Taison contra el mundo

Cleverley, titular esta noche en Donetsk (Foto: Focus Images Ltd)

Si el partido de esta noche del Donbass Arena se hubiese jugado hace 12 meses no nos habría sorprendido. Al igual que ocurría a menudo con Ferguson en los partidos disputados como visitante en competición europea, el Manchester United mostró su versión más conservadora. Sin Rooney -enfermo a última hora, aunque Moyes comentó antes del partido que tampoco tenía pensado ponerlo de inicio-, pero con cinco futbolistas en el centro del campo. Welbeck en la izquierda, Valencia en la derecha, Carrick como mediocentro y Cleverley y Fellaini de interiores ante un Shakhtar que repitió el once que ganó en San Sebastián en la primera jornada.

Ninguno de los dos equipos asumió demasiados riesgos y pasaron pocas cosas. Más en la primera mitad que en la segunda. En el primer tiempo Welbeck se movió bastante, apareció a menudo por el carril central y dejó la banda libre para Evra. Fellaini se acercaba al área y Cleverley ocupaba los espacios que quedaban libres entre tanto dinamismo. Los red devils apenas generaron peligro, pero al menos dominaron en los primeros minutos. Después mejoró ligeramente el Shakhtar, pero llegó el 0-1. Fellaini se marchó por la banda derecha, centró y Rakitskiy interceptó el envío del belga. Pero dejó el balón muerto en el área y Welbeck, muy atento, se anticipó para rematarlo al fondo de la red.

Cleverley, titular esta noche en Donetsk (Foto: Focus Images Ltd)
Cleverley, titular esta noche en Donetsk (Foto: Focus Images Ltd)

A partir de ese momento el conjunto ucraniano llevó la iniciativa. Empujó con los laterales, más con Shevchuk por la izquierda que con Srna por la derecha, y Taison, Fernando y Alex Teixeira se movieron bastante por dentro para intentar desconcertar a un Manchester United bien replegado en su propio campo. Douglas Costa apenas intervino. Pero al Shakhtar le costaba muchísimo progresar y apenas inquietó, un guion que se repitió en la segunda mitad, pero a medida que avanzaba el partido dismunía el dinamismo de sus atacantes. El único que aportó algo distinto fue Taison, el mejor de los locales. Además de trabajar muchísimo en defensa, lo que le permitió robar varios balones e iniciar algún que otro contraataque, inquietó a los red devils con su conducción e insistencia. Y al final se topó con un merecido premio en una jugada muy similar a la del gol de Welbeck. Centro de Rakitskiy desde la izquierda, en una de sus galopadas tan típicas, que queda muerto en el área tras un mal despeje de Vidic. Taison, el más rápido, no desaprovecha la oportunidad para fusilar a De Gea.

El gol dejó bastante tocado al Manchester United, que apenas salió de su mitad de campo en el tramo final del encuentro y decidió conformarse con el empate, como demuestra el cambio que realizó Moyes en el descuento, al dar entrada a Jones por Welbeck. Sin embargo, el partido terminó con la sensación de que apenas sucedieron cosas. Ambos equipos fueron muy planos. Y los datos lo corroboran: 7 disparos para el Shakhtar y 4 para el Manchester United. Goles aparte, sólo dos de los demás disparos se ejecutaron desde dentro del área. En los locales, los pases más repetidos se produjeron, con diferencia, entre los defensores: Kucher le entregó el balón a Srna en 43 ocasiones y el croata le pasó la pelota al ucraniano 31 veces. Y se produjeron 46 pases entre Rakitskiy y Kucher, 23 de cada central. Al final ambos compraron el 1-1, que les deja empatados en la primera posición del grupo.

Related posts

Deja un comentario

*