Welbeck se reinvindica

FIL ARSENAL Welbeck Focus

Hubo un tiempo en el que Welbeck siempre jugaba en una banda. Se argumentaba sobre su posición que, dado su trabajo defensivo y su incansable labor de presión, ahí era mucho más útil, pues jugando como única referencia en ataque tenía dos problemas: ni su número de goles era tremendamente escandaloso como para confiar en él de delantero centro ni sus dotes en la definición eran las más esperanzadoras. Así se pasó años en Old Trafford, ocupando un puesto en la plantilla que le dejaba brillar en los partidos contra rivales más potentes, donde Welbeck se vestía de trabajador y bajaba y subía la banda sin descanso. Al Manchester United llegó Van Gaal y, una vez vio las estadísticas goleadoras de Welbeck, decidió venderlo al Arsenal. En Londres iba a tener la oportunidad de ser delantero, como siempre había querido, y Wenger le dio la confianza necesaria desde el primer día. Se estrenó en Villa Park, al galope, siguiendo las señas de Özil, y ante el Galatasaray explotó por completo: unos primeros 50 minutos sobresalientes que terminaron en un hattrick, el primero de su trayectoria como profesional, que dejó el partido visto para sentencia mucho antes del final. El Arsenal necesitaba un triunfo para arreglar el tropiezo en Dortmund y a lomos de Welbeck, espléndido, lo consiguió en poco más de un tiempo del partido.

Arsenal Welbeck FocusPrimer hattrick de Welbeck (Foto: Focus Images Ltd)

Entre Welbeck, Alexis y Oxlade dominaron a los visitantes. Hay una química entre ellos que les hace relacionarse muy bien: les gusta correr, filtrarse entre la defensa y salir en velocidad, por lo que la mayoría de los pases que reciben son al espacio. Miran hacia el frente, tiran el desmarque y echan a correr. Así Alexis encontró a Welbeck en el primero; así apareció Welbeck en el segundo; así Özil encontró a Alexis en el tercero; y así Oxlade encontró a Welbeck en el cuarto y definitivo gol. Todos con el denominador común de la defensa del Galatasaray, que formó con tres centrales y dos carrileros, siendo uno de los centrales Felipe Melo, a quien Welbeck sacó de posición en todo momento. Alexis, más escorado a la izquierda, y Oxlade, igualmente pero a la derecha, arrancaban en diagonal hacia el área buscando con la mirada a Özil, dejando todo el centro del campo para que lo protegiesen Flamini y Cazorla. Se vio al Arsenal más fluido y cómodo de las últimas semanas, con algunas combinaciones y secuencias de pase de muchísimo nivel.

Wenger: “Tuvo muy buenos movimientos. Es bueno verlo finalizar las jugadas de gol con tanta confianza. No sabía que era tan rápido, es decir, sabía que era rápido pero… ¡Es eléctrico!”.

Gary Lineker: “Welbeck tiene mucho talento. Es un futbolista precioso de ver cuando juega por el centro. Buenos movimientos, excelentes toques, velocidad y un potencial enorme”.

El 4-0 le había quitado cualquier tipo de interés a la segunda parte hasta que Szczesny se convirtió en el primer portero de la Champions League en ser expulsado en dos ocasiones, esta vez por cometer un penalti que anotó Yilmaz. Sin embargo, la entrada de Ospina sirvió para que el tramo final del partido no se ajustase demasiado: el portero colombiano estuvo muy tanteado por los atacantes del Galatasaray, tanto con disparos desde lejos como desde cerca, pero respondió a todo lo que iba hacia su portería con varias paradas de mérito. Tras la debacle de Dortmund y el gran número de bajas que tiene Wenger en el Arsenal -muchos de ellos, titulares en un once de gala-, los gunners respondieron en un partido con mucha presión por la necesidad de sumar tres puntos y dejaron unos de los mejores tramos de fútbol de este año en el Emirates.

Wenger: “Empezamos muy bien y les sorprendimos con nuestra velocidad, pero perdimos el control con el 4-1 y necesitamos a Ospina”.

Arsenal Szczesny FocusEl penalti de Szczesny (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Gran Welbeck… me está sorprendiendo gratamente, y no lo digo por los goles de hoy. Es más bueno técnicamente de lo que podría parecer en un principio.

Me gustó bastante el Arsenal, practicamente todos menos Flamini. Esta victoria y este juego da esperanza para el partido contra el Chelsea. No hay duda que en ataque el Arsenal puede hacerle un traje al Chelsea si este se abre un poco. En defensa también puede sufrir. Pero lo importante es que el ataque mejora partido a partido, porque al principio de temporada era horroroso.

Deja un comentario

*