Solbakken contra la “Vecchia Signora”

Parken

Esta Champions debería suponer la vuelta de la Juventus a la élite más absoluta del fútbol europeo. Es cierto que la temporada pasada llegó a cuartos de final, pero no olvidemos que su rival en octavos fue un asequible Celtic, y que en la siguiente ronda el Bayern los apeó de la competición con una suficiencia casi insultante, como el que chuta una piedrecita que se encuentra en el camino.

Conte y los suyos se empiezan a aburrir de ganar en Italia, y buscan la gloria en el exterior, lo que pasa inexorablemente por llegar a semifinales de la Champions League como mínimo, para así demostrar que ha vuelto la “Vecchia Signora” de toda la vida.

Para hablar del Copenhague quizá debamos situar la clasificación actual de la liga danesa, cuyas últimas posiciones son ocupadas por tres de los equipos más conocidos del país. Ya con ocho jornadas disputadas, el Nordsjælland, que jugó la pasada Champions League, es último. Un puesto por encima está ni más ni menos que el Brondby, y tercero por la cola, el equipo que recibe mañana a la escuadra de Antonio Conte. Posiblemente una de las clasificaciones más extrañas de todo el panorama europeo.

Ciertamente, aunque por razones diferentes, parece que ambos equipos pueden dejar la liga en un segundo plano. La escuadra transalpina apuesta claramente por esta competición y debe rotar bastante en liga, aunque el derby del fin de semana pasado ante el Inter no parecía el mejor escenario, dada la trascendencia que siempre tiene ese encuentro. En realidad la mayoría de jugadores que disputaron el partido serán titulares esta noche en el Parken. Parece que sólo Vucinic y Barzagli caerían de ese once. Ogbonna y Quagliarella se perfilan como los substitutos más probables, pero no sería de extrañar que Fernando Llorente tuviera su primera oportunidad de la temporada, dado el apoyo público de su entrenador y pensando en las jugadas a balón parado, siempre importantes ante un equipo nórdico. Cabe recordar que Conte no puede contar con Marchisio, Pepe y Martín Cáceres por lesión.

Ståle Solbakken es un buen conocedor de los medios, a los que suele usar para motivar a sus jugadores en grandes citas. Así lo hizo contra el Barça de Pep Guardiola en la temporada 2010-2011. Es importante recalcar que la carrera del ex futbolista del Wimbledon sufrió un par de duros golpes cuando decidió probar fortuna fuera de Dinamarca. Primero en el Colonia, equipo del que fue cesado en el mes de abril. Finalmente el Colonia descendió. Su siguiente experiencia fue en el Wolverhampton, club que le contrató con la idea de luchar por el ascenso a la Premier League. Lejos de eso, volvió a ser despedido: esta vez en invierno y dejando al equipo en una pésima decimoctava posición. Finalmente este verano decidió volver a su hábitat natural, al que conoce mejor que nadie. Pero de momento no parece que haya cambiado mucho su racha. Pese a todo ha vuelto a repetir la misma estrategia que en el 2010, manifestando que su equipo puede dar la sorpresa, pero que no le preocupa perder, pasando así toda la presión al cuadro bianconero.

Más allá de las palabras del técnico noruego, está la realidad, y esa nos dice que el Copenhague no ha ganado ni un partido en su estadio en lo que llevamos de liga. Sin ir más lejos, el pasado sábado sudó tinta para empatar en su feudo ante el Esbjerg con el que salvó un punto gracias a un gol de Cesar Santín en el minuto 85. Precisamente el brasileño Santin, que fue suplente en ese encuentro, se perfila como uno de los hombres que volverá a la titularidad. En un equipo que tiene como referentes al costaricense Cristian Bolaños y al brasileño Claudemir en el centro del campo y que cuenta con un factor sorpresa: el delantero nigeriano de 1,92 de altura Fanendo Adi, que la campaña pasada jugaba en el Trencin eslovaco. Adi, que al principio de la temporada no pudo jugar por un problema burocrático, ha podido completar ya tres partidos y ha marcado dos goles. Solbakken no suele cambiar su 4-4-2 en rombo, más allá del rival que tenga delante. Para el partido de esta noche el equipo danés no tiene ninguna baja.

La Juventus parte como gran favorita para llevarse los tres puntos por una simple razón: la distancia entre ambas plantillas es sideral. Además los daneses no cuentan con uno de sus posibles aliados, el frío, que a estas alturas del año aún no es extremo en la capital danesa. Si a eso le sumamos el horrible momento por el que pasa el equipo hoy local, todo lo que no sea una victoria bianconera, sería una sorpresa más que considerable.


Posibles alineaciones del Copenhague – Juventus

 

 

 

 

Deja un comentario

*