La reconversión de Trent Alexander-Arnold para triunfar en el club de su vida

Trent Alexander-Arnold of Liverpool celebrates following the UEFA Champions League Semi-Final match at the Stadio Olimpico, Rome
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
02/05/2018

El 5 de abril de 2005, el Liverpool conquistó para siempre el corazón de un niño de apenas seis años que acudía por primera vez a Anfield. El conjunto local recibía a la Juventus en la ida de los cuartos de final de la Champions en la noche del debut en el templo red de un chico que vivía a apenas un par de calles de la ciudad deportiva de Melwood. El niño quedó maravillado con el ambiente de las grandes citas en Anfield: la atmósfera lo atrapó y la final de Estambul ante el Milan acabó de despejar sus dudas. Trece años después, Trent Alexander-Arnold apunta a titular en toda una final de la Champions con el Liverpool.

Consulta aquí nuestros seis textos previos a la final de la Champions entre Real Madrid y Liverpool

“Todavía era muy joven y tenía algunos amigos del Everton. No tenía un club favorito, era muy neutral. Me gustaba sentarme a ver Match of the Day, y ver los goles. No me centré en un único club hasta esa noche contra la Juventus”, recordaba Alexander-Arnold en una entrevista en el Telegraph. Alexander-Arnold ha cumplido el sueño de cualquiera de los hinchas que cada dos semanas abarrotan Anfield y entonan el You’ll Never Walk Alone. Criado al lado de la ciudad deportiva del club de su corazón, en unas instalaciones a las que acudía a menudo para intentar ver a sus ídolos y hacerse fotos con ellos, ha ido subiendo peldaños hasta consolidarse en el club de su vida, destacar en el lateral derecho e incluso ganarse la llamada del seleccionador para representar a Inglaterra en el próximo Mundial. Un scouser, un chico de Liverpool, con el que todo el mundo se puede identificar. Ese futbolista que todos querrían ser y que apenas tardó unos meses en declarar que su principal objetivo en el equipo red era llegar a ser capitán algún día.

Trent Alexander-Arnold of Liverpool takes a photo of Liverpool fans following the UEFA Champions League Semi-Final match at the Stadio Olimpico, Rome Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 02/05/2018
Trent Alexander-Arnold celebra el pase a la final de la Champions con sus hinchas. Foto: Focus Images Ltd.

La irrupción de Trent Alexander-Arnold en el Liverpool es una de las noticias de la temporada en el equipo dirigido por Jürgen Klopp. El canterano ha aprovechado la lesión de larga duración de Nathaniel Clyne, una ausencia que ha abierto la lucha por el lateral derecho en el combinado red. Arnold ha pugnado a lo largo de la temporada con Joe Gomez, también lastrado por varios problemas físicos a lo largo de las dos últimas temporadas. Mientras Joe Gomez responde al perfil de lateral derecho algo más defensivo, algo más rígido en el giro y menos productivo en ataque, pues ha completado gran parte de su formación como central, Arnold encaja de maravilla con el fútbol alegre y ofensivo que propone Klopp. Arnold es rápido en carrera, se proyecta con frecuencia en ataque, recorre la banda a lo largo de los noventa minutos y su velocidad le permite corregir situaciones comprometidas en defensa, pese a que le falta mejorar en aspectos como la colocación o la concentración. Sus conceptos defensivos pueden pulirse. Cumple con nota cuando juega, sobre todo cuando mueve la pelota. Tiene técnica para controlar y conducir, sensibilidad para filtrar buenos pases y precisión en el centro desde la banda derecha.

Trent Alexander-Arnold of Liverpool during the Premier League match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156 02/12/2017
Trent Alexander-Arnold ha sido una de las revelaciones de la temporada en el Liverpool. Foto: Focus Images Ltd.

Sin embargo, la adaptación de Alexander-Arnold al lateral derecho es muy reciente. En 2015 acudió al Europeo sub-17 y al Mundial sub-17 como un centrocampista más de la selección inglesa. Alternó la titularidad con la suplencia, pero siempre alejado de la banda derecha, jugando como mediocentro más posicional en el doble pivote del combinado nacional. Sin embargo, en verano de 2015 ya empezó a asimilar que su futuro en el Liverpool pasaba por la banda derecha. Brendan Rodgers se fijó en este joven canterano que entonces tenía apenas 16 años en la recta final de la pretemporada y lo llevó a un partido preparatorio en Swindon, en el que debutó con el Liverpool. Jugó como titular y disputó cerca de sesenta minutos. “Jugué de lateral derecho para intentar familiarizarme tanto como me fuera posible con la posición, porque creo que era mi tercer o cuarto partido como lateral derecho. Realmente no conocía la posición. Recuerdo que Alex Inglethorpe [entrenador en la cantera] me habló durante todo el partido para asegurarse de que estuviera preparado por si la oportunidad llegaba”, rememoró Arnold sobre su partido anterior al estreno con el primer equipo en una entrevista en la página web del Liverpool. Sin laterales derechos destacados en la Academia, con Joe Gomez y Jon Flanagan lesionados y con Clyne como único lateral derecho disponible, Alexander-Arnold tuvo que aprender el oficio de defensa y reinventarse en una nueva posición. No solo se trataba de ver vídeos de laterales derechos, sino de defensas. “Sus movimientos con el cuerpo, cuándo retroceden o cuando suben su posición” eran detalles en los que se tenía que fijar para aspirar a dar el salto al primer equipo.

Arnold.
Arnold jugaba de mediocentro con la selección inglesa sub-17 en 2015. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

El debut oficial de Alexander-Arnold llegó en otoño de 2016, en un partido de la Copa de la Liga contra el Tottenham, y desde entonces su protagonismo no ha dejado de crecer. Se estrenó como titular en la Premier en Old Trafford en enero y el pasado verano disputó su primer partido en la Champions. En su debut europeo, Trent Alexander-Arnold se presentó en sociedad con un golazo a los 35 minutos. No necesitó más para dejar su sello en la previa ante el Hoffenheim. A falta de pocas semanas para cumplir los 19 años, se atrevió a pedir una falta en la frontal y la clavó al fondo de la red, en el que quizás fue su primera gran actuación con la camiseta del Liverpool. La Copa de Europa lo ha puesto a prueba en un curso exigente en el que ha aprobado con nota tras salir indemne de algunas citas muy difíciles, como la eliminatoria de cuartos de final ante el Manchester City. En el partido de ida, el conjunto skyblue consideró que la banda derecha era el punto débil del Liverpool: con un extremo como Salah que no destaca por su compromiso defensivo, el City volcó todo su ataque hacia el inexperto lateral derecho. Orientó su juego hacia allí para buscar el uno contra uno de Sané y Arnold maniató al extremo alemán, uno de los jugadores del año en la Premier. Tanto en la ida como en la vuelta, estuvo atento para tapar los pases interiores, para cerrar el segundo palo y supo aguantar en el uno contra uno para no entrar a lo loco y dar tiempo a sus compañeros a ayudarle. En Roma lo pasó peor ante un extremo como Perotti, que jugaba más con la finta, con el movimiento hacia dentro para acabar desbordando hacia fuera. Fue la excepción en la temporada del adolescente nacido en Liverpool.

En el Liverpool desde los seis años, Alexander-Arnold vivirá la final de Champions de Kiev en primera persona. Por su sector se moverá gran parte del poderío ofensivo del Real Madrid, con las subidas del siempre imprevisible Marcelo, las caídas a banda de Cristiano Ronaldo y quizás la presencia de Marco Asensio. Le tocará lidiar con un equipo acostumbrado a jugar este tipo de partidos de máxima exigencia y con futbolistas con características que pueden sacar a relucir sus principales defectos. Aficionado a jugar al ajedrez en sus concentraciones con el Liverpool (suele medirse a Ben Woodburn en sus partidas), Alexander-Arnold deberá mantener la concentración en todo momento y visualizar los movimientos de sus adversarios con antelación. El partido más importante de su carrera le ha sorprendido con tan solo 19 años y quién sabe si volverá a jugar otra final de la Champions. Si sobrevive en un escenario de estas dimensiones, el siguiente paso de su meteórica proyección puede darlo en el país vecino. Pasará el verano con Gareth Southgate en Rusia. Aunque aún más difícil que alcanzar el nivel mostrado hasta ahora será mantenerlo la próxima temporada con las expectativas que ha levantado. Están más que justificadas.

Liverpool manager Jurgen Klopp with Trent Alexander-Arnold of Liverpool following the UEFA Champions League Quarter Final match at Anfield, Liverpool Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 04/04/2018
Jürgen Klopp ha apostado por Alexander-Arnold esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

¿Que fue de Jon Flannagan? Le recuerdo un partidazo contra el Everton, gol incluido, que fue el de su “consagración”. Luego llegaron las lesiones, el fichaje de Clyne y le perdí la pista… ¿Sigue en la plantilla?

Tuvo una lesión de rodilla muy grave y apenas ha vuelto a jugar desde entonces. Ha pasado los últimos meses en el Bolton, en Segunda.

Deja un comentario

*