Wiland frustra a la Juventus

Parken2

Sorpresa importante el resultado de esta noche en el Parken. La Juventus de Antonio Conte ha sido incapaz de ganar a un equipo que no ha utilizado otra táctica que la de pegar balonazos en busca de sus dos altísimos delanteros, Jorgensen y Adi.

Prácticamente en la primera ocasión en la que el cuadro danés piso el terreno de juego transalpino vino el uno a cero. Un balón colgado en una falta acabó tras una serie de rebotes en los pies de de Jorgensen, que marcaba para explosión de su público. No sería justo decir que no hubo respuesta bianconera al gol danés, Pirlo tomo el timón, Pogba se fue arriba y Tévez se situó por detrás de Quagliarella, buscando escalonar los ataques.

Y apareció Wiland. Primero en un remate a bocajarro de Chiellini que, con todo a favor, vio como el portero sueco sacaba una mano salvadora, y después con otra parada de reflejos a disparo de Pogba. Precisamente el mediocentro francés de la Juve cerró la primera mitad con otra buena ocasión de cabeza. Se desesperaba Pogba, Conte y supongo que medio Turín.

Arrancó la segunda mitad y sorprendió que el técnico italiano decidiera seguir con el mismo once pese a la derrota. En la primera jugada de ataque del segundo acto volvió a aparecer Pirlo que puso un balón magistral al espacio para Tévez,  luego el “apache” desperdició la oportunidad, o visto de otra manera, Wiland volvió a salvar a su equipo. Aguantaba con poquísimo el Copenhague, hasta que en una jugada de Peluso por la banda izquierda acabó con un buen centro del ex futbolista del Atalanta que remató de primeras Quagliarella, poniendo así el equilibrio en el marcador.

Fue precisamente en ese instante cuando el equipo de Solbakken sorprendió, y en vez de venirse abajo, sacó fuerzas para buscar alguna jugada de ataque, sobretodo en los pies de Jorgensen, que más allá de su altura, demostró tener buen manejo del balón en carrera. Precisamente un disparo del ex futbolista del Kaiserlautern estuvo cerca de batir a Buffon.

El último cuarto de hora fue de ataque constante de los de Conte. Pogba las ganó todas por arriba pero ninguno de sus remates encontró puerta. Cuando parecía que los italianos necesitarían la altura de Fernando Llorente, el que ingresó en el terreno de juego fue Giovinco, el más bajito de todos. Si algo quedó claro esta noche es que el delantero riojano no cuenta para nada en los planes del equipo.

Al final reparto de puntos con sabor a victoria para los nórdicos y con sensación de tropiezo para los transalpinos.

Parken2

 

 

Deja un comentario

*