Todos lo hicieron posible

Juventus v FC BarcelonaUEFA Champions League

En el fútbol, los meses pueden parecer en ocasiones una eternidad. Tan pronto estás arriba como abajo, o viceversa. Y en el fútbol de la noche a la mañana todo puede cambiar radicalmente en ambas direcciones. Y pareciera como si Anoeta estuviese a cinco años de distancia de Berlín, cuando únicamente cinco meses y tres días separan el punto más bajo de la temporada blaugrana de la coronación como club hegemónico del balompié continental en esta década. De París 2006 a Berlín 2015, previo paso por Roma 2009 y Londres 2011. Leo Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta han estado ahí para vivirlo, para ser partícipes de ello y para asistir a los distintos matices introducidos con respecto a temporadas anteriores. En el caso de la actual, la figura de Luis Suárez como ariete, la consagración de Ivan Rakitic como uno de los mejores centrocampistas europeos y la alternancia entre Marc-André ter Stegen y Claudio Bravo bajo los palos han dado forma a un Barça que, guste más o menos, lleva el sello de Luis Enrique, del mismo modo que el anterior Barça campeón de Europa llevaba el de Pep Guardiola. Guste más o menos, Luis Enrique ha completado un ejercicio perfecto en cuanto a títulos mientras sigue dejando abierta la puerta acerca de su futuro.

Del Barça del centrocampismo pasamos al Barça que vence la inmensa mayoría de sus encuentros a partir de la calidad de un triplete ofensivo sobre el que ya se empiezan a hacer preguntas o debates -lo publicaba L’Équipe esta semana- sobre cuál sería su posición en un ranking histórico de mejores tridentes de ataque. Messi ha acariciado esta campaña los 60 tantos, Suárez ha firmado 25 pese a perderse dos meses de competición por sanción y necesitar varias semanas más para coger la forma o la adaptación al equipo, mientras que Neymar concluye el curso con 39 goles, números que no deben pasar inadvertidos.

Juventus v FC BarcelonaUEFA Champions League

 El ’10’ intimidó a la Vecchia Signora (Foto: Focus Images Ltd)

Porque Neymar tiene tan solo 23 años. Porque Neymar vive a la ‘sombra’ de Messi (presumiblemente marcaría más tantos el brasileño si Leo no estuviese). Porque Neymar no actúa como ‘9’. El próximo lustro ayudará a comprender cuál es el techo futbolístico de este jugador que ya promedia casi un gol por encuentro y que aparece en las grandes citas: capaz de anotar en cada uno de los últimos cinco partidos de esta Champions League.

Leo Messi: 58 goles en 57 partidos.

Neymar: 39 goles en 51 partidos.

Luis Suárez: 25 goles en 43 partidos.

Leo no envió ningún balón al fondo de la red en Berlín, su actuación no pareció tan desequilibrante como otros días (final de Copa), pero la Juventus regresa a casa consciente de que Messi contribuyó a la consecución de este cetro continental. Primero, con su cambio de orientación en la acción del tanto inicial. Segundo, por la atención que reclama de futbolistas de la Juve permanentemente alguien como Messi, del que están atentos el lateral izquierdo (Evra), el central izquierdo (Bonucci), el interior izquierdo (Pogba) y el mediocentro (Pirlo) por la cantidad de veces que el astro argentino se fue hacia el carril central con la intención de recibir la pelota ahí y hacer daño a la espalda de los centrocampistas culés. En una de esas llegó la jugada que desequilibró el encuentro cuando peor lo pasaba el conjunto de Luis Enrique. Remató a puerta Leo, repelió el balón Gianluigi Buffon y Suárez acertó a empujarlo hasta dentro. Leo buscó la portería y Luis la encontró. Una jugada aparentemente tan simple llevaba consigo un componente más complejo: el temor de los defensores bianconeros a las arrancadas del ’10’. Nadie se atrevió a salir a por él, seguramente por el convencimiento de que serían superados por una finta de Leo. Y la Juve reculó de tal forma hacia atrás que, cuando se quiso dar cuenta, Lichtsteiner, Bonucci y Barzagli se encontraban a un palmo de la portería de Buffon. Messi empujó a la Juventus hacia su marco y Messi actuó para que el 2-1 fuese posible.

Luis Enrique: “Acaparan toda la atención, como no puede ser de otra manera, nuestros jugadores de ataque porque tenemos al mejor del mundo que es Leo, y tanto Ney como Luis Suárez son jugadores que han hecho una temporada muy buena. Pero sin ninguna duda considero que para poder estar hoy aquí se necesita un bloque, se necesita un bloque que ataque y un bloque que defienda. Eso lo hemos interpretado a las mil maravillas y ahí están los números para ratificarlo. Solo atacando con tres no hubiéramos hecho tantas cosas y solo defendiendo con ocho jugadores tampoco. Somos necesarios todos, son necesarios todos los jugadores.”

Este Barça recibe la consideración y la etiqueta de ser un equipo que se construye desde delante hacia atrás, no al revés. Pero la realidad es que, en este Barça de Messi, todos hicieron posible la conquista del título. Que los tres atacantes sean los mejores futbolistas de la plantilla no significa que la aportación del resto no haya sido imprescindible. Sin la mejoría experimentada por Sergio Busquets con respecto a hace siete u ocho meses, sin el crecimiento de Dani Alves en el tramo final del curso, sin el buen hacer de Andrés Iniesta en las últimas semanas de competición, sin las notables actuaciones de Ivan Rakitic en los últimos encuentros de la Champions, sin el corazón de Mascherano o sin la monumental figura de Gerard Piqué esta campaña histórica difícilmente hubiese sido posible. Piqué, siete años después de celebrar su primera Champions (ya tiene cuatro), firmó una actuación colosal en Berlín, exigido por una Juve llena de espíritu y de ímpetu para buscar el área de Ter Stegen en la segunda mitad. Ahí ejerció de líder Piqué: por carácter, por galones y por la cantidad de jugadas que solventó a favor de los suyos. Han pasado once meses desde sus declaraciones en pretemporada. “Sinceramente, ahora no estoy entre los mejores centrales del mundo”, admitió entonces el ‘3’ del Barça.

Pique Barcelona focus

Gerard Piqué lideró a la zaga blaugrana en Berlín (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*