Tablas en Estambul

Picture by Paul Terry/Focus Images Ltd +44 7545 642257
27/08/2013
Fenerbahce fans hold up a scarf during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London.

Nadie ganó la eliminatoria en la primera media hora, pero sí que hubo un equipo que evitó la derrota en los 30 minutos iniciales de un duelo continental encasillado en la tercera fase previa de la Champions League aunque con un cartel perfectamente válido para un compromiso de la fase de grupos o incluso de los octavos de final. Fenerbahçe-Shakhtar Donetsk. Turcos contra ucranianos. Vitor Pereira frente a Mircea Lucescu. Un aspirante a ‘nuevo rico’ del continente y una entidad que ya pasó por esa etapa de realizar grandes dispendios económicos –y que ahora convive con su nueva realidad-. El 0-0 oculta el buen espectáculo ofrecido (en el primer tiempo) por el subcampeón de Turquía y el subcampeón de Ucrania en el estreno de Robin van Persie con su nueva escuadra. Fue la puesta de largo del proyecto del Fenerbahçe en partido oficial.

Disposición táctica inicial en el Fenerbahçe-Shakhtar Donetsk:

Shakhtar vs Fenerbahce - Football tactics and formations

Dos momentos cruciales mantuvieron con vida al equipo de Estambul: primero Alex Teixeira, seguramente el mejor futbolista (a día de hoy) de los 22 que pisaron inicialmente el terreno de juego, envió a escasos centímetros del palo de la portería otomana un remate que hubiese supuesto el 0-1 si el mediapunta brasileño hubiese batido a Volkan Demirel en esa situación de disparo cruzado en el uno contra uno. Minutos más tarde, su compatriota Taison forzó al guardameta turco a estirarse abajo en una intervención de bastante mérito para evitar el tanto del Shakhtar. Vitor Pereira, impotente ante aquello a lo que asistía, se desesperaba dando gritos en el área técnica mientras el aliento y la respiración de los animosos hinchas del Fenerbahçe se detenía durante medio segundo en cada una de las oportunidades claras que desperdició el Shakhtar. Una vez comprobado que los ataques rivales habían finalizado sin éxito, que la jugada concluía y que el peligro había remitido, los aficionados del Sükrü Saracoglu sintieron una sensación de alivio. Era una final para ellos: una final en pleno mes de julio.

Para un club que ha depositado tantas expectativas en este curso que acaba de comenzar, sucumbir a las primeras de cambio sería difícil de digerir. Firmar a Robin van Persie para despedirse de la Champions League la primera semana de agosto no entra en los planes de un equipo que inició su participación en esta fase previa con el ‘9’ holandés en el banquillo. Sin apenas pretemporada, con pocos entrenamientos y ningún partido amistoso en sus piernas, Vitor Pereira entendió que lo mejor para todos era que Van Persie permaneciese en el banquillo (entró al campo en el minuto 68), con la esperanza de que dentro de siete días, en Lviv, pueda tener un papel principal en la resolución de la eliminatoria en tierras ucranianas.

En el ejercicio de supervivencia de Fenerbahçe, contribuyó tanto como Volkan el central Simon Kjaer. La baja por lesión de Gokhan Gonul en el lateral derecho, la superioridad en el dos contra uno del Shakhtar por los costados y las bajas prestaciones de Bruno Alves fueron un cóctel con una única consecuencia: obligaron a Kjaer a exhibir lo mejor de sí mismo. El danés, un central irregular, capaz de lo mejor y de lo peor, mostró su contundencia cuando tuvo que ganar duelos físicos con el ariete Gladkiy e hizo gala de su anticipación en diversas acciones.

Volkan Demirel / Focus Images Ltd
Volkan Demirel fue decisivo en el 0-0 final / Focus Images Ltd

La lesión de Gokhan Gonul mermó a la escuadra de Vitor Pereira en su carril derecho, zona por la que apenas pudo inquietar Kaldirim. Además, en la banda opuesta, la calidad e inteligencia de Darijo Srna se hizo notar a la hora de intentar sacar provecho del dos contra uno: el croata se juntaba con Marlos para atacar el flanco correspondiente a Caner Erkin, sin respuesta alguna por parte del Fenerbahçe debido, entre otras cosas, a la ausencia de un extremo izquierdo dedicado a vigilar a Srna. ¿Cuántas amenazas mayores que el lateral balcánico existen en las filas del Shakhtar? Muy pocas. Pues el Fenerbahçe descuidó ese asunto.

Lo descuidó Vitor Pereira imaginando seguramente un escenario en el que su cuarteto ofensivo generaba ofensivamente mucho más de lo que luego generó. Arrancó el partido con el recién llegado Nani en la derecha, con Diego partiendo desde la izquierda y con Sow acompañando en punta al ‘9’ Fernandao. Sin embargo, pronto comenzaron los movimientos: principalmente intercambios de posición entre Diego Ribas y Moussa Sow, pero también otros intercambios propiciaron que Nani se fuese al otro costado y, en general, esa movilidad caracterizó la noche de los tres encargados de escoltar a Fernandao arriba. Muy discreto papel del portugués Nani, impreciso, demasiado precipitado y sin espacio para correr o regatear.

El papel más sonado de la noche fue el que entregó Vitor Pereira, con Josef de Souza como mensajero, a Diego Ribas. Todos ellos lusófonos, que es una de las corrientes de moda en el Sükrü Saracoglu. Hacia el minuto 38 del primer tiempo, Pereira escribió en su cuaderno unas líneas y se la hizo llegar a su mediapunta a través de Souza. Diego leyó el mensaje con atención, arrugó la hoja, la guardó en sus medias y siguió jugando. Su situación en el dibujo táctico inicial había sido la de partir como volante izquierdo, pero las necesidades del equipo y la tendencia del partido hicieron del brasileño el mediapunta al que todos buscaban como si de una brújula se tratase. Diego ejerció de canalizador absoluto del juego ofensivo cual quarterback del equipo otomano. Es difícil que encuentre un socio mejor que Robin van Persie y es difícil para el holandés contar con un asistente mejor que Diego. A priori, esa sociedad será uno de los argumentos de mayor peso del Fenerbahçe para intentar eliminar al Shakhtar Donetsk la próxima semana.

Disposición ofensiva del Fenerbahçe desde el minuto 68 (tras la entrada de Meireles y Van Persie) hasta el 84 (cuando Stock sustituyó a Diego):

fener final

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*