Un gran plan

Laurent Blanc PSG

Había ganas de calibrar en un partido de esta trascendencia el proyecto del PSG de Laurent Blanc, uno de los muchos que este verano (re)nació con la intención de conquistar Europa, y cuyas exhibiciones en Francia ya llegan a los oídos del aficionado amateur. Sí, es cierto: su rival de hoy no era de los más exigentes (y menos en el estado en el que llegaba, con 5 derrotas en los últimos 7 partidos), pero en la reina de las competiciones, la Champions League, nadie nunca te regala nada. La dimensión del escenario por sí misma te exige lo máximo y dictamina el verdadero nivel de los aspirantes. Visto lo visto hoy, a los parisinos no se les puede descartar para ninguna meta. La exhibición colectiva fue de equipo campeón.

El centro del campo del PSG se impuso al plan inicial de Hyppiä. Foto: Focus Images Ltd

El centro del campo del PSG se impuso al plan inicial de Hyppiä. Foto: Focus Images Ltd

El ataque posicional del PSG hizo añicos a la zaga alemana

No hubo sorpresas en los onces iniciales. Sami Hyppiä salió al BayArena con su once de gala, con Guardado como principal novedad en el lateral izquierdo, buscando quizá que Lucas Moura no pudiera proyectarse demasiado. El entrenador finés tenía un plan claro y directo: aprovechando que los parisinos son un equipo de ataque paciente, que se toma su tiempo en dar una salida limpia al balón desde atrás y busca empezar a generar ventajas desde ahí, intentó incomodar su salida con una presión asfixiante y muy adelantada de sus hombres, esperando recuperar el balón ahí y que sus vertiginosos atacantes tengan espacios para ser resolutivos.  Si inicialmente la presión no surtía efecto, replegaba líneas como tradicionalmente hace. A los 3 minutos, la espectacular puesta en escena del PSG de Laurent Blanc ya había aplastado el proyecto inicial de los alemanes, como si quisieran gritarle al mundo la diferencia de magnitud entre ambos proyectos. Se los comieron.

Rudi Völler (director deportivo del Bayer Leverkusen): “El PSG nos enseñó desde el primer minuto cuáles son nuestras limitaciones. “

 

PS vs Away team - Football tactics and formations

 Formaciones iniciales (sharemytactics)

Blanc se sabía favorito y planteó el partido desde el más absoluto protagonismo:  no rehuyó la iniciativa y exprimió la forma de aprovecharse de ello. Es cierto que si entre los hombres que puedes escribir en tu hoja de alineación tienes a gente que responde al nombre de Marco Verrati, Zlatan Ibrahimovic, Thiago Motta o Lucas Moura , eres un aventajado respecto al 95% de los equipos, pero también es cierto que el ex seleccionador nacional supo conjuntarlos a la perfección para explotar las debilidades del Leverkusen. El ataque posicional francés, liderado por un absolutamente delicioso Marco Verratti (qué maravilla de jugador) y culminado por un brillante Zlatan Ibrahimovic, fue un espectáculo colectivo impresionante: los laterales proyectados y pegados a la cal, los extremos con un rol muy interior dando opciones de pase a Verratti, inspirandísimo en la salida de balón, y Motta, Matuidi llegando a lo ñam-ñam, que diría un colaborador de esta casa, e Ibra tirando apoyos, juntando a los suyos, recibiendo y descargando… y luego siendo resolutivo de cara a gol. El campo era tan ancho, los espacios estaban tan bien ocupados, que el Bayer Leverkusen no supo en ningún momento por dónde les venían. Fue una sangría.

Blanc desactivó el ataque de Hyppiä

Que el Leverkusen no tirara ¡ni una sola vez! en la primera parte no habla sólo de lo superados que se vieron por el campeón de Francia, sino también de lo bien que defendieron estos cuando no tenían el balón. Las posibilidades de hacer daño de los locales pasaban, principalmente, por que Sidney Sam y Heung Min Son pudieran correr con espacios y encarar la portería de Sirigu. Eso lo sabía bien Blanc y organizó su defensa con ese fin: que ninguno de los dos pudiera recibir con ventaja en ningún momento. Y no lo hicieron. El PSG le daba al mediocentro rival, Simon Rolfes, todo el tiempo y espacio del mundo, sabedor de que con el balón difícilmente va a generar algo, y situaba su bloque defensivo atrás. Eso sí, cuando intentaba buscar a algunos de los extremos, salían a morderle como leones, a no dejar que se dieran la vuelta. Literalmente no aparecieron. Heung Min Son se quedó sin demostrar lo bueno que es.

La zaga francesa desactivó por completo a los atacantes del Werkself PSG. Foto: Focus Images Ltd

La zaga francesa desactivó por completo a los atacantes del Werkself PSG. Foto: Focus Images Ltd

Julian Brandt, la única noticia positiva para el Werkself

Era tan obvio que el Bayer estaba siendo superado (0-3 al descanso), le estaba quedando tan meridianamente claro a todo el mundo que el plan no funcionaba, que Hyppiä se vio obligado a reconocer su error públicamente y rehacer por completo su idea. Ya que Rolfes no conseguía crear absolutamente nada con el balón, metió a Reinartz para que la salida fuera más limpia, quitó a Heung Min- Son (su jugador más resolutivo, quizá lo quiso reservar dando por perdida la eliminatoria) y metió a un chaval de 17 añitos que ha venido en invierno procedente del Wolfsburgo, Julian Brandt, uno de las perlas más esperanzadoras del fútbol alemán, con el fin de que recibiera entre líneas e intentara cosas propias de la ilusión de un debutante en Champions League.  Lo cierto es que con la expulsión de Spahic, al poco de empezar la  segunda parte, cualquier esperanza de entrar en la eliminatoria se diluyó, pero las acciones del juvenil extremo alemán provocaron que la grada rompiera el silencio sepulcral que gobernaba el ambiente y jalearan con ilusión sus destellos técnicos. No fue nada del otro mundo, pero que en ese escenario de pesimismo existencial irrumpiera con ese atrevimiento, es por lo menos digno de mención.

No hizo sangre el PSG tras el descanso, entraron Cabaye y Pastore para controlar (más aún el partido) y acabó llegando el cuarto gol casi por inercia natural, fruto del exagerado dominio de los franceses frente a un Bayer Leverkusen que, a partir del minuto 3, los minutos se le hicieron dolorosamente largos. La obra de Blanc ya ha dejado su primera gran noche europea.

Foto de portada: Eric Baledent

 

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!
[app-store-download id=760410884]

Related posts

2 comments

Para mí es candidato claro a ganar la Champions. Quizás está un peldaño debajo de Bayern, Barça o Madrid, pero si ganara la orejona no creo que fuera una sorpresa, la verdad.

La temporada pasada ya le complicaron bastante las cosas al Barça, y esta temporada son mejor equipo, por lo que no lo descarto en absoluto.

Cabayé es un crack! me atrevería a decir que, a hoy día, es el centrocampista con mejor remate de media distancia en el mundo. Vean un resumen sobre los goles que hizo en Newcastle antes de emigrar…

Deja un comentario

*