A veces basta con pocos meses

Zinedine Zidane (Foto: Focus Images Ltd)

En el siglo XXI varios entrenadores han alcanzado la final de la Champions en su primera temporada al frente de su equipo (Benítez con el Liverpool, Van Gaal en el Bayern, Guardiola y Luis Enrique en el Barça o Ancelotti en el Real Madrid), pero son menos los casos de técnicos que lo han logrado incorporándose a medio curso a su nuevo club. En la última década solo lo habían conseguido dos entrenadores y ambos compartían varios rasgos en común: Avram Grant y Roberto Di Matteo dirigieron al Chelsea en una final de la Champions después de que Abramovich despidiera a un técnico luso, Mourinho primero y Villas Boas después.

Ambas finales terminaron decidiéndose desde los once metros, si bien Grant cayó frente al Manchester United en Moscú y Di Matteo derrotó al Bayern en Múnich. En Milán será Zinedine Zidane quien dirigirá al Real Madrid frente al Atlético después de haber reconducido la temporada, un curso que los de Chamartín afrontaban con cierto pesimismo en el momento en el que el francés se hizo cargo de la plantilla. Transcurridos varios meses, terminar la liga a un punto del Barcelona y alcanzar la final del 28 de mayo no es un mal arranque en el estreno del galo al frente de un banquillo de primerísimo nivel.

Di Matteo ganó la Champions con el Chelsea... después de hacerse cargo de los blues en marzo. Foto: Focus Images Ltd.
Di Matteo ganó la Champions con el Chelsea. Se hizo cargo de los blues en marzo. Foto: Focus Images Ltd.

El caso de Zidane es distinto por el contexto, pues entre otras cosas no es un entrenador interino que está de paso por el club mientras el presidente busca un sustituto para el curso siguiente, sino que se trata de una apuesta largoplacista que, por una situación de emergencia, se adelantó más de lo debido. Ante todo, en los primeros meses el Real Madrid ha ganado en solvencia y armonía. No ha desplegado el mejor fútbol si lo comparamos con etapas anteriores, pero ha logrado que Bale se sienta decisivo y ha recuperado las prestaciones de Cristiano Ronaldo, que ha ido a más durante la temporada (21 de los 35 goles del luso en liga llegaron con Zidane en el banquillo).

La figura de Casemiro es uno de los elementos más simbólicos de la etapa de Zidane en el banquillo blanco. La incorporación del brasileño, a menudo criticada en la primera mitad de temporada, ha dado réditos al conjunto madridista porque ha protegido a la pareja de centrales y ha reforzado la solidez de un centro del campo que, a cambio, es mucho menos brillante con el esférico. Entre otras cosas, el brasileño es un futbolista tendente al error con el pase, que sufre cuando se le presiona, y cuya titularidad supone relegar al banquillo a James o Isco. Con el brasileño, el Real Madrid se ordena peor a partir de la posesión de balón. ¿Será una apuesta a corto plazo y Zidane reformulará su proyecto cuando tenga el poder de empezar una temporada de cero? Habrá que verlo a partir de verano. Hasta ahora, el francés ha priorizado reorganizar su plantilla, y propiciar un escenario en el que varios de sus puntales se sientan cómodos para elevar su ánimo. Sin virguerías tácticas, pasos sobre tierra firme que se han visto acompañados por distintos factores que han repercutido positivamente en la fe del grupo, como los tropiezos del Barcelona en liga, la evolución de los cruces de Champions y, por supuesto, los propios aciertos. Suficiente para que el Real Madrid esté a un partido de ganar la Copa de Europa.

Ejemplos recientes en Europa League

En la segunda competición continental hemos visto a más entrenadores llegados a media temporada alcanzar la final europea. Precisamente Diego Pablo Simeone lo logró en 2012, a los pocos meses de hacerse cargo del Atlético. En verano derrotaría al Chelsea de Di Matteo en la Supercopa. En el Atlético también se produjo un episodio similar con Quique Sánchez Flores en el curso 2009-10. Más recientes son las finales alcanzadas por Rafa Benítez (Chelsea 2013) y Jürgen Klopp (Liverpool 2016).

Casemiro.
Casemiro. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*