Vuelven a enamorar

Neymar marcó tres. Pudieron ser más. (Foto: Football Focus Ltd)

Nada sucedió como se preveía. El Celtic de Glasgow se intuía un visitante desagradable, incómodo, el Barcelona un equipo en un estado anímico discutible y Neymar un delantero que no marcaba goles en la Champions League. Resultó que los escoceses fueron endebles, los azulgranas feroces y el brasileño mágico. Actuando en el centro del ataque, una zona preferente en el equipo culé, Neymar hizo enloquecer al estratagema defensivo de Neil Lennon. En constante movimiento y cambiando posiciones con Pedro y Alexis, que fueron sus escuderos perfectos, se convirtió en el protagonista de un baño humillante. El Barcelona se pareció a lo que su afición quiere que sea en una noche feliz en el Camp Nou. Llegó con tres de ventaja al descanso y acabó 6 -1, buscando el séptimo hasta la última jugada. El Celtic no compitió, fue un desastre.

“Solo he visto dos o tres jugadores comprometidos”. Neil Lennon

Neymar marcó tres. Pudieron ser más. (Foto: Football Focus Ltd)
Neymar marcó tres. Pudieron ser más. (Foto: Football Focus Ltd)

Los primeros minutos azulgrana fueron un reflejo de las actuaciones comunes de esta temporada. Mucha prisa por llegar arriba, pensar poco y correr mucho, con la suerte de que en dos jugadas rapidísimas, atropellada la primera, Piqué y Pedro marcaron dos goles tempraneros. La superioridad en el marcador tranquilizó a un Barcelona que desde entonces se dedicó a encontrarse a sí mismo. Y lo consiguió. A través de Xavi, que sin alzar mucho la voz volvió a realizar un partido perfecto, y de Sergi Roberto, que siempre dio continuidad en la circulación con inteligencia, sin entretenerse en lujos innecesarios, el centro del campo azulgrana se adueñó del partido y bailó al contrario. Sin Commons, en el banquillo, y Brown situado en la derecha, la presión escocesa no fue nada efectiva. Apenas dieron un pase en condiciones. Samaras estuvo inactivo hasta que el Barça desaceleró cuando faltaban cinco minutos y el Celtic pudo marcar un gol.

“El partido más completo que hemos jugado estos cuatro meses.” Tata Martino.

Merecen mención propia el tercer y el cuarto gol del Barça. Ambos anotados por Neymar, uno llegó tras una posesión larguísima, ejemplo de paciencia y buena elaboración, y el otro tras una pared brillante con Xavi que definió el brasileño con la izquierda. Neymar se llevó el balón a casa y el Barça recuperó algunos valores necesarios para volver a sentirse dominador.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL DÍA HACIENDO CLICK SOBRE LOS PARTIDOS:

Related posts

2 comments

Vaya partidazo se ha marcado Neymar… Martín Vázquez decía en la previa que para jugar en punta prefería a Alexis. Pues se ha visto que cuando se tiene un talento desmesurado no importa tanto no llegar a los 70 kilos. Por cierto, la defensa del Celtic, HORRIBLE

Como siempre partidazo de Busquets, el barsa es un equipo con el y otro muy distinto sin el. Sergi Roberto también me gusto, un toque, pases faciles, continuidad y verticalidad.

Deja un comentario

*