Un Shakhtar contragolpeador

shakhtar

Lo comprobó la Real Sociedad en la primera jornada de la Champions League y lo ha comprobado el Manchester United en la segunda: el mejor Shakhtar Donetsk de la historia es cosa del pasado. Concretamente del último otoño. Recuerdo cómo el Shakhtar viajaba a Turín y jugaba de tú a tú ante la Juventus, recuerdo la preocupación en la expedición del Chelsea cuando se desplazó a Ucrania para medirse al campeón ucraniano y recuerdo cómo el Shakhtar dejó a más de uno boquiabierto en Stamford Bridge. Lo que llamó la atención de aquel conjunto no fue que eliminase al campeón de la Champions (Chelsea), sino su descarada manera de jugar. No era un equipo cualquiera, tenía algo especial que lo hacía muy atractivo. Cautivador.

Ahora la escuadra dirigida por Mircea Lucescu ha vuelto a comenzar con buen pie en la máxima competición continental: cuatro puntos de seis posibles. Pero es diferente, tanto por nivel (inferior) como por estilo.

Lucescu insistió mucho en los primeros partidos del curso ucraniano en utilizar a Alex Teixeira (un mediapunta) en la antigua posición de Fernandinho, cerca del mediocentro, decisión en la que influyó el contratiempo sufrido con Fernando. El joven internacional brasileño se lesionó en la primera jornada de liga, a los trece minutos de debutar, estuvo un mes sin jugar e incluso su primera titularidad no se produjo hasta el 17 de septiembre en Anoeta. La adaptación de Fernando, destinado a ser indiscutible en el centro del campo, se retrasó casi dos meses. Pasaron muchos nombres diferentes por el mediocampo de Lucescu: Hubschman, Grechyshkin, Stepanenko, Teixeira y hasta el atacante Fred actuó de interior frente al Vorskla.

Y es que hasta que ha llegado la Champions, el técnico rumano no ha dado con la tecla. Pero en la competición europea ha repetido la misma alineación en estas dos jornadas: Pyatov; Srna, Kucher, Rakitskiy, Shevchuk; Hubschman, Fernando; Douglas Costa, Alex Teixeira, Taison; Luiz Adriano. Suplente, por tanto, Bernard, que fue sin ninguna duda el fichaje estrella en verano. Pagaron 25 millones de euros por él.

11shakhtar

Bernard debe ser la única modificación que haya a corto o medio plazo en este once de gala que ha diseñado Lucescu. El ex del Atlético Mineiro continúa en un proceso de adaptación y va entrando poco a poco en el equipo, ya sea en la banda izquierda como ante el Vorskla o en el costado derecho como ocurrió la semana pasada frente al Illichivets. Precisamente ese encuentro de 1/16 de final de copa ucraniana es un ejemplo más del cambio de estilo y actitud del Shakhtar. En Mariupol, ante un adversario inferior, al conjunto de Donetsk le costó llevar la iniciativa durante varios tramos del partido. Por ello no sorprende que en la Champions League adopte una actitud mucho más conservadora que en la anterior edición del torneo continental.

Se acabó el Shakhtar Donetsk de Willian, Mkhitaryan, Fernandinho y de fuegos de artificio. Son historia aquellos ‘Shakhtar Globetrotters’. Ahora están a seis puntos del liderato en Ucrania y son conscientes de que sus posibilidades en la Champions han bajado un peldaño con respecto al curso anterior, aunque debe ser un equipo que vaya a más en los próximos meses, ahora que Lucescu ha encontrado un once de gala, Fernando es ya el pilar en la zona ancha y Bernard comienza a adquirir protagonismo en ataque. Lucescu ha interpretado bien la pérdida de figuras del equipo y el Shakhtar intenta adaptadarse a los matices de este cambio de estilo.

Foto de portada: Jeep-people

Related posts

Deja un comentario

*