El mejor portero malo

Bialkowski IPSWICH Focus

Resulta emocionante ver las malas actuaciones de un jugador porque uno se sienta a ver un partido de fútbol con la intención de disfrutar, de entretenerse o, como mínimo, de que gane tu equipo, que al final resta importancia a todo lo demás. Cada vez que llega un día de esos en los que hay un futbolista, sea de donde sea, que juega mal, pero con mal me refiero a MAL, en mayúsculas y con todas las letras, yo disfruto como si hubiera metido tres goles. Partidos malos hay muchos pero actuaciones individuales malas, con fallos garrafales uno de otro, de esos de pensar que igual era mejor haberse dedicado a otro deporte, tampoco hay tantas, porque al fin y al cabo uno puede tener una tarde desafortunada pero no ser un desgraciado. Explico todo esto porque hubo un día en el que Bartosz Bialkowski lejos de parecerme malo me pareció ofensivo, y tú puedes decirle a un futbolista que ha chutado mal o que podía haber dado un mejor pase, pero no que está ofendiendo: sí, esa tarde que recuerdo con claridad Bialkowski fue el peor portero del mundo.

Bialkowski focus“¡Ayúdame, Dios, por favor!” (Foto: Focus Images Ltd)

Una cosa es ser portero y parar balones y otra cosa es ser portero y no saber parar. Sin conocer a Bialkowski de nada y sin tener más intención que la de describir lo que ocurrió, ese día con el Southampton no le debió ayudar mucho en su fama como guardameta. Él era el suplente de Kelvin Davies, que no pudo jugar, y se enfrentaban al Blackpool, que por aquel entonces eran un equipo de fútbol y no un cementerio. Andaba por allí cedido Callum McManaman cuando todavía el Wigan no contaba del todo con él, mientras que en el Southampton, aún en Championship, soñaban con regresar a la Premier League, algo que consiguieron esa misma temporada.

Jugaron Lambert, Lallana, Cork, Schneiderlin o Fonte. Y en la portería estaba el polaco Bialkowski. Vi aquel partido sin saber quién era el portero titular y el mejor resumen que estoy en disposición de hacer ahora mismo es que su nombre ya lo sabré el resto de mi vida.

Cómo olvidar aquel resumen sobre su actuación.

La cosa fue empeorando poco a poco hasta que se metió el gol. El balón entró por debajo de sus piernas, casi sin hueco, y le costó un susto al Southampton, aunque Lambert logró el 2-2 en el último minuto. Era el mes de diciembre y fue el último partido de Bialkowski como portero del Southampton. Ascendieron a la Premier League y lo vendieron al Notts County por 200.000 libras, que bastante valientes fueron por pagar tal cantidad visto el panorama. Tras dos años siendo titular y jugando todo, firmó por el Ipswich para ser el suplente de Gerken, que iba a ser el titular contra el Blackpool este fin de semana. Sin embargo, y cuando todas las alineaciones lo daban de inicio, minutos antes del inicio del choque se produjo una modificación: Gerken se lesionó en el calentamiento. Tenía que entrar Bialkowski en su lugar. Era su momento. Era contra el Blackpool, el equipo contra el que pasó desgraciadamente a la fama. Era el día. El día de no fracasar.

El resto es historia. Clean sheet. Portería a cero. 0-2.

Yo no sé si el día que Bialkowski me pareció el mejor portero malo del mundo en realidad reflejó exactamente el nivel real del polaco bajo palos, pero está muy claro que yo ya no olvidaré aquello.

 

Captura de pantalla (558)

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Bartosz Bialkowski.
Edad: 27 años.
Equipo: Ipswich Town.
Posición: Portero.

Cada lunes, uno de los protagonistas del fin de semana en el fútbol de Inglaterra.

– 27 de octubre: Dan Burn.
– 20 de octubre: David McGoldrick.
– 6 de octubre: Jeffrey Schlupp.
– 29 de septiembre: Ryan Mason.
– 22 de septiembre: Dele Alli.
– 15 de septiembre: Harry Forrester.
– 8 de septiembre: Josh Morris.
– 1 de septiembre: Michael Mancienne.
– 25 de agosto: Paddy Madden.
– 18 de agosto: Jordan Cousins.

Los futbolistas del lunes de la temporada 2013-2014

Related posts

8 comments

No sabía quién era, pero con esos 45 segundos de vídeo basta. ¿Cómo es posible que el Notts County pagara 200.000 libras por él? y por cierto, ¿qué tal lo hizo allí? fue titular, sí, pero ¿en qué condiciones y a qué nivel? Gracias, Álvaro, por estos artículos!

Yo creo que es más problema de no saber blocar que a ser mal portero, porque, en todo el vídeo, apenas bloca el balón 5 veces (y hay algunas en las que se podía blocar perfectamente). En mi opinión, es más fácil meterle gol al tirarle al muñeco que al costado.

Cualquier portero de 2ªB española me parece mejor. No para, espanta balones. Y vuelvo a lo mismo, lo de las 200.000 libras me parece un crimen

He de reconocer que si ves el vídeo a primera vista, parece un porterazo. Luego diseccionas un poco más el asunto y, entre que no coge una, que su estilo de parada lateral (sobre todo a balón parado) es en mucho casos similar al de un ladrillo cayendo y que tiene pinta de muchas cosas menos de portero (el vídeo del Sunderland es esperpéntico)no me da nada de fiabilidad.

Eso sí, cosas positivas tiene: a pesar de no parar ni un taxi en plena Gran Vía, sus despejes por lo general, van hacia los lados o fuera del terreno de juego, no dando opción a remates francos en segunda jugada o anulándolos por completo.

Deja un comentario

*