleta como máximo goleador histórico de la entidad parisina, estuvo presente en el 0-3. Su golpeo de balón, tras una asistencia del argentino Javier Pastore, fue desviado por el capitán Darijo Srna. 0-3, goleada sin brillar y a esperar la visita del Real Madrid a París del próximo 21 de octubre. La capital francesa puede ser el escenario de uno de los mejores duelos en esta fase de grupos.

De momento, los de Blanc ya suman 18 partidos oficiales sin perder. Confirmando su buena dinámica y dejando claro que su gran objetivo es Europa. La Liga de Campeones 2015/2016.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*