Buscando la Champions en las antípodas

El Auckland City-Dragon

La familia Tehau se ganó su espacio en los titulares de la prensa cuando en enero del 2012 lideraron a la selección de Tahití en la Copa de Naciones de Oceanía. Los hermanos Alvin, Lorenzo y Jonathan, junto a su primo Teaonui, formaron parte de esa selección que sorprendió ganando el torneo y clasificándose para la Copa Confederaciones del 2014 en Brasil. Donde jugaran contra España, por cierto.

Estos últimos días dos miembros de la familia Tehau se han cruzado en el sueño de otros futbolistas españoles. Y casi lo rompen.  Jonathan y Teaonui  Tehau son dos de las estrellas del AS Dragon, campeón de liga de Tahití. El 17 de abril de este 2013, el AS Dragon sorprendió a todos ganando por 1-3 en el campo del Auckland City de Nueva Zelanda (vídeo), el campeón de la Champions de Oceanía. Con un gol de Teaonui Tehau, los polinesios dejaron contra las cuerdas al equipo entrenado por el español Ramon Tribulietx. En el césped, otros españoles sufrieron: el catalán Manel Exposito, el gallego Gustavo Souto y el asturiano  Pedro Santa Cecilia García. En el banquillo, un cuarto, el catalán Albert Riera Vidal. Pero este último fin de semana, con un gol del ‘Chino’ Exposito, el Auckland City sacó un empate del campo del AS Dragon (1-1) y se clasificó para las semifinales de la Champions como segundo de grupo, por detrás de su eterno rival, el Waitakere United, también de Nueva Zelanda.

A 21 horas de vuelo de Madrid y unos 14.000 kilómetros de España, estos jugadores se jugaron su futuro en Papeete, Tahití. “Ha sido de los partidos más duros vividos en el Auckland” admite Tribulietx, que sufrió  con el 1-0 que marcó el Dragon a los 5 minutos de juego. Con este resultado, el Auckland City estaba eliminado. El gol de Exposito volvió las cosas en su sitio, pero tocó sufrir hasta el final.

El Auckland City-Dragon

El Auckland City busca su tercera Champions consecutiva, y de paso jugar otra vez el Mundial de clubes. Ahora le tocará jugar las semifinales contra el Ba, quipo de Fiyi, donde destaca el máximo goleador de la competición, el nigeriano Sanni Issa, autor de nueve goles en esta Champions.

La Champions de Oceanía es la Champions más desconocida, alejada y menospreciada. El Auckland jugó en casa con el Dragon delante de unos 500 espectadores. En un campo con una sola grada. La mayor parte de los partidos de liga se juegan en recintos deportivos sin grada, delante de laderas con césped donde los espectadores se tumban para mirar el partido. El Auckland City, fundado en su momento por croatas residentes en Nueva Zelanda, lucha por su espacio vital con gigantes como el rugby. Deporte que también es el más amado en estados como Fiyi, Samoa o Tonga. En Tahití sí manda el fútbol, herencia francesa. También en estados como Vanuatu o Papua Nueva Guinea manda el fútbol. De este último estado salió el único club capaz de ganar la Champions sin ser australiano o de Nueva Zelanda, el Hekari United. Los australianos por cierto, abandonaron esta competición y juegan la Champions de Asia.

Visitar Tahití o Fiyi es un sueño exótico para muchos turistas, pero se ha convertido en una rutina para esta generación de jugadores españoles que luchan por abrir paso al fútbol de Oceanía.  La final del torneo del año pasado por ejemplo,  fue contra otro equipo de Tahití, el Tefana. Equipo donde juegan los otros dos hermanos Tehau, por cierto. “Ganar una Champions en Tahití es una gran experiencia. Los jugadores son fuertes, rápidos, y el calor cuando juegan en casa es su otro aliado” admite Ramón Tribulietx, técnico que ha pasado por la Masía del Barça y ha trabajado en clubes como el Figueres o el Castelldefels. Tribulietx jugó en el Auckland como jugador y dejó un buen recuerdo, así que volvió como entrenador. Gracias a su gestión, no han dejado de llegar españoles a Nueva Zelanda, como el actual director deportivo del Sabadell, Xavi Roca, o hombres como Andreu Guerao, Ivan Díaz o Ángel Berlanga, que contactó via Facebook con Tribulietx para pactar una prueba con el club. Actualmente juegan cuatro. Jugaran en el estadio del Ba, donde normalmente se juega a rugby.

El Auckland City sabe que podría encontrarse en la final con su eterno rival, el Waitakere, que jugará en semifinales contra el Amicale de Vanuatu, quizás el club que juega con más gente en las gradas (vídeo). El Waitakere se ha convertido en la bestia negra del Auckland en la liga de Nueva Zelanda, ganando cinco de las últimas siete ediciones. Pero el Auckland City saca lo mejor de sí mismo en la Champions, donde busca su tercer título en tres años. Exposito, que debutó con el primer equipo del Barça el mismo día que debutó Messi, en el campo del Oporto, es la gran estrella. Pero para todos ganar esta competición es la gran oportunidad de jugar el Mundial de clubes de la FIFA. Y recordar así que en las antípodas, un grupo de españoles buscan fortuna en escenarios paradisíacos. En las tierras y playas donde Gauguin buscó inspiración, Jacques Brel fue enterrado y los marineros del HSM Bounty se amotinaron, unos chicos persiguen un balón y sus momentos de gloria.  En MI estaremos pendientes de sus peripecias.

Deja un comentario

*