Un favor lejano y un error ajeno para llegar a octavos

Di Matteo Focus

Tiempo de descuento. Jasmin Handanovic, portero del Maribor sube a rematar una falta en campo rival. La acción termina en nada, pero llama la atención: los eslovenos necesitaban dos goles para pasar, pero aun así el guardameta quiere ayudar a empatar el partido para terminar la participación de la Champions con un sabor de boca algo más dulce. El Schalke de Di Matteo protege su ventaja y, viendo que el Maribor se vuelca, introduce a un sexto defensa, Marvin Friedrich, para asegurarse de que la victoria no se escapa. El Sporting ha perdido en Londres y el triunfo les mete en octavos.

Final Maribor-Schalke

Así se colocaron Maribor y Schalke en las últimas jugadas. Todos en el área. Infografía: Sharemytactics.

La resistencia eslovena duró 62 minutos. Hubo tiempo para que el Maribor mostrara una cara muy competitiva durante el primer tiempo, en el que tapó muy bien al Schalke y convirtió su posesión en una estéril cadena de pases. Los tres centrales se podían pasar el balón tanto como quisieran, pero apenas lograban conectar con los centrocampistas y atacantes. Aogo, mediocentro visitante bloqueado por Ibraimi y Tavares, completó 24 pases antes del descanso. Todos los que intentó, 100% de acierto. Pero casi ninguno fue vertical.

El Schalke monopolizaba la posesión, pero la circulación del esférico de los alemanes era lenta y previsible. Tanto que la única ocasión del Schalke en la primera mitad llegó en el minuto 44, cuando Arghus se pasó de frenada al intentar anticipar y Rajcevic resbaló cuando intentaba interceptar la carrera de un Huntelaar que se precipitó y finalizó fatal la acción. Antes, Tavares había perdonado el gol local, pues Uchida salvó un remate claro bajo palos. Aun así, la primera mitad del brasileño fue una de las mejores noticias del Maribor. Le falta físico para competir al máximo nivel de forma continuada, pero su mente es más ágil que la de sus compañeros y sus toques siempre tienen sentido. Ha aportado mucho en todos los partidos de Champions

Maribor vs Schalke - Football tactics and formations

Así empezaron Maribor y Schalke.

Mejoró el Schalke al inicio del segundo tiempo. Sabía que el Sporting estaba perdiendo en Stamford Bridge y llegaron los nervios. Tenían que marcar como fuera y empezaron por provocar mayor cantidad de faltas y córners en campo contrario. Las cadenas de pases eran más cortas y el equipo recurría antes al balón largo. Además, Rajcevic sacó bajo palos un disparo de Huntelaar que tocó primero en el poste y después se quedó merodeando la línea de gol. Más nervios. El Maribor tenía el partido donde quería. El empate no servía a nadie, pero menos aún al Schalke, que con el paso de los minutos se iba a exponer cada vez más. Si aguantaban un rato más, tendrían sus chances de marcar a la contra. Sin embargo, Simundza no contaba con que Handanovic cometería, tras cuajar varias actuaciones notables, un grosero error. Centro lateral desde la derecha, despeje defectuoso del guardameta esloveno y gol en bandeja para Max Meyer, que había sustituido a Barnetta nada más arrancar la segunda parte. La diana dejó muy tocado a un Maribor incapaz de reaccionar. Se volcó y le puso mucho corazón, empujado por la emocionante actuación de Bohar, que terminó como lateral derecho. Pero le faltó calidad para poner a prueba a Fährmann, que vivió un encuentro bastante cómodo, y el Schalke tiró de oficio y experiencia para certificar el pase a octavos. Ya son dos años seguidos jugándose y ganándose el pase a las eliminatorias en el duelo directo de la última fecha.

Bohar Maribor Edu Ferrer Alcover

Bohar ha sido uno de los mejores futbolistas del Maribor en la Champions. Foto: Eduardo Ferrer Alcover.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*